Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-3. DE SEMANA Sesión de tarde Domingo cine Estrenos TV Como aventurero, John Wayne es, una El escándalo del año llegó con las escenas protagonizadas en esta película por Lee Remick, entre el amor de su marivez más, el perfecto héroe do y el de su amante María José Cantudo Callejón sangriento Director: William A. Wellman. 1955. Color. Ciento doce minutos. Domingo, a las seis, por la Segunda Cadena, en Sesión de tarde La trastienda Director: Jorge Grau. 1976. Color. Noventa y ocho minutos. Domingo, a las diez treinta y cinco, por la Primera Cadena, en Domingo cine Entre dos amores Director: Delbert Mann. 1979. Color. Noventa y dos minutos. Domingo, a las cuatro y cinco, por la Primera Cadena, en Estrenos TV A William A. Wellman dedicó, hace cosa de tres años, Televisión Española un amplio ciclo del que, entre otros títulos, quedó descolgado este que ahora se nos ofrece y que, justo es decirlo, no figura entre los mejores suyos. Estamos, de hecho, ante un típico filme de consumo entre los que, en los años cincuenta, se hacían al amparo de la situación de guerra fría por la que atravesaba el mundo. Y en el que, a través de una anécdota no demasiado apasionante, se nos sumerge en un mundo exótico, el de la China dividida, en el que el aventurero John Wayne se mueve como pez en el agua. El callejón sangriento al que se refiere el título es el que constituye el estrecho de Formosa, que separaba la China comunista de la de Chiang Kai- Chek, y la aventura que se nos cuenta es la que corre el protanonista en su intento de ha- El hombre con un zapato rojo cer llegar a Hong- Kong, para que desde allí puedan embarcarse, Director: Stan Dragoti. Color. 1985. Noventa minutos. Intérprenada menos que a todos los habites: Tom Hanks y Lori Singer. tantes de un pequeño poblado. NaSábado, a las tres, por Premieturalmente, todo acabará, dentro re. de lo que cabe, bien, y Wayne será, una vez más, el héroe sin Versión norteamericana de la comácula para el que todo- o casimedia francesa El gran rubio con es posible. un zapato negro magistralmente El es, a más de treinta años vis- interpretada por Pierre Richard. Su ta, el principal atractivo del filme, y comicidad y la belleza de Mireille le dan la réplica una exquisita Lau- Dark fueron el detonante del éxito La réplica en esta realización tieren Bacall- que volvería a actuar a su lado en su filme postrero, El úl- ne como protagonistas a Tom timo pistolero -y una oronda Ani- Hanks y Lori Singer, aunque no esta Ekberg que todavía no se había tán a la altura de los actores franconvertido en caricatura de sí mis- ceses. La comedia se centra en el ma, vía el Fellini de La dolce típico inocente utilizado como reclamo por unos espías. vita VIERNES 16- 10- 87 En la segunda mitad de la pasada década, el productor José Frade montó una especie de, por así decirlo, operación prestigio contratando a los realizadores españoles entonces más notables para que, con libertad, hicieran las películas que deseaban hacer, operación que no le resultó especialmente rentable, aunque tampoco ruinosa. Una de las películas surgidas de ella con mejores resultados en taquilla fue esta Trastienda de Jorge Grau. Aunque quepa decir que, de algún modo, su éxito comercial fue coyuntural, debiéndose, por partes iguales, a que por vez primera se veía en una película española un desnudo integral y frontal y a que, también por primera vez, se ponía en cuestión, abiertamente, la política del Opus Dei. Hoy, por supuesto, lo uno y lo otro han dejado de ser novedad y la película se queda en lo que es, un melodrama pasablemente pretencioso en el que, como en todos los filmes de su autor, la puesta en escena resulta muy superior al texto que le sirve de base, produciéndose un notable desequilibrio entre- por utilizar una distinción no por antipática menos explícita- la forma y el fondo. Las escenas de los sanfermines están espléndidamente rodadas, el ritmo es ¿el preciso y los actores están bien dirigidos, pero el conjunto no logra resultar coherente y, menos aún, estimulante. Encabezan el reparto María José Cantudo, Frederick Stafford y Rossana Schiaffino. Ninguno de los tres está, precisamente, eminente. Entre los secundarios cabe destacar a Pep Munné y Carmen de Lirio. Últimamente dedicado a la televisión, Delbert Mann, el realizador de Entre dos amores conoció días de cierto esplendor en la pantalla grande, debiéndosele, entre otros, el éxito que en su día- hace ya treinta años- constituyó Marty una película que no hace mucho ofreció TVE y que sigue, en su conjunto, conservándose fresca En Entre dos amores nos ofrece una típica y hasta casi tópica historia de triángulo tratada con mesura y hasta con cierta elegancia, en la que vale, sobre todo, el trabajo realizado con los intérpretes, todos ellos excelentes, con mención especial para Lee Remick, aunque sea de justicia hacer constar que incluso el habitualmente irritante George Peppard- E l equipo A -resulta convincente. -Cine parabólicas Brazil Director: Terry Gilliam. Color. 1985. Ciento cuarenta y dos minutos. Intérpretes: J. Pryce, Robert de Niro, Kim Greist. Viernes, a las doce veinticinco, por Premiere. Rocky IV Director: Silvester Stallone. Color. 1986. Noventa y un minutos. Silvester Stallone, Talia Shire, Burt Yuong. Domingo, a las seis menos diez, por Premiere. Esta, la película más ambiciosa de Terry Gilliam, sitúa la acción a medio camino entre 1984 y 2001 Todo gira en torno al todopoderoso Ministerio de Información, organismo que controla y dirige a una sociedad de un futuro indeterminado. Jonathan Pryce será un funcionario modelo que sueña con encontrar a una rubia doncella, Jill, la cual aparece por casualidad en el curso de un interrogatorio. Robert de Niro actúa de saboteador. Mantiene Rocky IV el mismo esquema de las tres entregas anteriores, en las que el boxeador Balboa, campeón del mundo occidental, se enfrenta al totalitarismo pugilístico soviético. Entre la defensa del americanismo y el complejo de superioridad, Stallone arrastra la espectacularidad en los recursos técnicos. No se quedan atrás sus músculos ni las miradas de aire vacuno que ha venido caracterizando. ABC 125