Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 A B C NACIONAL Polémica tras la compra de Cabañeros VIERNES 16- 10- 87 La oposición exigirá la dimisión de Bono si Cabañeros es polígono militar Guerra asegura desconocer el uso que se dará a la finca Madrid. G. López Alba El presidente de Castilla- La Mancha, el socialista José Bono, debe dimitir de su cargo si se confirma la instalación de un polígono de tiro en Cabañeros, a juicio de la práctica totalidad de las fuerzas políticas de la oposición. Izquierda Unida ha solicitado la comparecencia inmediata de Narciso Serra ante el Congreso. Mientras tanto, el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, aseguró ayer que desconoce el uso que se dará a la finca. El vicepresidente dei Gobierno respondió con un evasivo no lo sé a las preguntas de los periodistas sobre el futuro uso de la finca de Cabañeros, remitiendo a quienes le preguntaban al Ministerio de D e f e n s a S e r r a comparecerá e l próximo martes ante la Comisión de Defensa del Congreso, pero con un orden del día ya prefijado, en el que no tendrán cabida las preguntas que sobre Cabañeros presentaron ayer varios grupos, según fuentes socialistas de la citada Comisión. Arturo García Tizón, secretario general de A r t u r 0 G a r c i a T l z o n AP, y Javier Rupérez, presidente del PDP, que compitieron con Bono por la presidencia de Castilla- La Mancha en las pasadas elecciones autonómicas, han sido los más resolutivos a la hora de pedir la dimisión del presidente regional si se confirma la instalación del campo de tiro en Cabañeros. García Tizón manifestó que la compra de Cabañeros por el Ministerio de Defensa constituye un auténtico fraude al electorado de Castilla- La Mancha, que confirma la denuncia que Alianza Popular hizo durante la última campaña electoral asegurando que Bono tenía ya perfecto conocimiento de estos planes durante la campaña electoral. En su opinión, la compra de esta finca por el Ministerio de Defensa no tiene otra explicación que no sea la de convertirse en un polígono de tiro En estas circunstancias, destacó que, si se confirma la instalación de un campo de tiro, Bono debe dimitir o enfrentarse abiertamente al Gobierno. En términos similares se pronunció Javier Rupérez, presidente del PDP. Aquí pueden pasar dos cosas: que se haga el polígono de tiro, porque Defensa no compra terrenos para hacer polideportivos, o que lo haya hecho para construir un parque natural y, a cambio, Bono se haya comprometido a buscarle otros terrenos dentro de Castilla- La Mancha. En ambos casos es escandaloso por la absoluta falta de transparencia y fiabilidad democrática del Ejecutivo regional y del Ejecutivo nacional. El CDS ha ratificado su oposición a la instalación del campo de tiro por medio de su presidente federal de Castilla- La Mancha, Alejandro Baldueza. El CDS se opone también a la instalación del campo de tiro en otros terrenos de Castilla- La Mancha por considerar que esta Comunidad autónoma ya contribuye en forma suficiente a la defensa nacional con la base de Los Llanos. Enrique Curiel, del PCE, opina que la nota emitida por el Ministerio de Defensa no clarifica la situación y que se está jugando con la opinión pública Todo esto supone una burla impresentable a todos los españoles y especialmente a los de Castilla- La Mancha. Mutismo oficial sobre el futuro de las parcelas adquiridas Madrid El Ministerio de Defensa no aparece como propietario de ninguna parcela de la antigua finca de Cabañeros en el expediente que el Gobierno de Castilla- La Mancha tramita para, declararla parque natural, dijo ayer a Efe un portavoz de la Consejería de Agricultura. Defensa señaló, a través de un comunicado, que este departamento adquirió, previa autorización del Consejo de Ministros, cinco fincas segregadas de la antigua finca de Cabañeros, y que se ha personado como propietario en el expediente de futura declaración de Cabañeros como parque natural. Fuentes oficiales indicaron que los trámites administrativos para la inscripción de la compra en el registro de la propiedad puede no haberse realizado todavía, porque ello depende de la fecha en que se llevó a cabo la operación de compra- venta. La fecha de la operación de compra por parte del Ministerio de Defensa de cinco fincas de Cabañeros no ha sido hecha pública, ya que a excepción de la adquisición, todo lo relacionado con Cabañeros permanece clasificado como asunto secreto, según las fuentes oficiales. La Junta de Jefes de Estado Mayor (J. UJEM) sólo desclasificó como asunto secreto, según el comunicado oficial, el expediente de compra y no el resto de la información relacionada con la posible instalación de un polígono de tiro en Cabañeros. El pasado 3 de junio, y tras la publicación de varias informaciones que aseguraban que Defensa había pagado 300 millones para- adquirir la finca e instalar en ella un polígono de tiro, el presidente de Castilla- La Mancha, José Bono, anunció que se iniciaban los trámites para declararlo espacio natural protegido Durante tres meses, técnicos del departamento de Agricultura del Ejecutivo autónomo han estado elaborando el estudio para su proclamación como parque natural, ahora en proceso de información pública hasta el próximo 7 de noviembre, fecha a partir de la cual se podrán presentar alegaciones. En el expediente elaborado por el departamento de Agricultura del Ejecutivo de Castilla- La Mancha se incluyen siete parcelas del antigua finca de Cabañeros. Uno de los técnicos de la Consejería de Agricultura que ha participado en la elaboración del expediente, Miguel Fernández, dijo desconocer si las fincas adquiridas por Defensa son cinco de las siete reflejadas en el estudio del Ejecutivo regional. Según el citado técnico, si el Ministerio de Defensa presenta alegaciones, periodo que comenzará el próximo 7 de noviembre, quedará reflejado qué propiedades ha adquirido. Una de las fincas está anexa al monte de utilidad pública del municipio de Horcajo de los Montes y la otra parcela vendida antes de iniciarse el expediente para la próxima declaración de Cabañeros como parque natural, es la finca conocida como el Avellar, ambas situadas en la parte noroeste de Cabañeros. Las parcelas que componen el antiguo Cabañeros están inscritas en el expediente a nombre de varias empresas. Perplejidad en Castilla- La Mancha Toledo. L. Moreno Nieto La reacción popular ante la compra de Cabañeros por el Ministerio de Defensa y la actitud del presidente regional, José Bono, puede resumirse en una palabra: perplejidad. Los castellano- manchegos no saben bien a qué carta quedarse, aunque la mayoría presiente que al final el pulso entablado entre Narciso Serra y Bono acabará con la derrota de este último. En la palacio de Fuensalida se guarda absoluto mutismo después de la nota facilitada anteanoche, en la que el Gobierno regional afirma que el ministro de Defensa manifestó personalmente a Bono que la adquisición de Cabañeros no supone la decisión de instalar en la finca un polígono de tiro. ¿Para qué, entonces, se ha comprado? Por otra parte, se recuerda aquí que hace sólo unos días el consejero de Agricultura del Gobierno regional afirmó que la declaración de Cabañeros como parque natural implicaba la imposibilidad de que las Fuerzas Aéreas lo utilizasen como polígono de tiro. El expediente de protección de las 24.000 hectáreas de la finca seguirá adelante aunque cambien de dueño y la decisión final del gobierno de la Junta de Comunidades se producirá probablemente en diciembre próximo. Por unas razones o por otras, las reacciones de los partidos políticos coinciden en destacar las incongruencias y ambigüedades a que ha dado lugar el forcejeo entre el Ministerio de Defensa y el Gobierno regional. El presidente provincial en funciones de AP y presidente de la Diputación de Toledo, Mariano Diez Moreno, ha manifestado que en este asunto hay dos cosas claras: que el Gobierno de la nación tenía decidido hace tiempo la adquisición de la finca y la posterior instalación del polígono, y que el presidente Bono aprovechó las últimas elecciones para hacer declaraciones oportunistas Los esfuerzos de este corresponsal por conocer la opinión de dirigentes del PSOE fueron inútiles.