Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-i- 68 A B C CAMPEÓN LUNES 12- 10- 87. Tendiüe: Hay unos cuantos payasos que deben de estar sufriendo mucho He demostrado que las críticas que me hacían eran injustas Madrid. Ignacio Torrijos Después de cinco años de ausencia en la selección nacional, Tendillo ha sido convocado por Miguel Muño Una Sesión le ha impedido jugar contra Austria, pero ha alcanzado su objetivo: demostrar que podía estar de nuevo entre los mejores. Esta satisfacción ie llega después de ¡a penitencia de ver cómo descendía el Valencia y de haber vivido un año de redención en el Murcia. Su estancia en el Madrid ha traído ef desquite. No es extraño que Tendillo pueda parecer un hombre con lustre. Sí: la etimología. y los azares del tiempo han entrado en complicidad para lustrarle. El lustro hace referencia a un antiguo ritual de purificación llevado a cabo cada cinco años. Por eso Tendillo es ahora un tipo lustroso: Muñoz le ha purificado en 1987, cuando ha pasado un quinquenio desde que Santamaría le eligiera para la frustrada purificación de! Mundial- 82. Lo cierto es que cuando llega a la convocatoria de la selección alguien aprecia en él una lustrosa arrogancia y comenta en voz baja: Mírale, parece el duque de Edimburgo. Nos acercamos entonces para solicitarle un diálogo concertado tres días antes. Displicente, circunspecto, hace memoria, mientras observamos cómo su pelo, que se alisa en las sienes al primer toque, se pone a regatear, alto y rufo, en la- cresta del cráneo. Luego, este hombre redimido en La Condomina y en el Bemabéu accede a la entrevista- Enseguida vengo -con un adusto mohín en los labios. Quizá, en fin. esa ducal altanería que alguien detectó en su porte sea sólo timidez mal desahogada. Quiza. Pasan después ¡os minutos para nosotros con la misma lentitud que antes tuvieron para él los años. Aparece tres cuartos de hora más tarde, cuando ya Miguel Muñoz se dispone a conducir a sus pupilos hacia las discretas delicias del comedor. Quizá, en fin, esta desdeñosa demora que precede a sus declaraciones se haya debido sólo a un candido olvido. Quizá. A fin de compensar ese acceso de amnesia, le pedimos sin más. sometidos al marcaje del tiempo, que recuerde un poco... Ahora, cuando hago balance, creo que el noventa por ciento de las cosas que he vivido han sido buenas. En el Valencia cumplí muy pronto mi gran ilusión de jugar en Primera. Tuve la suerte de ser allí uno de los ídolos. Después hubo una etapa en que el Valencia declinó, y yo con él. Todo terminó con el descenso. Y tuve que marcharme. Me atacaron mucho y muy pocos seguían confiando en mí. En Murcia, gracias a mis compañeros, pude rehacerme otra vez, y de ahí mi fichaje por el Real Madrid. Ese es el resumen. En Valencia había cumplido una etapa y ya no tenía motivaciones para seguir. Irme de allí fue una elección mía; no me echaron. Yo había pagado ios platos rotos después de haber sido un ídolo. Los más afamados siempre somos especiales en los triunfos y en las derrotas. Necesitaba un lugar nuevo donde demostrar que no estaba acabado. Tendiüo ha conseguido volver a la selección después de sus amargas experiencias del Mundial 82 y el descenso del Valencia maban a casa por teléfono y le decían a mi madre burradas, barbaridades, Pero yo no tenía más remedio que callar, porque el equipo iba mal. Sólo podía esperar para demostrar que eran injusto. s. Llegó a ser insoportable. Al final mi madre no cogía el teléfono. Le decían que si me habían visto aquí o allá, haciendo esto o lo otro. Pero ella sabía que todo era mentira, porque me había tenido en casa, o con mi novia. Salir a la calle, además, tampoco era nada fácil, porque siempre, en cualquier sitio, aparecía alguien dispuesto a llamarme golfo o sinvergüenza. Aquello no tenía ningún fundamento. La única explicación de esos ataques puede estar en lo terrible que fue para la afición ver cómo descendía un equipo tan prestigioso. Yo, si hubiera sido aficionado, quizá tampoco lo habría sabido aceptar. Todo me va fenomenal en e 1 Real Madrid, donde lo mejor es el compañerismo. Es verdad que aquí juego más arropado, pero también el equipo juega muy ofensivamente y atrás te encuentras solo muchas veces. No he vuelto antes a la selección por ser Tendillo. Se me tachó de la lista por lo del Mundial- 82. Si hubiera sido cualquier otro chaval seguro que le hubieran apoyado. Sí, me he sentido perjudicado, pero no le echo la culpa a Muñoz por mi ausencia hasta ahora. ¿Suena esto incongruente? Quizá. Pero así es la vida de algunos futbolistas, llena de contrasentidos. Por ejemplo: Tendillo, el día de mañana, quiere dedicarse a cultivar naranjos a pesar de que hace cinco años, en el Mundial- 82, le dejó exprimido un Naranjito... No le echo la culpa a Muñoz Allí, en Valencia, sólo estuve mal dos años: el del Mundial- 82 y el del descenso. Y en el 84, por ejemplo, hice una temporada estupenda. Sólo se enteraron allí, al parecer. Pero lo que tuve que soportar fue horrible. No encontraba apoyo en nadie y me hubiera hundido completamente si no llego a marcharme. Sí, decían que llevaba mala vida y me acusaron de muchas cosas- droga incluida... pero nada de eso era verdad. No podía serlo, porque, en ese caso, me habría hundido del todo, y he sido capaz de darle la vuelta a todo lo que dijeron. Volver a estar arriba y en la selección era un reto personal. Hay unos cuantos payasos que deben de estar sufriendo mucho por culpa mía ahora que lo he conseguido. Yo sufría sobre todo por mi familia, porque estaban oyendo demasiadas cosas. Lla- Naranjito y los naranjos Miguel Tendillo Beienguer. Nacido el 1 de febrero de 1961 en Moneada (Valencia) 1,85. 77 kilos. Casado con Maribel el 14 de junio de 1986, poco antes de incorporarse al Murcia. Hijo de Miguel y Dolores. Una hermana: Lola (veinticuatro años) Su padre, del que dice que ha sido la persona que más ha influido en su carrera deportiva y que mejores consejos le ha dado, fue también futbolista y jugó en el Eldense, en Segunda División, de lateral. La Escuela del Valencia le acogió en las categorías infantil y juvenil. Después pasó al Mestalla, equipo filia! dei Valencia, Su estreno con el Valencia en Primera División le llegó cuando tenía sólo diecisiete años. Estuvo en el club del Luis Casanova durante ocho temporadas. Fichó por el Murcia para la temporada 86- 87, despuéá de mantener cuatro reuniones con Arturo Tuzón, presidente del Valencia. Me ofrecían lo que yo quería, pero- no era cuestión de dinero. Lo que yo necesitaba era un cambio de aires El Real Madrid le fichó a principios de esta temporada y su contrato termina el 30 de junio de 1991. Percibirá unos veinte millones por año. El Murcia cobró 78 millones por el traspaso. Como internacional ha jugado 26 partidos con la selección juvenil (nadie io ha hecho más veces en España) tres con la sub- 21 y 25 con la absoluta, entre 1980 y 1982. Ha marcado un gol con la selección, contra Suiza. Se estrenó en un partido amistoso contra Dinamarca, con empate a dos, cuando era seleccionador Ladislao Kubala. Antes jugaba como defensa central marcador, pero luego empezó a hacerlo como libre, y esa es la función que suele desempeñar ahora en el campo. El jugador que más ha admirado ha sido a Cruyff; y en su puesto, otro holandés, Krol. Estuvo en el Mundial- 82, jugado en España, siendo titular con José Emilio Santamaría, que era entonces seleccionados Eí equipo nacional fracasó, al no superar la segunda fase, y Tendillo fue uno de los muchos jugadores de los que prescindió Miguel Muñoz, después, al ser nombrado seleccionador. Muñoz le había convocado para jugar el próximo miércoles contra Austria, pero una sobrecarga de aductores le ha impedido hacerlo. Tiene naranjos cerca de Moneada y a ellos quiere dedicarse cuando termine su carrera deportiva (aunque no le diera suerte el Naranjito del Mundial- 82) Cree que- si me respetan las lesiones -jugará todavía cinco temporadas más.