Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Antonio Díaz Miguel: -Creo oue sigo lal cual, quiía por a suerte de haber aeguldo viviendo enlre gente joven- mago. En cuanto a Xeativ depresiones, hace un año tuve una gordisinia, pero no s ¡i fue por la cincüi- nicna. Me pasaba una cosa muy rara, angustiosa y es i ue me hunúta. hit Sentaba sn una silla y me iba para abajo, sentiA que no había manera de levaniarmc y que iba. ineviíahlemente. a l o c a r el s u e l o p o r o me í o m é unas paílillas y 5 e me pasó. Ahora no me puedo üuejar; bueno. sí, porque tengo acmasiado Irabajo. Lo que quiero es ganar mucho dinero y retirarme para hacer las c o s a s o u e miis me g u s t a n como ir al boxeo, al fútbol v cosas asi- ¿Que si ísia es ta mejor etapa para uu hombre? Que vaNo he conocido a ningún sabio que haya encotitrado un invento mejor que la juventud, Pero bueno, como yo he decidido ser longevo, porque m; padre y mí ma 3 re lo son, pues no me planteo demasiados problemai. Por ejemplo, no voy a mi médico desde que el pobre, que por cicrlo era una excelente persona, se murió. Javier Escrivá: Higiene mentai -C r e o que e n esto como en otiiis Lusas de la vida hay mucho de fantasía y una gran infíuenna por parte de los medios de comumcacjón. No soy partidario de etiquetar las cosas y menos aún fas personan- Decir que un ser humano a partir de determinada edad cambia, es hablar de gene- ralidades cuando Ch da cual evoluciona indi idua menTe, a su propio ritmo y manera. Me parece absurdo pensar que cuando et reloj marca una fecha concreta ya no se es el mismo porque algo se ha alterado. Sin embargo, tampO co puedo ir contra la realidad v pienso que, efectivamente, esa realidad puede alterarse en ocasiones, pero debido más a faclO res externos al individuo- o t r a vez los medioíí de eomunjcaciún, las modas- -que a factores internos, F- n cuanto a que si esta puede ser una época J e mayor plenit u d estoy c o n v e n c i d o de que cada uno vive su momenio esietar en un determinado periodo: hay quien lo conoce a los once años v quien lo experimenta a los ochenta y dos. Personalmente no he notado grandes cambios, pero si una evolución hacia una mayor estabilidad. ¿Oue si me gustaría tener veinte anos? No, en absolut o No me gustan las u t o p í a s smo viiir las realidades v ahora me encuentro muy bien, incluso mejor que entonces. Me siento mis sereno, físicamente en forma. En deñnitiva. soy un absoluto partidario de la higiene mental, que es aceptar y disfrutar de lo que se es y se tiene en cada momento, Ademd- yo pertenezco a una generación en la oue a los niños siempre e nos callaba con un- ya hablaras cuando tengas edad por lo que siempre desee hacerme mayor. Y ahora que los soy, y que me dejan decir lo que pienso, no voy a ser tan estúpido Javier Escriva: ¿Oue SI me gustaría tener veinte a ñ o s No, en absoluto. No me gustan las utopias, sino vjvir las realidades- como para querer volver a ser niño, ¿no Antonio Díaz Miguel: Meas Sana ¿Cambios? PUCÍI no se, personalmente no he tenido ninguno, sigo ral cual, ouizá porque tengo la suene de haber seguido viviendo dentro de un ambiente joven. Tanto por mí vinculación al deporte como por mi negocio de moda estov muv unido a la juventud, y eso. sm duda, me ha influido para continuar, a mi vez, siendo o, al menos, sintiendo me j o v e n En cualquier c a s o me imagino que lodo depende de las rsonas: la edad e algo muy reivo. Conozco a gente que a los treinta y cinco años parece que llenen vesenta o setenta, v viceversa Los individuos que dedican excesivo y exclusivo tiempo al íntclícto, a comerpiir d coco, a estudiar o a trabajar sentados derris de una mesa, sin dedicar ninguna atención ai deporte o a su alimentación pueden convertirse en viejos prematuros. Creo que en el envejecimiento cuenta mucho la voluntad, la falta de espíritu E deportivo, el anquilosamiento muscular y mentaL Otie si los cuarenta- cincuenta on la época de mayor plenitud para el hombre? Puede que sí pero por una simple cuestión económica: a los veinte aiio no sueles tener un duro y a esta edad, sj has sido una persona inteligente, trabajadora, puedes pennitirte el lujo de vivir bien, ¡ileanzadas delermmadas cimas profesionales. Por contrapartida, tuando eres joven tienes una serie de cosas de las que ahora careces y que echas de menos. ¿Volver a los veinte años? Me encantaría, sobre todo si me aseguraran que iba a ivir o con toda la experiencia i ue tengo ahora. No lo dudaría ni un momento, Pero, en fin, tengo asumido que mi mentalidad ya no es la de los vemie aiios: se va aproximando a los vemiicinco. ¡lunque só de chicos que a esta edad son m rhn más viein que yo. FcrDando Díaír- Plaja: No hacer estupideces No creo en lo más mínimo que haya una harrera a partir de la cual el hombre cambie. No hav 15