Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
vestigros romanos, aS como tTacer un alto en su F radof Vía de 3 Plata situado en un antiguo convenio barroco, cerrando una peQuefia plaza silenciosa y blanca Continuando v iea la comarca de la Serena, muchos otros pueblos como Medellin, Viilanueva de la Serena, eTc, son claros ejponentes de la edificacwn típica eulfemeña. El Fgrador Hernán Cortes, de Zafia, inslaiaao en un castiüo del siglo XV, amplio y antiguo Alcázar, nos penniíe detenernos en esta villa alegre, con vida propa, blanca, con una plaza mayor u n o en Extremadurala Raza CJiíca, Plaza de los Pórticos, donde se cuela el sol por mil rincones y pueden obseda rse las edificaciones con balcones cuafados de Ireslos y de flores de tipo andaluz. Esta concisa y gran muestra de algunos de los pueblos de Esparü, de suarquiseclura y mcdcde vida, encierra el saber y eí sabor populares tras sus puertas y ventanas, tras Sus muchos rincones, algunos de los cuales hemos tratado de descubnr Esta es una de las muclias posií) iliíJades que le ofrecen algunos de los 83 Paradores y! 3 Hosterías de Espafia. í V o hay mas formas de organizar su propio viaje. Su propia historia se asienta y) brelas casas entramadas. Siguéndo el curso del río Tintar, la zona de la Vera consljluye un paisaie pobíado de sitios pintorescos: Jaraíz, Cuacos. Aldeanueva de la Vera y Jararxlilla, cercano a Vusté, son lugares donde lo popular y lo hstürico se aunan de lorma admirable. En Jarandiiia, en el F radoí Carlos V, lodo es paz y hasta el ruido de la fuente desu paljo cenlral loíma parle de un ambíenlecalmovgrato Entíhniite de las provincias de Av la y Cáceres, plisando Arenas üe Sdrí F ídru, CamJeJeda y Madngal de la Vera. se llega a Oropesa, pueblo medie at donde el Parador Virrey de Toledo domina los carnpos y es alto imprescindible para rr 5i tar mas taide Puente del Arzobispo, con sus peculiares casas de dos planas V patio en su entrada, Lagartera, Vetilla y Navalcán. Al sur, los puebSos Tienen un carácter norteño, con casas de piedra oscura, a veces t lanqueada. grandes cbimeneasv arcos rebaiados deladnlki, A ma de 100 kilómetros de la zona de La Vera aparece Guadalupe, testigo de la le del puetiio e lremerto, sorpresa arquitectónica simiíar a las edificaoones de La AJIffirca. pueblo recogido y empedrado lleno de tipjsmo. Al norte, después de recorrer carreteras serpenteanies de agreste patsaie, Retamosa ofrece al visrlanle un amplio coniunto de zahúrdas y casas de p i r a oscura de acLísado primitivismo. Trufdlo posee una de las plazas mas interesantes de España, amplia y guardada por palacios e iglesias, junto al bra ü Pizarro, inmortal en bronce, nos ofrece una estética muy bella tanto en lascasastamiliaresquela rodean como en las callea e tarpadas y estrectias que llevan a la colina, donde esta enclavado el castilloarabe y en uno de cuyos recodos se asienta el Parador, En Merida es imprescindible visilar sus V I V A SU P R O P I A HfSTORIA pftRaPORE Cwl ftfipMTíB Wi; aL í Jfl XOlMsJra t i g U 7597 C 0. l3 S 9 Tlííí 3 Sg 76 fl. 45 W J fe it! 607 RRPP