Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Exisíen per nas que, por sentir el placer de la conducción deportiva, están dispuestas a renunciar a algo. Incluso consideran que esa renuncia forma parte del concepto rnismo de la deporiividad. En unos casos, se prescinde del conforl propio de los grandes automóviles de lujo. En otros, de E versatilidad que propora ciona un vehículo de cuatro plazas y, finalmente, también se puede renunciar a la suavidad de marcha y la manejabilidad que ya perriilen los mejores avances de la tecnología de hoy. Pero por suerte para nosotros, existen también personas que no están dispuestas a renunciar a nade. Que entienden que el placer de la conducción deportiva no exige suprimir ningún otro placer. Ni la calidad inherente a todo BMW, m ef confort de un vehículo amplio, con aire EN EL FUTURO, NO acondicionado independiente para los asienlos delanteros y traseros, silencioso, apacible, con detalles tan sofisticados como calefacción tanto para el retrovisor del conductor, como para la cerradutd de la puerta y los difusores de agua deJ limpia parabrisas, O como el hecho de incorporar un diseño Sound Sislem cor ocho alla x: es, exclusivo para este modelo, que permite alcanzar una fidelí-