Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 A B C ESPECTÁCULOS DOMINGO 11- 10- 87 Festival de Cádiz Con pájaros en la cabeza y sin luz en la fiesta Cádiz. Pedro Narváez, enviado especial Los duendes hicieron pasar un mal trago a los componentes de Paxaros na Testa. La luminotecnia, embrujada, dejó en varias ocasiones a oscuras el circense escenario del polideportivo de San Felipe Neri, local no demasiado bien adecentado para un encuentro teatral de tanta categoría. El fallo luminoso, del que los actores supieron salir airosos con la ayuda de un público entregado, dejó, sin embargo, descubierta la vulnerabilidad de este espacio, incómodo por lo demás y culpable en cierto modo de la huida del público en el entreacto de los magníficos Hoje. Entre apagón y apagón, Paxaros na Testa redescubren en teatro la espectacular magia del circo. Tragicomedia circense es una acrobacia contorsionista que anhela ver abiertas las bocas de los espectadores. Y algunos hubo bajo esta carpa agridulce. Los Pájaros impregnan el ambiente del espíritu- alegre las más de las veces y comprensiblemente triste en otras- funambulista tradicional. ¿La historia? Sencillamente, no existe. Número tras número, el espectáculo se sucede a sí mismo: un sombrío maestro de ceremonias ofrece un concierto de campanillas; Lisa sale de una pelota, se encarama en las alturas y provoca movimientos cardiacos- -sístole díastole- de ritmo acelerado. La ciencia del equilibrio, en fin, lucha por dominar el precipitado alboroto en un escenario adrede polvoriento. Con pájaros en la cabeza y sin humo en la cesta el trío dominó su circunstancia y la ajena hasta el musical hale- hop final. Lisa Silva, Abelardo O. Basten y su Xuxo Silva encontraron sus pasos después de una ajetreada preparación. Con anterioridad, la Comedia Nacional de Nicaragua contrajo el compromiso de un teatro casado con aire revolucionario. Un negro espacio vacío, seis neumáticos y otros tantos actores conforman la puesta en escena de Qué cuarenta días y qué cuarenta noches sobre textos de Leonel Rugama. Visto en Cádiz, el espectáculo resulta simple y algo desfasado. La intencionalidad del grupo de llegar a un público heterogéneo y amplio se trunca no sólo por la fisolofía de la obra, sino también por su propuesta escénica. El explícito encuentro teatral se hizo político en la entrada a la sala Valcárcel, donde en paneles explicativos se narraba la trayectoria del país centroamericano después de la revolución sandinista. Política y apagones aparte, Vaganovos, tras su éxito en la noche del jueves, repitieron carnaval en sesiones de mañana y tarde. Repiten también Maríameneos los andaluces de La Zaranda. Para aquellos que el sexto día del Festival Iberoamericano de Teatro supo a poco, o supo mal, quedaba intacta la alternativa de visitar en el teatro Andalucía la exposición fotográfica Els Comediants quince años buena muestra en imágenes de la trayectoria del grupo catalán, realizada por Josep Golcon el patrocinio del Centro de Documentación Teatral del INAEM. Pequeña pantalla LA CONTRADICCIÓN En el programa La tarde el otro día se pasaron escenas de una película que narra la azarosa vida de El Lute y los comentarios propagandísticos se reforzaban con la presencia de los protagonistas del filme que instrumentaron un bonito recital de bombo mutuo, ajenos al más elemental rubor. Las escenas reproducidas, como era de esperar, mostraban las crueldades de la guerra civil y la Policía contra el delincuente y su familia, insultos, bofetadas, niño arrancado de los brazos de su madre por los viles sicarios etcétera. Anteayer, el espacio En familia consumió su tiempo en concertar una ofensiva a varias voces contra los funcionarios de Prisiones a los que se acusó, más o menos abiertamente, de graves delitos, como introducción de droga en las cárceles, malos tratos, torturas, amenazas de muerte, registros humillantes y otras cosas por el estilo. Está muy de moda esto de vilipendiar a coro todo lo que de alguna manera signfique autoridad. El sistema no es nuevo. Ya se practicó en los tiempos de nuestra inolvidable II República con el brillante resultado final que todos conocemos. Lo que sorprende es que el Estado, que mantiene los organismos encargados de la represión y vigilancia de la delincuencia, permita o propague imágenes que ofenden y desprestigian a esas mismas ¡nstituqiones. Ya se sabe que los agentes de la autoridad no gozan de la simpatía de los malhechores. Merecen, en cambio, la confianza y el apoyo de la Administración, que los sostienen y utiliza. Si esto no es así, si se encuentran indefensos entre dos fuegos cruzados, ¿con qué ánimos cumplirán su misión? Estamos tocando ya las consecuencias de estas campañas denigratorias. Por nuestras ciudades circulan alegre y libremente los facinerosos que llegan a imponer su ley hasta en las mismas prisiones donde, de vez en cuando, se les recluye. No hay comercio, Banco o Caja de Ahorros que no haya sido repetidamente asaltado. Los españoles defendemos nuestras viviendas con puertas blindadas, rejas y cerraduras de seguridad. Antes sabíamos de un amigo que tenía una novia y ésta, a su vez, tenía un cuñado que era primo segundo de un señor al que le habían robado en su piso. Ahora nos reunimos siete españoles para cualquier cosa y los siete contamos por riguroso turno cómo nos desvalijaron la casa. Estas películas, estos programas de televisión que glorifican al delincuente y atacan al sacrificado defensor de la ley, responden a la profunda contradicción en que vive la España de hoy. OTAN sí; OTAN no; Guardia Civil ejemplar; Guardia Civil asesina; Chile nó; Nicaragua sí. ¿Por qué no quedamos en algo fijo? El santo JOB Festival de Sitges Vanessa Reagrave, Franco Ñero y el cine de terror británico Sitges. José Arenas, enviado especial Vanessa Redgrave y Franco Ñero pasean su renovada relación por Sitges como dos tortolitos. La proyección de Camelot (1967) de Johsua Logan, a la que asistieron, demostró que los años no pasan en balde. Pero quien tuvo, retuvo, y la pareja se ha convertido en lo más vistoso del Festival. Recuerdan el trabajo en Camelot musical fantástico reivindicado por el certamen, que se reconstruye mediante la legendaria historia del rey Arturo y la reina Ginebra. Es un trabajo eminente, tanto como ¡ncomprendido, que nace del guión de Alan Jay Lerner y en la música de Frederick Loewe. Vanessa dijo que existen muchísimos metros más de celuloide rodado que en el montaje no se utilizó. Camelot fue una nueva forma de concebir el musical De sus últimamente escasas y cortas apariciones en la pantalla, apuntó que se debía a la falta de buenos guiones para las actrices. En mis úítimas películas las intervenciones son cortas porque considero que no por estar más minutos delante de la cámara el personaje va a ser mejor. Por poner un ejemplo, le diré que una de las interpretaciones de la que estoy verdaderamente feliz es la que hice en Julia y allí salía siete minutos. En ningún momento quiso hablar de política, pero, en cambio, contó que Franco Ñero y ella han fundado una productora con la que piensan rodar próximamente juntos. Por su parte, Ñero recordó los días de filmación de Tristana rodada en España a las órdenes de Buñuel. Estuve a punto de trabajar nuevamente con él en un proyecto que había vendido a los franceses, titulado El monje donde yo era el protagonista. Desgraciadamente, nunca se pudo rodar. La sección dedicada a las retrospectivas exhibió tres títulos que alegraron el paladar del más sibarita: El otro de Robert Mulligan; La guerra de las galaxias de George Lucas, y la insuperable El fantasma del paraíso de Bryan de Palma, considerada su mejor creación, por encima de Carrie Vestida para matar e incluso de Los intocables En competición: Helraiser primer largometraje del guionista y director Clive Baker, uno de los escritores de literatura de terror que más vende en Gran Bretaña. Está considerado el Stephen King inglés. Baker ha escrito guiones para otros filmes como Rawhead Rex Ha recibido varios premios por sus relatos, que han entrado con éxito en Estados Unidos, siendo traducidos también al castellano. Para llevar a la pantalla sus propios guiones y para evitar que otros se los conviertan en irreconocibles, Clive ha decidido realizar Helraiser donde se narra la historia de un típico aventurero que continuamente busca nuevas sensaciones. En un país exótico, de perfiles árabes, compra una misteriosa caja. Al abrirla, las fuerzas del más allá se desencadenan, salen en monstruosas formas. Y el protagonista queda hecho puré. Terror británico de impacto asegurado que juega con las constantes del cine de fantasía.