Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg. 56- SANIDAD -DOMINGO 11- 10- 87 Enrique Huerta: Seré simplemente un médico dedicado a todos los médicos del mundo Es cierto que Ferré no estuvo presente en la votación Madrid. J. A. Campoy La elección del médico cubano en el exilio Enrique Huertas como presidente de la Asociación Médica Mundial el jueves pasado durante la clausura de la XXXIX Asamblea Médica Mundial constituye, sin ninguna duda, un hecho histórico sin precedentes en el mundo de los organismos internacionales. Por primera vez en la historia, una organización profesional ha aceptado por aclamación ser representada por un Colegio profesional constituido íntegramente por personas que padecen el exilio de su propio país Nacido en el pueblecito de Manicaragua, en la provincia central cubana de Las Villas, el doctor Enrique Huertas pertenece a una familia de amplia tradición médica. Tanto su abuelo como su padre, su esposa y su hijo pertenecen a la profesión, así como otra hija, que es enfermera. -Más de la mitad de mi vida la he tenido que pasar en el exilio. Primero desdé 1957 hasta 1959 durante la dictadura de Batista. Y luego desde el 19 de julio de 1960 hasta la fecha a causa de la dictadura comunista de Fidel Castro. Y, sin embargo, niega haber actuado bajo premisas ideológicas partidistas. -En las mejores tradiciones del estudiante estuvo siempre el preocuparse por el palpitar de la vida ciudadana. No solamente de las necesidades que teníamos como estudiantes, sino también en los problemas nacionales. Pero siempre actuando de manera independiente, al margen de las agrupaciones políticas. Nosotros éramos simplemente como una voz de protesta ante la injusticia, como una antena de la ciudadanía, que trasladábamos desde una posición cívica, no partidista, ni sectaria políticamente. Nuestro lema fue siempre todo por Cuba Cabe suponer que, por su trayectoria social, el doctor Enrique Huertas no iba a permanecer de brazos cruzados en el exilio. Y, de hecho, su actividad fue incesante. ¿Qué hizo usted después de marcharse tras el triunfo de la Revolución? -Bueno, en Cuba había en aquellos momentos del cambio unos seis mil médicos. Usted le llama Revolución. Yo no, porque aquello no fue tal, sino sólo una desgracia que destruyó el país. Pero, vaya, cada uno le llama como quiera... Lo cierto es que los médicos nos fuimos mayoritariamente al exilio siguiendo af pueblo cubano, -Usted fundó el mismo año de su marcha al exilio el Colegio Médico Cubano Libre, del que ha sido elegido presidente siempre hasta la fecha. ¿Cuántos son actualmente y cómo lograron ingresar en la Asociación Médica Mundial? -E n estos momentos somos cuatro mil ciento treinta y cinco, todos afiliados. En cuanto a la forma de ingresar en la Asociación Mundial, le diré que fue una tarea ardua. Nuestra lucha comenzó en mil novecientos sesenta y uno en Brasil. Años después, en mil novecientos sesenta y cinco, -logramos que se creara una Comisión para estudiar el caso cubano. La Asociación Médica Mundial envió un cuestionario tanto a nuestra organización como a Cuba. Nosotros respondimos en veinticinco días. El Gobierno cubano, aunque se le amplió finalmente el plazo hasta cuatro meses, nunca lo hizo. La Comisión terminó dictaminando que nuestros argumentos eran válidos porque el Colegio Nacional de Cuba prácticamente había dejado de existir, entre otras cosas. Y señalaron que nuestros puntos de vista eran legítimos. -Qué sucedió luego? -Hacía falta que fuéramos presentados por las organizaciones colegiales de tres países. Y yo elegí las de España, Alemania federal y Brasil. Aún recuerdo el discurso pronunciado por el delegado español, Lorenzo García Tornell, un discurso maravilloso y emocionante que levantó una tremenda ovación en la asamblea. Finalmente, tras distintas consideraciones, fuimos aceptados como miembros de pleno derecho. -Y ahora, nueve años después, es usted El Colegio Médico Cubano libre, que preside el doctor Enrique Huertas, tiene 4.135 afiliados, todos ellos en el exilio elegido presidente. ¿Cómo se decidieron a presentarse? -L a idea surgió de la Federación Médica de Colombia, a la que se sumaron luego el Centro Médico Brasileño, la Asociación Médica de Panamá y la Federación Médica Venezolana. Posteriormente, con ocasión de nuestro IX Congreso Cubano Internacional celebrado recientemente en Miami, con asistencia de tres mil quinientos médicos de todo el mundo, respaldó nuestra candidatura la Asociación Médica Americana, con casi trescientos cincuenta mil médicos en su seno, solicitando el honor de presentarse oficialmente ante la asamblea. Supongo que fue una muestra de solidaridad con varios miles de compañeros que sufren el exilio desde hace veintisiete años. ¿Qué otras candidaturas hubo? -Bueno, desde la última asamblea se hablaba de que España se presentaría. Pero nunca llegó a formalizar su candidatura. Portugal también comunicó hace algún tiempo a la Secretaría General su intención de hacerlo, pero tampoco la formalizó. En cuanto a las otras dos, la de Egipto y la de Chile, se retiraron aquí mismo al comprobar que la mayoría se decantaba hacia nosotros. Le comentamos al doctor Huertas los rumores y conversaciones de pasillo habidos en la asamblea referidos al hecho de que el Gobierno español habría hecho saber a la delegación española que debería salir cualquier candidatura menos la cubana. Dato imposible de confirmar, pero que flotó en el ambiente cuando el representante español, doctor Ferré, dijo en rueda de Prensa que él no había estado en la asamblea en ese momento -N o creo que sea cierto la intervención del Gobierno español. Me inclino a pensar que sólo fue un rumor, aunque es cierto que el doctor Ferré no estuvo presente- dice muy diplomáticamente, sin querer abordar un tema del que prefiere pasar de puntillas- Además- -continúa- -quiero garantizar personalmente a los médicos españoles, entre los que tengo grandes y numerosos amigos, que yo seré simplemente un presidente dedicado a servir a todos los médicos y a la mejor causa de la salud y de los pacientes del mundo entero. ¿Hasta qué punto no se acaba de producir un hecho histórico con la ascensión a la Presidencia de un organismo mundial del representante de una organización en el exilio? -Es, desde luego, un hecho trascendental en la historia de las relaciones internacionales, porque de alguna forma se acaba de traspasar las barreras nacionales. La Asamblea de la OMC acordó no pronunciarse sobre la huelga Madrid La Asamblea extraordinaria de la Organización Médica Colegial convocada con carácter de urgencia por Ricardo Ferré para tomar una postura ante la actual situación de amenaza de conflicto médico y fragmentación sindical acordó ayer, tras estar reunida desde las nueve y media de la mañana hasta las tres de la tarde, no pronunciarse institucionalmente sobre esta cuestión, tal y como había solicitado el Pleno de la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Madrid por entender que las elecciones sindicales son de la exclusiva incumbencia de los sindicatos, no debiendo la OMC intervenir en ellos. El texto del comunicado oficial aprobado por la Asamblea de ayer es el siguiente: En el día de hoy se ha reunido la Asamblea de presidentes y consejeros de la OMC, con carácter fundamentalmente informativo, asistiendo cincuenta de los sesenta y cinco miembros de la misma, y en ningún caso para adoptar posturas ante una huelga médica. Aunque se han vertido noticias difusas y contradictorias, los acuerdos adoptados por la Asamblea son los siguientes: 1. -La OMC respeta a todos los niveles la libertad sindical. 2. -La OMC recomienda a todos los médicos españoles la máxima participación en las próximas elecciones sindicales. 3. -Ante cualquier conflicto sanitario, la OMC exigirá un absoluto respeto a las normas deontológicas vigentes, con las debidas garantías asistenciales al enfermo y a la sociedad