Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 11- 10- 87 SOCIEDAD Informe Hite ABC 55 El 70 por 100 de las casadas más de cinco años dice haber engañado a su marido, y de ellas un 76 por 100 no siente culpabilidad por ello organizaciones mucho más experimentadas. Por ejemplo, esas tres de cada cuatro mujeres casadas que engañan a su marido no viene corroborado por ninguna encuesta. El Instituto Kinsey, de donde salió ei primer gran informe sobre la sexualidad en los Estados Unidos, asegura que ha habido un aumento, pero ni mucho menos tan espectacular del 26 por 100 de adúlteras que acusó en su primer estudio, en 1953. Otro tanto puede decirse de ese 91 por 100 de las divorciadas que dicen haber iniciado ellas la separación. Las cifras que arrojan tanto los Juzgados como las estadísticas ni mucho menos lo corroboran, indicando que siguen siendo los hombres los que dan con más frecuencia ese paso. Junto a tales discrepancias está el reproche general por el tono del libro. A lo largo y ancho del Informe Hite surgen voces más de mitin de una liga antimasculina que de un estudio científico. Frases como los hombres tratan de fastidiarte siempre que pueden. Es hora de que les fastidiemos nosotras a ellos o se creen que son tan maduros, y en el fondo son unos bebés, que sólo esperan les cuides pueden ser, en efecto, de algunas mujeres. Pero más de un segmento de ellas, no de su casi totalidad, como trata de presentársenos. Y con todo, sería un gravísimo error echar al lado el Informe Hite como un nuevo alegato feminista o como otra jugada comercial de su autora para ganar otro millón de dólares, como le dieron los dos anteriores. Hay algo que no funciona en las relaciones hombremujer en tos Estados Unidos, y posiblemente en el mundo. Algo que ese informe posiblemente exagera, pero que responde a una realidad ineludible. Las mujeres exigen más y están también más descontentas. Pese a haber hecho avances notables durante las últimas décadas en el campo profesional, pese a ver reconocidos muchos de sus derechos incluso en leyes, pese a que han desaparecido muchos, tabúes que las atenazaban, pese a que el hombre ha tenido que terminar reconociendo que no podía seguir siendo el señor mimado en una relación bilateral, las mujeres no están satisfechas. ¿Quién tiene la culpa? El Informe Hite no tiene la menor duda: los hombres. Su actitud, fundamentalmente, no ha cambiado. Esa es la conclusión a la que Shere Hite: de modelo a socióloga Nueva York. J. M. C. Es guapa, es inteligente y es millonarja. Shere Hite, la autora de los tres, informes sobre la sexualidad de los norteamericanos y norteamericanas, parece tenerlo todo. Hasta un marido veinticuatro años más joven que ella, pianista alemán, con el que asegura estar viviendo desde que se casaron, hace dos años, una luna de miel. Bien al contrario de las mujeres que saca en su último informe. Esperamos que no se cumplan las predicciones que allí expone para las que llevan cinco años casadas. Estamos ante una mujer de compleja biografía. Nació en 1942, divorciándose sus padres al final de la gran guerra. La madre se la llevó consigo y se casó con un camionero, que la adoptó y dio su nombre, pero este matrimonio tampoco duró y Shere empezó a vivir con sus abuelos, que también se divorciaron. De allí pasó a vivir con unos tíos, en Florida, donde hizo el Bachillerato, destacando en música y concretamente como pianista. Pero no fue esa la carrera que siguió, sino que, atraída por la historia, se graduó con los máximos honores en tal rama en la Universidad de Florida. Su ¡dea era alcanzar un doctorado en una de las Universidades más famosas del país, y para eso se trasladó a Nueva llegan sus novecientas veintidós páginas. Pero al cargar todas las culpas sobre una parte, la autora puede estar no sólo exagerando, sino también haciendo un flaco favor a sus compañeras de sexo, a las que trata de ayudar. Posiblemente buena parte de la culpa de que las relaciones entre ambos sexos no acaben de ser armónicas se deba a que el machísimo masculino no ha desaparecido. Pero parte se debe también a que ese es un ingrediente consubstancial del hombre, que sin él dejaría de serlo. La misma mujer, al elegir pareja, suele buscar al hombre más atractivo, más capaz, al que pueda garantizar una vida mejor para ella y sus hijos. Son esas cualidades que llevan consigo una dureza, agresividad, disciplina y entrega profesional que molesta a las mujeres en la intimidad. Da la impresión de que lo que quisieran es un cazador con éxito fuera de casa y un poeta dentro de ella. Pero esa es una combinación que no suele abundar. Por otra parte, muchas mujeres no han encontrado la vida profesional tan atractiva como les parecía cuando estaban en casa. La oficina, el hospital, la escuela, el bufete o el Ministerio son auténticas arenas donde hay que estar a cada momento dispuesto a matar. antes de que le maten profesionalmente a uno o a una. Si a ello se añade que muchas mujeres no quieren renunciar a la maternidad, con el enorme esfuerzo y tiempo que requiere, se tendrá que la mujer, al libertarse, lo que ha hecho es echarse una doble responsabilidad y un doblé trabajo encima. Es York. Pero no se entendió con los profesores de Columbia y se dedicó a hacer de modelo, ya que el dinero la escaseaba. No sólo eso, sino que posó desnuda para Playboy y Oui a quien hoy pone verdes, acusándolas, como al resto de las revistas del género, de explotar a las mujeres. -Por aquellos días se hizo feminista militante, y lo más curioso es que fue un anuncio suyo, en el que personificaba una secretaria vejada por la máquina, lo que la hizo unirse a esas filas. En 1971, tras leer un estudio sobre el orgasmo femenino se le ocurrió enviar un cuestionario a las mujeres norteamericanas para saber cuál era su verdadera actitud sobre la sexualidad. De allí salió su primer informe, que tuvo éxito instantáneo. Hoy vive en un apartamento de Manhattan que vale millón y medio de dólares y sus ingresos se cuentan por esas cifras. La verdad es que la revolución femenina a ella no le ha ido tan mal. verdad que los hombres hemos aprendido a echar una mano. Pero lo hacemos mal, y la mayoría de las veces creamos más problemas en la casa que ayudamos. Nada de extraño tiene que muchas mujeres se encuentren cansadas y frustradas. La liberación, si ha sido liberación, la han pagado muy cara. Todo ello puede haber contribuido ai Informe Hite. Un informe importante pese a sus exageraciones. Nos advierte que las relaciones entre ambos sexos siguen siendo tensas y difíciles, que los avances de los últimos años han resuelto algunos problemas, pero creado otros, y que se necesita un esfuerzo de comprensión por ambas partes para alcanzar el mínimo de armonía que requiere la felicidad que puede alcanzarse en esta vida. Pues los hombres y mujeres estamos condenados, por fortuna, a vivir juntos. Ahora sólo nos falta entendernos. TU CARRERA FUERA DE LA UNIVERSIDAD -Núfnaro 1 en ofertas de trabajo por parte de las empresas. -Duración equivalente a la Diplomatura Universitaria. -Grupos reducidos con flexibilidad de horarios. Bolsa propia de trabajo. CENTRO Df ESTUDIOS BAI SAN BERNARDO, 8- 4? -Tel. 522 5 A 56 DESDE 45- 000 pts. Feo. Silvela, 57- Núñez de Balboa, 10 Carranza, 21 Todpsf los meses regafámós unífísófái tíSítéét: lierité? v