Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 10- 10- 87 DERECHO A B C 43 ESTÁBAMOS EN NUESTRO DERECHO Con fecha 2 de junio de 1986, el magistrado juez de Primera Instancia número uno de Madrid, Alfredo Roldan Herrero, desestimaba la demanda presentada por el jefe de redacción de Telediario, Julio de Benito, contra Prensa Española, S. A. y su director, Luis María Anson, por supuesta intromisión Ilegítima en su derecho al honor. Con este motivo, ABC publicó El jefe de la oposición, Manuel Fraga, ha dicho que Televisión Española es una vergüenza nacional. El secretario general del PCE, Gerardo Iglesias, ha dicho que Televisión Española es una vergüenza nacional. El líder del reformismo, Miguel Roca, ha dicho que Televisión Española es una vergüenza nacional. E l presidente del PDP, Osear Alzaga, ha declarado que TVE es una vergüenza nacional. El presidente de la Generalidad de Cataluña ha dicho que TVE es una vergüenza nacional. El presidente del Gobierno autónomo de Galicia, Gerardo Fernández Albor, ha declarado que TVE es una vergüenza nacional. La propia Conferencia Episcopal española, tan prudente en sus declaraciones públicas, acaba de divulgar un documento que contiene todas sus reservas sobre TVE, sus abusos y su extraño concepto del juego limpio. ABC, en su portada del 18 de septiembre último, se hizo eco de un clima extendido por amplios sectores de la vida nacional. Estamos ante un sentimiento colectivo de indignación frente al abuso, frente a la manipulación, frente a la incompetencia y la vulgaridad que dominan la TV única y estatal, hoy controlada por el Partido Socialista. ABC recogía en su portada ese clima, calificando lo que es compartido por un número creciente de españoles. Uno de los profesionales de TVE aludidos en nuestra portada, el periodista Julio de Benito, planteó una demanda contra ABC asesorado por un prestigioso civilista, el abogado José Antonio Ferrer Sama. Los Tribunales de Justicia acaban de fallar contra el demandante, desestimando la acción iniciada y respaldando las razones de ABC. Es una sentencia de enorme interés no ya para nuestro periódico, sino en general, para la defensa de la libertad de expresión en España. La decisión judicial refuerza la posición de un periódico independiente en infinita desventaja de medios frente a ese paquidermo informativo que es la televisión del Estado. Se trataba de saber si la capacidad de crítica, la información, por arriesgada que sea, y la protesta contra los abusos del poder, podían prosperar en este caso, o era también apoyada la prepotente situación de TVE por el Poder Judicial. Un juez independiente ha venido a darnos la razón. Nunca estuvo en el ánimo de ABC lesionar ni el honor ni los sentimientos de ninguno de los profesionales de la información que componen el equipo de confianza de don José María Calaviño. La actitud de este periódico no ha sido otra que la defensa de los valores que entiende gravemente lastimados y atropellados por la ejecución que en RTVE se ha hecho de unas instrucciones políticas, ideológicas y doctrinales directamente emanadas del partido gobernante. La acepción personal que cupiera hacer por alguna de las personas concernidas gráficamente carece de significación, tanto objetiva como subjetiva; o sea, por lo que á nuestro ánimo pudo referirse como dos días después, en sus páginas de Opinión, un editorial con el título Estábamos en nuestro derecho cuyo texto integro reproducimos a continuación por el enorme interés que representó aquella sentencia, ahora confirmada por la Audiencia Territorial no sólo para nuestro periódico, sino en general para la defensa de la libertad de expresión en España. caso. La degradación de las condiciones objetivas en que se apoyaba la independencia del Poder Judicial y el sabido gusto de la izquierda socialista por el uso alternativo del Derecho, no auguran lo deseable, en este decisivo plano de las libertades y de la democracia, para el caso de que de una forma o de otra se repitiera, como consecuencia de las elecciones del día 22, la acumulación de poder hegemónico que el presidente González reclama en sus mítines eiectoralaes, por suspuestamente conveniente para la democracia y al margen- s e concede- de que sea su partido quien lo repita o de que sea una formación integrada por fuerzas del centro y de la derecha la que, alternativamente, lo logre. Fiando en que las urnas del 22 de junio deparen unas condiciones de composición parlamentaria que garanticen mejor que las actuales la independencia del Poder Judicial y la libertad de los jueces, creemos oportuno señalar, respecto de la sentencia que suscita este comentario, las consideraciones siguientes. Reconoce la sentencia, en el apartado tercero de sus fundamentos jurídicos, que ABC tenía legítimo derecho a manifestar su desacuerdo con el programa de televisión en que se ha basado el caso. Tanto, dice la sentencia, como tiene cualquier otra publicación o cualquier ciudadano a manifestarse en sentido contrario Y entonces resulta que quien forma parte de un equipo de trabajo, del cual no ha solicitado ser excluido deberá asumir las críticas concernientes a ese equipo a lo largo de un tiempo y con independencia de su probada honestidad profesional a nivel profesional que nadie ha puesto en duda Es posible, por otra parte, que haya operado como estímulo para la demanda contra ABC la condición de medio informativo de titularidad pública que tiene televisión. Sin embargo, el magistrado- juez acepta en la sentencia- tal y como a nuestro juicio la Interpretamos- que esta condición no altera los supuestos jurídicos en que se basa su resolución. Nada más lógico, porque en la actuación de los medios informativos, en orden a su libertad de expresión y en orden a su comportamiento, no puede existir diferencia alguna entre la condición pública o privada de su titularidad. Sólo existirá, ante la estimación del juzgador, conformidad con los derechos que pueden ser ejercidos o vulneración de las leyes. ABC ha ejercitado su derecho a la crítica, a la impugnación de aquello que podía ser censurado, y ABC no ha cometido ninguna falta o delito punibles. Y más nos satisface en suma la sentencia, por cuanto en ella se manifiesta de ponderación y acierto en la interpretación de las leyes cuyo conjunto forma nuestro Estado de Derecho, que por cuanto signifique de vencimiento en juicio siendo la otra parte integrante del mundo de la información en el que ambos desarrollamos nuestras actividades y al que pertenecemos ambos. por lo que el hecho en sí mismo comporta dentro del conjunto de alusiones que en nuestra portada y en nuestro editorial de aquel día se hacía. Aquí no se trata de bataHitas personales contra nadie ni por parte de nadie. Lo que está ahora en juego como lo estaba entonces, cuando publicamos nuestra denuncia en septiembre del pasado año, es un asunto grave, de agresión y prepotencia del instrumento estatal que es RTVE contra la sociedad española, contra los valores religiosos mayoritariamente sentidos y asumidos por el pueblo español y también contra el equilibrio informativo que es preciso para la transparencia que una sociedad democrática y libre necesita para vivir. Especialmente en tiempo de elecciones. Nos sentíamos en nuestro derecho al publicar aquello por lo que se nos demandó, lo mismo que nos sentimos ahora: en legítimo ejercicio de nuestra libertad de expresión, sin daños para la libertad ni para el patrimonio moral de nadie, y, sobre todo, en la convicción de que los Tribunales de Justicia corroborarían la validez de esta postura nuestra. Respecto de todo ello, insistimos, estábamos tranquilos, aunque no indiferentes ante el hecho de que un profesional de la información pudiera haberse sentido directa y personalmente aludido. Donde comenzaba nuestra intranquilidad, y donde continúa, es en el sentimiento de que las cosas pudieran, a partir de un determinado momento, ser juzgados como no corresponde, contrariamente a lo ocurrido en este Subimos de inglés Si es principiante o sólo tiene nociones, los cursos de inglés de OPEN, rápidos, personalizados y de Grupo reducido le van a permitir subir su nivel de inglés de inmediato Si ya habla inglés dispone de ocho niveles diferentes, seis horarios alternativos, inglés coloquial, inglés empresarial, First Certifícate o un programa a medida Metodología avanzada. Vídeo, cámara de filmación y casetes complementan la labor de un excelente equipo de profesores nativos ¡Reserve su plaza ya y elija el curso y el horario más apropiadosl VMTÉMM SCHOOLS OF LANGUAGES pe de la Habana, 22 Tel. 411 S 215 V P de la Castellana, 74 Tel. 262 54 43 J