Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 10- 10- 87 DERECHO -ABC, pág. 41 Audiencia Territorial confirma el derecho ABC a criticar la programación deTVE Con ello se robustece la libertad de expresión consagrada en el artículo 20 de la Constitución Madrid La Sala Tercera de lo Civil de la Audiencia Territorial de Madrid ha desestimado el recurso de apelación planteado por Julio de Benito contra! a sentencia del juez de Primera Instancia número 1 de Madrid, Alfredo Roldan Herrero, que rechazó la demanda planteada por el directivo de TV contra Prensa Española, S. A. y En Madrid, a 24 de septiembre de 1987. Vistos en grado de apelación por la Sala Tercera de lo Civil de esta Audiencia los autos del juicio incidental, procedentes del Juzgado de Primera Instancia número 1, seguido entre partes, de una como demandanteapelante don Julio de Benito Torrente, mayor de edad, casado, periodista y vecino de Madrid, representado por la procuradora doña Elsa María Fuentes García y defendido por el letrado don José Antonio Ferrer Sama, y de otra como demandada- apelada Prensa Española, S. A. con domicilio en Madrid, representada por el procurador señor García Crespo y defendida pbr el letrado don Jesús Fernández Miranda Lozano, y el demandadoapelado don Luis María Anson Oliart, que por su incomparecencia se han entendido en cuanto a él las actuaciones en la sede del Tribunal, siendo parte el ministerio fiscal, sobre reclamación de daños y perjuicios. VISTO, siendo ponente el ilustrísimo señor magistrado don José Antonio de la Campa y Cano. sa Española, S. A. sin haberlo verificado el demandado- apelado don Luis María Anson Oliart, por lo que se han entendido en cuanto a ésta las actuaciones en la sede del Tribunal, sustanciándose el recurso por sus trámites legales y celebrándose la vista de la apelación el día- 18 de septiembre del presente año, con la asistencia de los letrados de las partes expresadas y la asistencia del ministerio fiscal, que informaron cuanto creyeron conveniente en apoyo de sus respectivas pretensiones. CUARTO. -En la tramitación del juicio en ambas instancias se han observado y cumplido las prescripciones legales. En 1985 una portada y un editorial de nuestro periódico contra Televisión motivó la demanda Luis María Anson por supuesta intromisión ilegítima en su derecho al honor y a la propia imagen. La Sala, compuesta por los magistrados Alberto Leyva Rey, Enrique Ruiz y Gómez de Bonilla y José Antonio de la Campa y Cano. confirma en todos sus extremos el fallo pronunciado por el juez de Primera Instancia. A continuación reproducimos el texto íntegro de la sentencia: damentos jurídicos de la resolución impugnada. SEGUNDO. -El presente recurso de apelación se interpone por la representación procesal del demandante don Julio de Benito Torrente contra la sentencia dictada en estas actuaciones por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de los de esta capital, que desestimó la demanda por aquél formulada contra Prensa Española, S. A. y don Luis María Anson Oliart, y que tenía por objeto lograr resolución judicial en la que básicamente se declarase haberse cometido por los demandados actos de intromisión ilegítima en el derecho al honor y a la propia imagen del demandante señor De Benito Torrente, como uno de los responsables de Televisión Española en su calidad de jefe de redacción de Telediario, a consecuencia de la publicación en la portada y página interior del número del diario ABC correspondiente al 18 de septiembre de 1985, uno de cuyos ejemplos obra en autos, de determinadas manifestaciones referentes a la actividad profesional de responsables de Televisión Española, cuyas fotografías, incluida la del propio demandante, se recogen en la portada, y apreciaciones sobre el carácter y modo de actuación que en aquellas fechas venía adoptando el mencionado Ente Público, a cuyo respecto ha de declararse que un detenido examen de ¡a cuestión planteada en este procedimiento y de los hechos a que e! mismo se refiere permite acoger como acertados los razonamientos aducidos por el juzgador de instancia para fundamentar su resolución, sintetizados en configurar el contenido periodístico analizado como una crítica a la línea informativa de Televisión Española, sin incidir en ataques individualizados o descalificaciones a la persona del actor, ni a su actuación profesional, sino como integrante del grupo de responsables en Televisión, lo que no constituye ciertamente intromisión ilegítima en el derecho al honor que pretende el demandante, pues a mayor argumentación, el Tribunal Constitucional, en su sentencia 104 1986, de 17 de julio, al interpretar el artículo 20.4 de nuestra Constitución y señalar ios criterios para armonizar la protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, reconocidos en su artículo 18.1, con la libertad de expresión e información que también protege y reconoce el artículo 20.1, establece en el quinto de sus fundamentos jurídicos que cuando del ejercicio de la libertad de opinión (artículo 20.1 a) y del de la libertad de comunicar información por cualquier medio de difusión (artículo 20.1 d) resulten afectados el derecho al honor de alguien, nos encontraremos ante un conflicto de derechos ambos de rango fundamental, lo que significa que no necesariamente y en todo caso tal afectación del dere- Fundamentos de derecho PRIMERO. -Se admiten y se tienen por reproducidos los fun- LA PROFESIONALIDAD OE JOüO DE BENITO EM 8 de septiembre de 1985 publicamos en la portada de ABC un duro alegato contra la televisión estatal, dirigida entonces por José María Calviño. Nuestro periódico se adhería así a las protestas que muchos sectores españoles, desde la Conferencia Episcopal al jefe de la oposición, alzaban contra la televisión pública. Nos sumamos entonces a la calificación que Manuel Fraga había hecho del contenido de algunos programas e informaciones televisivas como de vergüenza nacional y llamábamos a la responsabilidad a los cuadros directivos del Ente frente a tal estado de cosas. Al denunciar los excesos de Televisión Española no pusimos en duda la profesionalidad ni el honor personal de sus directivos técnicos: nuestra denuncia iba orientada contra la dirección política de RTVE. ABC se ha esforzado siempre por distinguir entre la responsabilidad política y el ejercicio profesional. Por eso queremos afirmar precisamente hoy de forma expresa y clara, el respeto que nos merecía entonces y nos merece ahora el trabajo de los profesionales y de forma expresa el de Julio de Benito, jefe de Redacción entonces de uno de los Telediarios y hoy director de los Servicios Informativos. Julio de Benito, excelente profesional, cuyo padre trabajó para la Casa de ABC, no tiene responsabilidad política directa en la vergüenza nacional en que se convirtió TVE durante la gestión de Calviño. Como su fotografía salía en aquella portada junto a la de otros compañeros, justo es decir que ni a él ni a esos compañeros hacemos responsables directos de la vergüenza nacional sino específicamente a la gestión política de José María Calviño. La buena relación y el respeto entre los profesionales del periodismo sea cual sea su ideología y el medio en el que trabajan nos parecen sustanciales y así queremos hacerlo constar una vez más. Antecedentes de hecho PRIMERO. -La Sala acepta y tiene por reproducidos los antecedentes de hecho contenidos en la resolución apelada. SEGUNDO. -Con fecha de 2 de junio de 1986, el ilustrísimo señor juez del Juzgado de Primera Instancia número 1 dictó sentencia cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: Fallo: que debo desestimar, como desestimo, la demanda formulada por don Julio de Benito Torrente contra Prensa Española, S. A. y don Luis María Anson Óliart, sin expreso pronunciamiento sobre costas. TERCERO. -Notificada la mencionada sentencia, contra la misma se interpuso recurso de apelación por la representación legal de don Julio de Benito Torrente, a lo que le fue admitida en ambos efectos en su virtud, previos los oportunos emplazamientos se han remitido los autos a esta Superioridad, ante la que han comparecido el expresado apelante y el apelado Pren-