Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 A B C INTERNACIONAL SÁBADO 10- 10- 87 Ochenta millones por informar sobre terrorismo internacional Bruselas. Andrés Garrigó Un millón de francos suizos- m á s de ochenta millones de pesetas- ofrece un consorcio internacional de empresas y fundaciones privadas por toda información que conduzca a la detención de terroristas. Un anuncio en este sentido ha aparecido en el diario Le Soir de Bruselas, así como en otros periódicos europeos: Si usted posee informaciones útiles sobre alguno de los atentados terroristas aquí reseñados, llámenos. Le garantizamos el anonimato más completo. Puestos en contacto con uno de los números de teléfono señalados (de Luxemburgo, concretamente) nos precisaron que esa suculenta recompensa vale para todo tipo de terroristas, incluidos los de ETA, y que no se limita a los culpables de los seis atentados mencionados en el anuncio. Estos son: atentado contra la Embajada de Turquía en Lisboa (julio 1983) asesinato en Roma de Leamon Hunt, director de la Fuerza de Paz del Sinaí (febrero 1984) también en Roma, asesinato de un representante la la OLP (diciembre 1984) homicidio en Atenas de Nikos Momferatos (febrero 1985) asesinato en Francfort de un soldado americano; primera bomba contra la base de Rhein- Main (agosto 1985) en Francia, bomba contra la sede de la brigada de represión del bandistismo (julio 1985) etcétera. En el Ministerio de Justicia belga nos aseguraron que ese anuncio no es ilegal Asimismo, señalan que da la impresión de que va en serio. Bélgica tiene motivos para inquietarse, pues hace pocos días fue asesinado un diplomático sirio a la salida de su casa en Bruselas. Sin embargo, el anuncio ha tenido un gran éxito, pues todos los teléfonos daban la señal de ocupado. Al fin, el de Luxemburgo respondió, pero se nos negó la más mínima pista sobre las empresas que pagan la recompensa prometida. Declinó decir si hay alguna entidad española en ese consorcio. Nosotros garantizamos el anonimato total a todos nuestros informantes nos aseguraron. Así, muchos que tendrían miedo de hablar con la Policía pueden dirigirse a nosotros y saberse protegidos. El dinero sólo se paga cuando la información ha sido verificada y una vez detenido el terrorista. Nuestro informante no dejó claro si el consorcio dispone de una Policía privada, pues negó que transmitieran los datos a las autoridades. Los teléfonos a los que hay que comunicar las informaciones sobre presuntos terroristas se encuentran en Luxemburgo, Holanda, Alemania, Francia, Turquía y Estados Unidos. Eso puede dar una indicación de la nacionalidad de los mecenas de esta campaña justiciera La selección de los ejemplos de atentados indica, por otra parte, una dosificación equilibrada: turcos y griegos, americanos y franceses, árabes y judíos... La ausencia de terroristas de ETA y de anuncios en la Prensa de nuestro país tiende a demostrar que no hay empresarios españoles implicados en este consorcio internacional de empresas y fundaciones privadas Horizonte- UN HÉROE DE NUESTRO TIEMPO Tomo ese título para esta prosa del libro de Lermontov, muerto en duelo, para referirme a Ernesto Che Guevara en el aniversario de su muerte. Yo le conocí en La Habana en el mes de septiembre de 1960, cuando la revolución castrista había triunfado, finalmente, el día de Año Nuevo de 1959. Che Guevara era entonces creo que presidente del Banco Nacional, y muy popular, aunque siendo extranjero (argentino) nunca fue realmente tenido por los cubanos como uno de los suyos. Verdaderamente popular, entonces, era el pobre Camilo Cienfuegos, a quien también había conocido en Nueva York. No podría haberse pensado en una persona como el Che más remotamente alejado del oficio de banquero. Lo que había estudiado él había sido Medicina, pero es que no sabía una palabra de economía ni de finanzas, ni parecía demasiado interesado en su cargo, que él consideraba poco menos que una humorada de Fidel. Era un hombre intenso, impaciente, y no muy identificado con el carácter cubano. Me dio la impresión de ser un hombre de poca salud, por su cierta palidez y la delicadeza de sus rasgos. Por supuesto, no hablamos de medicina ni de finanzas. Hablamos de poesía y de política. Me dijo, entre otras cosas, que nunca había leído a Marx; a mí me pareció que no ra muy aficionado a la lectura. Lo suyo era la acción. Nada le gustaba tanto como la guerrilla. Sin duda habría sido un buen comunista si no fuese por su repugnancia al doctrinarismo, la metodología y el colectivismo en la jerarquía. Yo le dije que en España se daba bastante el tipo como él. Un día desapareció de La Habana misteriosamente. Por mucho tiempo nada se supo de él. Por último, hace veinte años ahora, fue muerto en Bolivia. Creo que si hubiera podido elegir su muerte, -hubiese elegido la que tuvo. Se había hecho la imagen de un héroe legendario siendo muy joven, y siempre fue fiel a ella. La fama es lo que le llevaba, no el ansia de poder, eso lo dejaba para los revolucionarios con éxito como Fidel o Raúl. Sólo con una muerte como la suya podía alcanzar la leyenda que le aureola, sabía que los héroes triunfan si se mueren en su empeño, y aunque no la buscó, tampoco la rehuyó. El hecho de que el Che sea un héroe de nuestro tiempo, como el de Lermontov el suyo, dice mucho del mundo en que vivimos, pero sobre todo del mundo hispanoamericano que él conoció. Es la clase de héroe que fabrican el hambre, la pobreza, la propiedad mal repartida, las grandes plantaciones y los coroneles ávidos. De esa madera se hicieron también los Emiliano Zapata, y los Pancho Villa, o los Farabundo Martí, fundador del partido comunista salvadoreño, más el animismo de la selva y de ios ríos el indigenismo drogado, y las viejas supersticiones y magias que pueblan el mundo de las novelas de Gabriel García Márquez; más distante, pues, de la filosofía germánica que inspiró a otra clase de héroes, los de Thomas Carlyle. Lo bueno del Che Guevara fue triunfar como héroe y no como líder político; como tal líder, no habría pasado seguramente de un sentimentalismo revolucionario en su versión más novelesca, la de un Robin Hood que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Se comprende, por ello, que en un mundo de abominables políticos profesionales, de oportunistas, trepadores y aprovechados, el recuerdo de un hombre que murió luchando inútilmente por sus ideales adolescentes persista en la memoria de la gente desilusionada. Manuel BLANCO TOBIO Riad niega su implicación en supuestas acciones de la CÍA Madrid. S. I. Un durísimo comunicado de protesta del Gobierno saudí ha desacreditado las informaciones del periodista norteamericano Bob Woodward, publicadas en la revista US News and World Report y recogidas por el diario Washington Post en el sentido de que el fallecido director de la CÍA, William Casey, estuvo detrás de supuestas operaciones, en combinación con los servicios secretos saudíes, para asesinar al jefe de una banda terrorista libanesa y otras actividades relacionadas con posibles ayudas a la República del Chad. Asimismo, la nota critica con dureza el hecho de que Woodward se refiere a los dirigentes de algunos Estados árabes en términos ofensivos y lamenta que los medios norteamericanos citados se involucraran en la publicación de tales infundios Escapan de la EDA sin que disparen los guardafronteras Bonn. Carlos Bribián Los cinco miembros de una familia, matrimonio y tres hijos de corta edad, han logrado huir de la RDA cruzando ¡a frontera interalemana de modo poco habitual: en un viejo camión, fuera de servicio, de la Volksarmee (Ejército del Pueblo) con el que a toda marcha consiguieron derribar parte de la alta verja de gruesa tela metálica que discurre por la divisoria. En esta ocasión, los vopos no dispararon sobre los fugitivos. Esto último llama poderosamente la atención, porque cabe entender que algo ha mejorado en la divisoria panalemana desde la reciente visita de Erich Honecker, el mes pasado, a la RFA. Pero en todo caso, y para que en verdad quepa hablar de una normalización más importante que no disparar, sería deseable que la frontera pudiera ser cruzada sin peligrosas aventuras.