Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Gran Bretaña comercializará antenas parabólicas por 60.000 pesetas Londres. Alfonso Barra La era del monopolio de la televisión, con la saga de zancadillas, empellones y fuertes desembolsos para conseguir la exclusiva, parece ya tan remota como los tiempos de Oickens. Una cadena comercial británica tiene en la recámara un modelo de antena parabólica para captar los programas vía satélite por sólo 300 libras. Traducido a pesetas, los británicos podrán tener su antena parabólica por unas 60.000 pesetas, y con facilidades de pago. Hasta ahora el precio de esas antenas variaba entre las 140.000 y el millón de pesetas. Pronto la gran mayoría de los hogares serán servidos por 16 nuevos canales de televisión. Y como esos platillos receptores tienen el diámetro aproximado de un n e u m á t i c o de automóvil, no se necesitará permiso de las autoridades para ser instalados en azoteas y tejados. Las antenas con menos de un metro de diámetro están libres de aquellos trámites encaminados a garantizar la solidez de la instalación que ha de soportar fuertes presiones del viento. En los próximos doce meses saldrá al mercado otro modelo de antena parabólica, más pequeña aún que la anterior. Con ella será posible recibir tres canales más. Precio: 40.000 Pesetas. El fabricante espera vender medio millón el año próximo y varios millones más en este lustro. Con el primero de aquellos platillos sera posible recibir los 16 programas transmitidos por el satélite Astra, que será colocado en órbita en septiembre por el cohete europeo Aríane En agosto de 1989 funcionará el servicio BSB, exclusivamente británico, que transmitirá en tres nuevos canales. Para captar estos programas hace falta la segunda de las antenas mencionadas, la más pequeña y barata. Dos de los servicios van a ser gratuitos, y para recibir el tercero, que consistirá en filmes transmitidos por la noche, será preciso abonar unas 2.000 pesetas al mes. El problema planteado al telespectador ya no es levantarse del sillón para apagar rápidamente el receptor inundado de programas sectarios o de ínfima calidad. Lo complicado es ya la selección entre una veintena de programas casi todos gratuitos. Las emisoras vivirán con los ingresos facilitados por la publicidad. El tamaño de los platillos varía entre los 584 y 889 milímetros para recibir las señales del satélite Astra. Las antenas para captar los programas BSB, los tres británicos, tendrán poco más de 304 milímetros. Es el final de los tejados transformados aparentemente en observatorios astronómicos para vigilar las actividades de los marcianos. Y es el responso, asimismo, por los monopolios de la televisión, que si no está bajo la autoridad oficial suele depender de consorcios favorables a ese oficialismo de signo político, social, religioso y económico. Q Douglas Hurd, ministro británico de Interior, ha conseguido que la cadena pública BBC y la independiente ITV reduzcan la emisión de series violentas por televisión, especialmente las de origen norteamericano, tipo Rambo o Corrupción en Miami El lendakari Ardanza acude, cada dos meses, ante las cámaras de ETB Bette Davis interpreta un personaje creado a su medida ETB mantendrá la versión vasca de Ante la opinión Vitoria. A. Hernando El primer programa de la televisión vasca emitirá exclusivamente en euskera antes de fin de año, mientras que reducirán dos horas diarias de la programación en castellano de ETB 2. Así lo afirmó el director general del Ente, Josu Ortuondo, en la presentación de la nueva temporada televisiva, quien justificó la decisión con la necesidad de adecuarse al recorte presupuestario y como un intento de mantener y mejorar la calidad del producto El director general de ETB explicó que la televisión pública vasca emite más de cien horas semanales, y el incremento- a f i r m ó quizás no ha sido excesivamente ordenado, por lo que conviene parar la marcha y reflexionar un poco Al mismo tiempo, Josu Ortuondo aseguró que de momento no va a nombrar director de ETB hasta que no definamos- d i j o- lo que queremos hacer Por lo que respecta a la nueva programación de Euskal Telebista, Ortuondo informó que el primer canal emitirá exclusivamente en euskera para contribuir a la normalización de la lengua, mientras que el segundo mantendrá, aunque con un reducción de dos horas, una programación en castellano, porque tiay una parte importante de la población que no es bilingüe y que tiene los mismos derechos a un medio de comunicación público En cuanto a los programas de corte informativo, Nerea Abasólo hizo especial hincapié en que se mantendrán los contactos bimensuales de representantes de los medios con el lendakari e informó, al mismo tiempo, de la retransmisión de 16 partidos de fútbol durante esta temporada. MARTES 6- 10- 87 Melodramática historia de amor y dinero con Bette Davis al frente Director: Vincent Sherman. 1944. Blanco y negro. Ciento veintitrés minutos. Hoy, a las diez y cuarto en Sesión de Noche. Bette Davis, en su más melodramática expresión acude esta noche a la pequeña pantalla como indiscutible protagonista de El señor Skeffington una película escrita y producida por los hermanos Epstein, que tuvieron que soportar las constantes alteraciones en el guión a los que la indisciplinada Davis estaba tan acostumbrada. Sobre el estado de ánimo de la actriz norteamericana pesaba la muerte de su marido días antes de que diera comienzo el rodaje. Un rodaje que parecía eternizarse ante las constantes interrupciones de la estrella de Hollywood, que por aquellas fechas contaba en su haber con dos Oscars de la Academia. Y a punto estuvo de conseguir un tercero con esta interpretación si no hubiese sido por la fuerte competencia entre las nominaciones. Ingrid Bergman, se llevaría al final la estatuilla por Luz que agoniza La trama de hoy gira en torno a una millonaria actriz americana que contrae matrimonio con un rico financiero, Mr. Skeffington. La fusión de ambas fortunas hará de ellos la pareja más poderosa en las esferas económicas neoyorquinas. Vincent Sherman atrajo al plato, para encarnar al señor Skeffington, a Claude Rains, sobre quien recae buena parte de la película. También nominado al Osear, sería derrotado profesionalmente por Barry Fitzgeraid. En esta ficción será derrotado económicamente, o sea, arruinado, por su egoísta esposa: Fanny. ABC H 7