Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 A B C ABC DE LA EDUCACIÓN MARTES 6- 10- 87 Pérez Vera: Siempre Está cargada de buenas intenciones. El ministro de Educación, José María Maravail, la ha puesto en ía Secretaría General del Consejo de Universidades con la esperanza de que pare! os goipes Tiene un carácter dialogante y además es mujer. Quienes ¡a conocen y saben de qué va aseguran que ha pacificado la UNED en los cinco Elisa Pérez Vera es granadina, de cuarenta y siete años. Catedrática de Derecho. Internacional, desarrolló su carrera docente en la Universidad de Granada hasta 1975. Ese año vino como agregada a ¡a Autónoma de Madrid. En 1979 ganó la Cátedra en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) En 1982 se convirtió en la primera mujer rectora de una Universidad española. En 1984 salió reelegida por el Claustro. Sus cualidades personales definen muy bien, mucho más que su trayectoria profesional, la preocupación del ministro por hacer creíble un órgano clave en el actual momento universitario. La nueva secretaria genera! -nombrada en Consejo de Ministros el pasado día 2 de octubreestá dispuesta a cumplir su papel, y para ello también asume lo que ¡mpiíca: Cree firmemente en la política educativa de Maravail para la Universidad. ¿Es usted una persona de la máxima confianza del ministro Maravail? -Eso habría que preguntárselo al ministro. Yo con el ministro creo que he hablado en total cuatro o cinco veces, aparte de las conversaciones de pasillo en el Consejo de Universidades, y por motivos estrictamente profesionales, es decir, como rectora de la UNED. No soy amiga del ministro. Espero serlo. Supongo que mi trato con él a partir de ahora será más frecuente. años que se ha mantenido como rectora. Su papel va a ser muy difícil, porque tendrá que demostrar la validez del Consejo de Universidades, que es el órgano creado por la ley de Reforma Universitaria para cocer esa reforma. Su antecesor en e! cargo, Emilio Lamo, se ha ¡do, por cansancio después de haberlo puesto en marcha. gestión diaria terrible en su Universidad. -E n cuanto a su acceso a la Secretaría General del Consejo de ja, en la que convergen la política universitaria desde la perspectiva del Gobierno central y desde la perspectiva de los Gobiernos autonómicos que tienen competencias plenas en Educación. Cuento con el conocimiento y la amistad, en muchos casos personal, de bastantes miembros del Consejo. El cargo de secretario del Consejo no es ejecutivo. Es, básicamente, un cargo de contrastar opiniones, etcétera. En fin, puedo conocer los temas que me voy a encontrar, pero no los problemas. -A l Consejo de Universidad se le ha criticado desde instancias universitarias que no podía llegar a ser un contrapoder. Que no podía representar los intereses de la Universidad como la Conferencia de Rectores, por ejemplo. -Efectivamente he echado de menos, pero no en el Consejo de Universidades, sino en la voluntad de los propios rectores, el revitalizar una Conferencia de Rectores. Es decir, no podemos confundir lo que es un órgano previsto legalmente, que intenta coordinar la política universitaria a todos sus niveles, con una Conferencia de Rectores, que es una asociación de Universidades, en donde se discuten cuestiones a! margen de toda presencia del Ministerio de Educación. Esa Conferencia de Rectores lleva en estado de languidez desde hace años, y yo creo que sería muy bueno que se fortaleciera. Yo lo he defendido como rectora. Pero lo que no podemos hacer es transformar el Consejo de Universidades en Conferencia de Rectores. Porque es distinto. Es decir, si queremos tener un foro en que los rectores no se sientan mediatizados de ninguna forma por ningún tipo de Administración, ése foro es la Conferencia de Rectores. Y la Conferencia de Rectores, en España, lleva sin reunirse bastante tiempo. No por culpa de su presidente en funciones, que es Rafael Portaencasa, de la Politécnica de Madrid; porque de un total de treinta y una Universidades, iban a las reuniones doce, diez, siete y así. Entonces, ¿a quién compete impulsar esa Conferencia de Rectores? Evidentemente, no a la Administración. Pero es que los rectores están desbordados por una No vamos a modificar la estructura del Consejo de Universidades para oír a los estudiantes Si la reforma no se financia, puede quedarse en un lavado de cara Universidades, se produce en un momento especialmente conflictivo. -Soy consciente de que éste es un momento clave. No tiene por qué ser conflictivo. Creo que a veces la conflictividad es externa y no responde a problemas reales. Que no puede existir conflictividad tal y como el propio Consejo de Universidades ha diseñado el proyecto para elaborar las directrices de los planes de estudio, y con unos foros tan amplios donde se puede discutir, y con una receptividad del Consejo sobre las enmiendas que se hagan a los dictámenes elaborados por los grupos de trabajo tan grande. Sólo puede haber conflicto en aquellas Universidades que no sean capaces de organizar un diálogo abierto y participativo. El proyecto de directrices que salga del Consejo debe ser suficientemente consensuado para que no sea conflictivo. ¿Considera usted que su cargo ha de ser neutral? -Y o creo que hay personas que intentan ser neutrales. Yo siempre he intentado ser neutral en muchos asuntos. Porque, ¿quién es más profesional? ¿El que defiende que haya una carrera de ciclo corto, o el que defiende que haya dos carreras de ciclo largo? Pues supongo que todos se sienten absolutamente profesionales. Yo quiero creerlo. El asunto es hasta qué punto eres capaz de dialogar. -L a nueva secretaria general del Consejo de Universidades, ¿garantiza la independencia de este organismo? -Yo creo que la puedo garantizar desde este momento. Porque como miembro del. Consejo, a mí se me ha garantizado. Y como secretaria del Consejo voy a defender que el Consejo de Universidades es el que tiene que decir la última palabra. Se va a hacer un estudio realmente serio y detenido de todas las propuestas, contrapropuestas y observacio- Catalizador ¿Cuál va a ser su papel como secretaria general del Consejo de Universidades? -Conozco bien el Consejo de Universidades y puedo decir cómo he visto el papel del secretario general. He asistido a las reuniones y he formado parte de dos ponencias del Consejo. Pero no es lo mismo asistir a las sesiones que conocer el funcionamiento administrativo del mismo. Tendré que hablar con mi antecesor, con quien sí me une una gran amistad. Sobre el papel, la función del secretario genera! es la de coordinar la acción del Consejo, escuchar y servir de catalizador de una institución que es muy comple- El Consejo de Universidades llev algo más de tres años de rodaje, este órgano le corresponden, segú la Ley de Reforma Universitari (LRU) las funciones de ordenaciót coordinación, planificación, propue; ta y asesoramiento. Lo preside ministro de Educación, José Mari Maravail. El Consejo de Universidí des funciona en Pleno y en dos Ce misiones. La Comisión de Coordine ción y Planificación, y la Comisió Académica. Lo integran los treinta un rectores de las Universidade públicas, los consejeros de Educí ción de las seis Comunidades aut ¿nomas con plenas competencias e Universidad- Galicia, País Vasct Cataluña, Comunidad ValenciaTM Andalucía y Canarias- y quine miembros, nombrados por cuatr años, entre personas de reconoc