Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 6- 10- 87- CULTURA 4 ABC, pag. 45 Ventaja de M Bow en el primer asalto de las La Feria de Francfort se elecciones de la Unesco, que comienzan hoy abre mañana con todas sus marcas batidas El senegalés cuenta con la mayoría de los votos árabes y africanos Las cincuenta personalidades internacionales que integran el Consejo Ejecutivo de la Unesco debieran elegir hoy al sucesor del senegalés Amadou Mahtar M Bow al frente de la dirección general de la organización internacional, que Ayer se celebró una reunión del grupo de embajadores de los doce miembros de la CEE, que hasta entonces habían defendido muy mayoritariamente la candidatura del ministro pakistaní de Asuntos Exteriores, Yacoub Khan, antiguo embajador en Moscú y Washington, y candidato oficiosamente prooccidental Por su parte, las fuentes diplomáticas españolas estiman que la obtención de seis votos (de cincuenta) sería un resultado excelente para el candidato español, Federico Mayor Zaragoza, que, con ese resultado en la primera vuelta de la votación, conquistaría una tercera posición potencialmente muy positiva. Oficiosamente, hoy, se estima plausible esperar que Amadou Mahtar M Bow y Yacoub Khan pudieran obtener entre quince y veinte votos (de cincuenta miembros del Consejo Ejecutivo) Sólo si ese resultado se transformase en un empate irreversible podría avanzar la candidatura española. Si M Bow o Khan obtuviesen una ventaja relativa que fuese significativa desaparecería cualquier posibilidad práctica para el candidato español. M Bow cuenta con la mayoría de los votos árabes y africanos (veinte votos) Europa occidental (nueve votos) defiende masivamente a Yacoub Khan. Asia (siete votos) se inclina por el candidato pakistaní. Los países del Este (cinco votos) tienen su propio candidato. Sólo Iberoamérica (cinco votos) pudiera votar masivamente por el candidato español. Este reparto de fuerzas ofrece escasas posibilidades al candidato español, que ni siquiera cuenta con el voto de sus aliados en la Comunidad Europea, convencidos de que, en esta ocasión, sólo puede vencer un candidato del Tercer Mundo. La candidatura sorpresa de M Bow está apoyada por todo el continente africano y representa a los países del Tercer Mundo. La candidatura prooccidental de Yacoub Khan cuenta con el apoyo de Europa. Aritméticamente, Le Monde daba a París. Juan Pedro Quiñonero bien pudiera sucederse a sí mismo, si hoy no se produce un golpe de teatro inesperado e imprevisible que pudiera favorecer una candidatura española presentada a última hora en unos términos relativamente controvertidos. Bonn. Carlos Bribián Mañana por la mañana será inagurada en Francfort su famosa Feria Internacional del Libro. La Buchmesse como confianzudamente denomina a la muestra el país entero, que cada otoño tiene lugar en aquella ciudad y es, sin duda alguna, el mercado de literatura más importante del mundo. Se trata, en la oportunidad de los seis días que van del miércoles 7 al lunes 12, de la trigésima novena edición de la Buchmesse la que cuenta ya a priori con un éxito sin precedentes: el de que, con 320.000 títulos (de ellos 94.000 recién salidos de imprenta, como quien dice) estarán presentes en Francfort 7.150 editoriales de 90 naciones. Lo que deviene en significar que, de una sola vez, son batidos los records anteriores de naciones, editoriales y títulos en esta importante Feria Internacional del Libro. La novedad frente a lo acostumbrado es que esta vez no se ha puesto el acento en ningún país en concreto, como de nuevo acontecerá en el otoño de 1988, en que el punto fuerte de la Buchmesse llevará el nombre de Italia. Cumbre de este festival del libro será otra vez la adjudicación, el domingo, del Premio de la paz que concede anualmente la Asociación Alemana de Libreros, y que está dotado con 25.000 marcos (aproximadamente, 1.880.000 pesetas) Distinción que en la presente oportunidad se otorga al autor alemánnorteamericano Hans Joñas. Honor que se le concede porque, al entender del Consejo de la fundación, en los últimos tiempos nadie como Joñas (filósofo y científico religioso) se ha ocupado con tanta aplicación y extensión sobre el principio de responsabilidad Por cierto que, obligada novedad, la ceremonia de altos vuelos sociales que enmarca en cada oportunidad la concesión de! Premio de la paz no tendrá lugar, como habitualmente, en la histórica Paulskirche o iglesia de San Pablo, que se encuentra en obras, y de ahí que el acto se celebre en el teatro municipal de la ciudad. Aunque el libro tiene cada día mayor competencia con los medios electrónicos y especialmente de la televisión, los participantes en la Buchmesse se sienten optimistas. M Bow como vencedor, por puntos, desde el sábado pasado. El candidato que hoy o mañana pudiera ser elegido por el Consejo Ejecutivo deberá someterse, todavía, al voto de la Conferencia General. La candidatura de Federico Mayor Zaragoza es defendida, oficialmente, como una candidatura técnica, que pudiera salvar a la Unesco de un enfrentamiento potencialmente suicida para el futuro de la organización. Todas las fuentes diplomáticas consultadas por ABC afirman que la mejor forma de defender la candidatura española era y es esperar que algunos de los Estados que apoyan a M Bow o Yacoub Khan acaben comprendiendo que esos dos candidatos representan una amenaza diplomática. Hasta ayer, todos los pronósticos puramente aritméticos avanzaban el triunfo de M Bow por Mayor Zaragoza puntos. Los pronósticos políticos, por el contrario, subrayaban que la situación ha desembocado, finalmente, en un terreno muy pantanoso que deja abiertas muchas posibilidades A favor del secreto profesional El país publicaba ayer un editorial, cuyos principales argu mentos reproducimos, por su interés, a continuación. El retraso con que se aborda el desarrollo constitucional de estos derechos, en cuanto garantías del derecho fundamental a comunicar o recibir libremente información, que reconoce el artículo 20 de la Constitución, es una muestra de la reticencia de los poderes públicos a fortalecer legalmente la libertad de Prensa. En todo caso, más que alambicadas redacciones legales, lo que este asunto exige de los poderes públicos es voluntad política, así como una aceptación sin reservas del derecho de información como esencial para el funcionamiento del Estado democrático. Hubiera bastado para ello una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y de las leyes laborales para que acogiesen estas dos salvaguardias del derecho de i n f o r m a c i ó n El Gobierno ha preferido redactar una ley específica, que comienza por definir lo que es un periodista y acaba por sancionar lo contrario de lo que se suponía. En vez de garantizar el secreto profesional de los informadores, lo que hace es sacralizar su obligación de declarar las fuentes ante el juez, es decir, legaliza la vulneración de ese secreto. Causa sonrojo que la democracia sea incapaz de avanzar más que la dictadura en este punto. Nunca, ni la Administración pública ni la Policía han tenido título legal, salvo la coacción o el chantaje, para fundamentar exigencia alguna de que el periodista revele sus fuentes... Hoy día, la profundización del Estado democrático ha avanzado por el reconocimiento en su seno de una opinión pública libre, sin la cual las instituciones estatales, por más que estén legitimadas por su origen popular, tienen el peligro del anquilosamiento y de la manipulación. Remover los obstáculos que impidan la formación de la opinión pública es un deber de los poderes públicos democráticos. Y, en cualquier caso, es un mandato constitucional.