Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ABC OPINIÓN AVE GUANDO Veo A ÜM MB DA ASCO MARTES 6- 10- 87 Prensa extranjera Dispuestos para la próxima ronda El acuerdo americano- soviético sobre la supresión de armas nucleares de alcance intermedio obligará a los europeos a enfrentarse con los problemas fundamentales de su seguridad común. ¿Qué pretende la actual dirección soviética? Hasta ahora nada nos permite pensar que la URSS haya modificado sus constantes objetivos sobre el Viejo Continente: desnuclearizar a Europa, como condición del divorcio trasatlántico, e impedir toda construcción europea en materia de defensa. Por eso conviene que los europeos y sus aliados americanos elaboren una posición común sobre dos puntos esenciales. Primero: las reducciones profundas y asimétricas de los armamentos convencionales. Es probable que la URSS, por razones económicas y operacionales, haga importantes proposiciones durante los meses posteriores a la cumbre de Washington. Sería lógico que el Kremlin quisiera disponer de fuerzas convencionales más modernas y ágiles y por lo tanto con efectivos menos numerosos. En lugar de alinear cinco generaciones de carros de asalto (del T- 55 al T- 88) los mariscales soviéticos podrían encontrar una ventaja en disponen de un arsenal más homogéneo, aunque fuese al precio de algunas reducciones. Los occidentales no pueden permitirse una reacción inconsciente ante la iniciativa de Moscú y su tarea sería ahora realizar una reflexión sobre el nivel de las fuerzas americanas en Europa. Segundo: el problema de las armas nucleares del campo de batalla. La República Federal Alemana se siente hoy singularizada según la expresión empleada en Bonn, ante ios peligros de guerra, ya que la eliminación de los euromisiles convierten a Alemania en un objetivo aparentemente exclusivo de los millares de armas nucleares de corto alcance que hoy están estacionados en Europa. Esta impresión es errónea porque todos los Estados europeos siguen expuestos al ataque de las num e r o s a s armas n u c l e a r e s a é r e o transportadas del Pacto de Varsovia. En la discusión que se anuncia sobre las armas nucleares de alcance intermedio sería necesario realizar un compromiso infinitamente delicado entre la imperiosa necesidad de mantener la solidaridad europea y atlántica, y por lo tanto de tener en cuenta las preocupaciones alemanas. El sorprendente texto sobre las cuestiones de seguridad, firmado conjuntamente por el Partido Socialdemócrata de la República Federal y el Partido Comunista de la Alemania, oriental tiene ai menos un mérito: obligarnos a reflexionar sobre el porvenir del gran compromiso geopolítico que ha imperado en Europa durante los cuarenta últimos anos. Los europeos deben reflexionar sobre su propio proyecto político a escala del continente. ¿Cómo pueden especialmente favorecer a la democracia y las libertades incluyendo el derecho de los pueblos de la Europa del Este a disponer de ellos mismos reduciendo los peligros de guerra que encierra toda revisión de un orden estratégico hasta ahora vigente? Entre la timidez y la temeridad, la Europa democrática debe encontrar una actitud claramente valerosa. Francois Heisbourg L Express International (París) MEDITACIÓN Y CIRCUNSTANCIA N redactor de Fórmula 5 el matinal de Radio España que dirige García Charlo, a quien no conozco, me llama por teléfono esta mañana. Han creado un especie de pequeño premio Pullitzer y se lo han concedido hoy a mi planetario Arte de dudar Consiste el premio en sólo la lectura del artículo y un brevísimo diálogo con el autor. Podría decirse que los programas matinales dé la radio, también Jos de la tele se distinguen por el ruido y el furor. La actualidad en lo que tiene de más chirriante, en lo político, en el suceso, en la parodia, en el agrio comentario. Está la sociedad española un tanto crispada. Se trata de ofrecerle un acompañamiento visual, auditivo en esa crispación. Como un oasis en esa galerna informativa y opinativa, los de Fórmula 5 piensan que es bueno intercalar una especie de balsa reflexiva. Arte de dudar no era otra cosa que una reflexión acerca de las ¡ncertidumbres de la ciencia y las fortalezas de la voluntad. Apenas si en la estela de esa elemental, tosca nave, la espumilla de una alusión a la política del momento. Ya se sabe que en (a estela de los barcos suelen navegar detritus vegetales, orgánicos, que las arriscadas gaviotas recogen. U que en todo el bachillerato, y en tres meses lo hablará y escribirá mucho más correctamente que su propia lengua No es un reclamo; es absolutamente cierto Grupos de tres alumnos como máximo Avenida de Menéndez Pelayo, 33, 3. derecha Esquina Ibiza, frente al Retirp. Metro a la puerta En dos horas aprenderá aquí mucho más Teléfono 273 62 78 Escribía hace años Frédéric Dard que tos libros son como botellas lanzadas al mar; que un tipo se expresa para intentar romper la soledad. No siempre los que escriben están solos. Cuanto más gárrulas sean sus escrituras, estarán más acompañados. Lo mismo sucede con los políticos: que no escriben, pero hablan. Una frase provocativa de Alfonso Guerra obtiene más acompañamiento que un pensamiento de Julián Marías. Ya en otros tiempos sucedía así. Sólo de cuando en cuando una frase de Ortega y Gasset podía penetrar, como el proyectil de un obús, de un misil ahora, en la inatención y hacer de a soledad compañía. Si no utilizamos correctamente nuestra lengua- reflexionaba Confucio en un sorites admirable- no decimos lo que queremos decir. Si no decimos lo que queremos decir, lo que debería ser hecho no lo será. Si lo que debería ser hecho no lo es, la moral y el arte serán corrompidos, la justicia irá al garete. Si la justicia va al garete, la sociedad se precipitará en una confusión desesperada! Hay que darse cuenta de que esa confusión ya ha aparecido. De que nuestra sociedad padece progresivamente el malestar de estar confundida. Por eso hay que hablar, hay que escribir, hay que introducir en la galerna informativa, opinativa, botellas con mensajes de reflexión, de meditación serena, levemente desactualizada. Es decir, de meditación sobre la circunstancia, pero por encima de la circunstancia. Arzallus, que acusa a Felipe González de no contestar a una carta de ETA de la que fue transmisor, es la circunstancia. Por ejemplo. El silencio del gobernante ¿está justificado? Abrir correspondencia con el crimen, pactar con el terror, ¿es conveniente si el mensajero se llama Arzallus? Estamos en el umbral mismo de la circunstancia. Lorenzo LÓPEZ SANCHO j