Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 6- 10- 87- OPINION ABC, póg. 15 EL TAPADO A designación, que no elección, de Carlos Salinas como candidadto del PRI a las elecciones mexicanas de 1988 es una noticia que habrá que analizar a fondo a lo l a r g o de l a s próximas semanas. México es un punto clave, no sólo para España. Además de constituir una de las grandes naciones americanas de habla española, México es un foco de atención permanente para Estados Unidos; su frontera es una interrogación para el futuro; su sistema político una peligrosa apariencia democrática; su sistema económico- lastrado por una deuda colosal superior a 105.000 millones de dólares- -un volcán en erupción. Se trata de saber si México, con su demografía galopante, sus bolsas de pobreza y sus admirables enclaves de creación y progresos, en contraste con la práctica de la corrupción, es todavía o no una sociedad manejable o si ha llegado ya a la fase en que el poder central está obligado a admitir áreas y situaciones de descontrol. Carlos Salinas es el ministro de Programación y Presupuesto en el Gobierno De La Madrid. El actual presidente ha sostenido- -al menos en teoría- -que la inquietud social palpable desde hace quince años sólo puede encauzarse con profundas reformas que frenen la degradación del nivel de vida en las capas más numerosas de la sociedad. Con verdaderas libertades económicas sin ceder en las políticas, constituye uno de los desafíos del PRI actual. Pero este empeño, próximo a la cuadratura del círculo, no puede abordarse más que por una vía: es necesario inyectar dosis progresivas de autenticidad en la artificialidad del sistema mexicano. Hay que emprender una. gran cura nacional de palabras y denominar a las cosas como lo que son. El PRI es una fórmula oligárquica, basada en niveles de corrupción que operan como valores entendidos. Cuando esos niveles se desbordan (avidez desatada en el mandato anterior, por ejemplo) el sistema se bloquea, porque ya desde su f u n d a c i ó n en 1928, el régimen funciona al límite. El otro gran equívoco de la política mexicana es la re- L QUE ESPAÑA FUNCIONE ante las dos últimas elecciones generales, asegurando que iban a poner a España en funcionamiento, y que grandes masas del electorado interpretaron correctamente como un compromiso de general eficacia en los servicios públicos, en la gestión administrativa, se ha cumplido con exactitud comparable a la promesa de los 800.000 puestos de trabajo. Cinco años de ejercicio del poder, en el Gobierno, son plazo suficiente para rechazar recursos a los deberes de transición o la herencia del pasado. España funciona hoy peor que en 1982 y esa nota de fracaso es la dominante en la realidad. En ciertos servicios básicos, España no funciona o lo hace en términos de reiterada deficiencia. Existe un deterioro g e n e r a l i z a d o en los servicios públicos: desde los sanitarios de la Seguridad Social- -sobre cuya degradación no es preciso insistir- -hasta los más sencillos y lación con el gigante del norte, basada desde que el PRI existe en el temor mutuo y el mutuo recelo. Pero el actual estado de cosas puede seguir siempre que exista el acuerdo tácito de rechazar la infiltración de poderes extraamericanos al sur de Rió Grande. El nombre de Carlos Salinas, durante ochos años asesor económico de De La Madrid y artífice de la tímida modernización de la empresa pública mexicana, suena inevitablemente a continuidad. A pesar de que la tasa de inflación puede alcanzar este año el 130 por 100, se han producido en las últimas semanas varios síntomas que explican la designación del tapado. El índice de la Bolsa mexicana se ha cuadruplicado desde enero mientras crecen modestamente las reservas de divisas. La gestión de Salinas ha permitido conseguir nuevos créditos de la Banca extranjera y la renegociación de los intereses para los próximos veinte años. L A promesa socialista, tradicionalmente bien cumplidos de Correos, pasando por los de la administración de Justicia, las nuevas deficiencias del servicio telefónico o los colapsos del ferrocarril. Un ejemplo de esto último: decenas de extranjeros llegaban anteanoche a la estación de Irún para enlazar con el expreso de Madrid. Es el tren que por antonomasia conecta a España con París y con toda Europa. Los viajeros foráneos o españoles fueron tranquilamente informados de que el tren no saldría. ¿Cómo es posible que un supuesto desperfecto en un túnel de Beasaín paralice la primera vía férrea de España? Preferimos no interrogar a los franceses, belgas, argelinos o marroquíes que con toda naturalidad fueron conducidos a unos improvisados autobuses. Pero si llevamos la atención al ámbito municipal, el panorama es parecido. Tampoco en este marco funciona nada mejor: ni el tráfico urbano, ni la recogida de basuras ni la normal vigilancia en los parques públicos. Ni siquiera el vital servicio de Bomberos, que en un incendio de no extraordinarias STILAV Rostropovich es uno de los mayores violonche- proporciones ha sufrido víclistas del siglo, además de consumado violinista y di- timas en número propio de rector de orquesta. Al cumplir los sesenta años, este gigante gran catástrofe, y no ciertade la música ha homenajeado a la Reina Sofía y a España en su mente por falta de pericia o real persona, impartiendo un curso de interpretación en Ma- de capacidad de sacrificio: Más todavía. Un temporal drid, al que la Reina ha asistido como alumna. El hecho no. está exento de significación: la Corona da muestras, una vez de lluvias no se debe cargar más, de su prestigio internacional, capaz de suscitar aconteci- a responsabilidad política almientos de este tipo. Frente a los helados silencios de otros guna. Pero si las lluvias patiempos, la Institución ha sabido tejer, día a día, una red de ralizan una región, redurespeto y afecto que pone en lo más alto el pabellón de esta ciendo a mínimos el funcionación antigua y llena de posibilidades. El homenaje del maes- namiento de su principal l tro Rostropovich a la Reina es un signo preciso de los vínculos aeropuerto- -o que acaba de que unen hoy a la Corona con el arte y la libertad creadora. suceder en Cataluña- habrá que preguntarse por la especie de milagros que a diario protegen a Copenhague o a Montreal, donde el azote de una climatología Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA inclemente no da pretextos a Director la imprevisión de remedios o LUIS MARÍA ANSON a la ausencia de soluciones rápidas. Estos sí son países Director de ABC de Sevilla Subdirectores Francisco Giménez- Alemán que funcionan. Darío Valcárcel, Joaquín Viia, José JaSubdirector: Antonio Burgos valoyes. Manuel Adrío, Joaquín Amado Y en contraste con la acJefes de Redacción: J. A Gunttn (Continuidad) J. C. Azcue (Internacional) B. Berasategul (ABC Meranol A. tual incompetencia en la Fernández (Economía) J. I. G. Garzón (Cultura) A. A. González (Continuidad) R. Gutiérrez (Continuidad) L Lz Nicolás (Reportajes) C. Maribona (ConínukJad) J. L. Marín Descato (Sociedad) J. Olmo (Edición) L I. Parada gestión pública ¿para qué (Suplementos Economices) L Prados de la Raza (Continuidad) C. Prat (Donrineal) Sámago Casteto (Colaboraciones) hablar del avión que pierde Secciones: J Rubio (Arte) J M. Fdez. -Rua (Ciencia) A. Garrido y J Espejo (Confección) J. C. Diez (Deportes) A. Yártez (Edición Aérea) J Badia (Educación) E. R Marchante (Esaceite sobre la pista de Waspectáculos) J Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rublo (Ilustración) M Salvatierra hington? los contribuyentes (Internacional) C. Navascués (Madrid) J A. Sentís (Nacional) M. A. Martin (Sanidad) D. Martinez- Luján (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) españoles nutren, con su sa- orificio fiscal, unos presuDirector General de Prensa Española, S. A. puestos que rebasan ya los JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA doce billones de pesetas. Así Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Exterel fracaso funcional no tiene nas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L. Escolar. la excusa de falta de medios. Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 Télex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 Es el fracaso de un estilo de gestión basado en el verbaPrensa Española, S. A. lismo y lá ligereza. ROSTROPOVICH EN MADRID M ABC a