Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 A B C Ahorro Inversión- ABC LUNES 5- 10- 87 España es el país quepeor tratamiento fiscal aplica a las plusvalías de Bolsa Se impone una rápida y profunda reforma para equiparnos a la CEE Madrid. D. E. Las declaraciones del secretario de Estado de Economía, Guillermo de la Dehesa, sobre e! estudio de la modificación del régimen fiscal de las plusvalías en Bolsa ha sugerido al asesor económico de la Bolsa de Madrid, Blas Calzada, una comparación de ía carga fiscal bursátil española con los países de la CEE. Su conclusión es clara: España es el país más desfavorablemente tratado, seguido de Dinamarca. Para analizar la fiscalidad de las ganancias Pero, además, la tributación por plusvalías en Bolsa hay que analizar, a mi juicio, el tra- entorpece o impide operaciones económicas tamiento de los dividendos, de las plusvalías de gran importancia. Si una empresa financia sus inversiones con un empréstito, las rentas y de los incentivos a la inversión bursátil. generadas por esta inversión tienen en su Es claro que los inconjunto un mejor tratamiento fiscal que si lo centivos a la inversión hace con capital propio remunerando al achan ido disminuyendo cionista con la plusvalía de las acciones que a lo largo de los últicotizan en Bolsa. mos años y es más En efecto, supongamos que una inversión que probable que no de 100 produce una renta que permite pagar existan a partir del año un empréstito al 12 por 100 en cinco años. que viene. Esta situaEs decir, produce una rentabilidad media dei ción pone más en evi 6 por 100 después dé amortizaciones. dencia el. tratamiento En el plazo de los cinco años produce 30 fiscal, a mi juicio, erróque se pagan en intereses y la empresa que neo, de las deducciopierde al principio (ya que paga el 12 por 100 nes en la renta por didel capital emitido) gana al final (cuando videndos para evitar la Blas Calzada paga intereses sobre el último plazo del présdoble exposición, y la Asesor Bolsa de Madrid tamo ya casi amortizado) y en conjunto: pues situación de las plusvalías bursátiles y en general las que se produ- no paga ningún impuesto de beneficios. Hacienda sólo recauda el Impuesto sobre la cen con la compraventa de acciones. Renta al tipo del tenedor del empréstito que En el cuadro adjunto se exponen someramente los sistemas de plusvalías que rigen percibe los intereses. Si suponemos que este en los países de la Comunidad Europea. tipo es del 35 por 100 como media cobra en Como puede verse hay un buen número de total el 35 por 100 de los 30 de renta generapaíses en las que están exentas con algunas da, es decir, 10,5. Si esta inversión se financia con capital, y excepciones, otros en las que el tipo es fijo y pueden deducirse con minusvalías en otros tiene la misma rentabilidad, la empresa tiene ejercicios y, por último, otros que tributan en todos los años unos beneficios de 6 y paga función dei plazo de privación de la plusvalía. por ellas el 35 por 100, es decir, 10,5. Al misEn Alemania e Inglaterra, hasta una cierta mo tiempo, cI valor de la empresa aumenta cantidad por contribuyente están exentos. En por los beneficios no distribuidos, es decir, todo caso, la situación en España es la más 19,5. y normalmente la cotización subirá en desfavorable, seguida de Dinamarca; el resto otro tanto. de los países es clarísimamente mejor. Si los accionistas venden sus acciones gaEn cuanto a tributación por plusvalías. so- nando 19,5 pagarán el 35 por 100 por las mos pues el país con situación más desfavo- plusvalías bursátiles, es decir, otros 6,8. Por tanto. Hacienda con la misma renta generada rable de los de ¡a CEE. percibe 10,5 más 6,8, es decir. 17,3. Por tanto, un 70 por 100 más que en el caso de financiarse la inversión con crédito. Parece claro que la imposición por plusvalías en este caso, por otra parte absolutamente generalizare, está primando la financiación con crédito contra el Interés de la economía en la que las empresas están poco capitalizadas, y precisan de fondos propios en una mayor proporción. En el ejemplo ha hecho abstracción de los efectos de la inflación, ya que supuestamente el sistema fiscal español los corrige. Hay otra situación distorsionadora del correcto funcionamiento del mundo empresarial que también contaremos brevemente. Se. trata de aquellos empresarios individuales o familiares para los que sería muy conveniente el abrir su capital para su crecimiento futuro y que. por tanto, quieran cotizar en Bolsa. La plusvalía, aun corregida por la inflación, que se produce, hace la salida prohibitiva, ya que hay que pagar aproximadamente la mitad de lo acumulado a veces por varias generaciones de empresarios. Una empresa creada en los años sesenta, con un capital de cien millones puede valer ahora, sin haber tenido un éxito espectacular, 1.500 millones. Si sale a Boisa por ese precio, el empresario propietario debería pagar por plusvalías del orden de 650 millones- de pesetas, tomando la máxima actualización vi- gente por corrección de la inflación y suponiendo que paga un 55 por 100 de renta, lo que en estos niveles es seguro. No sólo es la gran detracción que supone del patrimonio familiar, es el enorme volumen de recursos que se distrae del proyecto empresarial que hace que la salida a Bolsa pierda sentido. Razones de peso Con estas tres disfunciones que se han señalado en este escrito, creo que se demuestra, no ya la justicia o injusticia del gravamen, sino las dificultades que impone a la vida económica. Dificulta la competencia de nuestro mercado de capitales con los europeos, entorpece la capitalización de las empresas e impide en muchos casos la salida al mercado de capitales de sociedades dinámicas. Tiene razones más que suficientes el secretario de Estado de Economía para intentar reformarlo. Tratamiento ele las plusvalías éu la CÍE- -v; HIÍm PLUSVALÍAS GRAVABLES! W; ¡A! ¡H: A. Girando son rravures a b. büü i; bras. TIPO GRAVAMEN 30 por 100 fijo. DEDUCCIÓN POR PERDIDAS i n cuaíau ei año contra barofic; os siiriaio. s. iá: pérdidas no son dednrblos. fxentos, exceptó a ¡impídanos do Sólo en el caso descrito ai Ib ao: mas del 25 aor 100 cli ¡üra so: a- 00. dacl si ésta vale ir; ís de JbD 000 francas. 1 AIIA IVA i: -í- li; Cxen os, excepto las i. spocAitivas. Se qravar en ganancias ooter. das er menos do se- s rno- Se exceptúan las de me ios de i. üíiO marcos. L stán exentas, excepto cuando se es prooictar: o de más r; un tercio de una soc: edad. bsián exentas, excepto cuando ¡a participación en la sociedad es mayontara. Todas. las qravadas al tipo norma: del impuesto. Las pérdidas nc son riüducibles. Garantía escrita, devolución importe total Sn compensan sólo las perrinas neí resine eiercic o. HOIANMA íipc del impuesto. Se pueden compensar pérdidas en onakiuier aro centra beneficios s; ¡rirares. No se pueden deducir pérdidas, pero no se naga si ¡a ganancia se reirvierte. Durante el ejercicio sólo. Sólo las del año. Sólo las del año. Se puede compensar en cualquier año contra beneficios similares. BHGIÜA Fi; 0 al 16.5 por 100. DINAMARCA GKKCIA PORTUGAL IRLANDA fijo del 50 por 100. Tipo fiio del 60, 50 y 40 por 100. Se corrige por inflación. star exartas. Eistán exentas. So oravan todos a distintos tipos s: son a más do un ano, entre uno y tres, y más de tres. Pora profesionales y directivos. Conversación fluida sin conocimiento previo. Ningún gasto matrícula o libros Metodología de París enseñada por su creador. Quinientas referencias autenticadas de embajadores, ministros, funcionarios de las Naciones Unidas, profesores universitarios, abogados, médicos y ejecutivos de empresas francesas mundiales, todos mis alumnos París, Buenos Aires, Ginebra, Madrid, 4 a 10 tardes francés en 3 meses- A Gral. Perón, 2 5- 1 0 D 30 AÑOS ENSEÑANDO FRANCÉS A ESPAÑOLES