Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 5- 10- 87 ABC w: Ahorro Inversión A B C 45 Los expertos esperan la consolidación de la Bolsa en la recta final de 1987 No ven un solo factor que amenace la firmeza de las cotizaciones Madrid. D. E. Llega el último tramo de este año bursátil, accidentado y triunfal, sobre la plataforma del 300 por 100, con gran parte de los factores positivos cotizados, pero sin que un solo elemento amenace la firmeza de las cotizaciones. La sombra de las dificultades de ¡a concertación social no ha aparecido en el firmamento de la Boisa. El viernes pasado, Madrid cerraba a 318,55. Para el experto conocedor del mercado bursátil J. M. Múñez- Lagos, la Bolsa no puede, no debe bajar de aquí a fin de año. La conclusión que se puede anticipar es que la Bolsa no puede bajar poco. O baja catastróficamente- y nada autoriza a pensarl o- o no baja, y si no baja, no baja y acabará subiendo. Haría falta una catástrofe internacional, cuando la distensión política es la mayor de este siglo. Haría falta una catastrofe económica española, cuando crecemos por encima de Europa. Haría falta un encarecimiento drásticG del dinero, y tiende a bajar, y bajando poco la inversión bursátil se conforma. Haría faita que J. NI. Núñez- Lagos las empresas negocia- Agente de C. y Bolsa das vieran muy amenazados sus costes por el precio del dinero y las impresiones y noticias, siempre poco directas y transparentes, dejan traslucir lo contrario. En estos días en los que el físico Hawking, que nos visita, asegura que los agujeros negros del espacio también liberan energía, habría que preguntarse si esta teoría también se aplica al espacio bursátil y los agujeros negros bursátiles (reforma) si existen, favorecen el alza. lo que eran apariciones fantasmales se van definiendo. Estas condiciones están dotando al curso de los precios de las acciones una plataforma de. sustentación más amplia y más estable. Recuérdese que con las ampliaciones en marcha millones de inversionistas que quizá seguían de lejos la Bolsa se aproximan al tener que resolver si suscriben o no. Esta circunstancia, en otros tiempos bursátiles más débiles, actuaba de revulsivo y la predisposición inversionista aumentaba. Ahora ocurrirá lo mismo sí mejora la información de las empresas que emiten y explican cómo están y para qué quieren el dinero y se comprometen a entregar los títulos pronto. Entonces la revulsión curaba la apatía; hoy debería introducir una dosis de reflexión e inversión al margen de lo que el índice general quiera hacer en los próximos meses. no sólo son distintos cuantitativamente, sino que para algunas inversiones son mercados cualitativamente diferenciados. La vieja proporción renta fija- renta variable no puede estar totalmente ajena al curso de unas cotizaciones que llevan subiendo cinco años y que van a seguir siendo alcistas, pero probablemente de otro modo. Por otra parte, el mercado español, si todo se confirma, está ofreciendo mayores oportunidades- más estables. En cualquier caso, hay que descolgar el telón de fondo que pudiera mostrar la baja de los setenta. No nos une con aquello más que la palabra Bolsa; todo lo demás, que es todo, es totalmente distinto. Ni hay crisis mundial de energía, ni hay transición política, ni la Bolsa ha subido por las ampliaciones de capital (oferta potencial sistemática que un día declara su vencimiento) Cualquier parecido es mera coincidencia. Por. el contrario, no hay ningún dato real para bajar; sólo la predisposición- interna, la propia dinámica del mercado que corrige sus movimientos alternativos. No pueden ir más allá ni más acá de los límites de la ballesta bursátil, fortalecida por el volumen de negociación. No tienen la misma sUspensión 500 millones de media que se contrataban entonces en un reducto aislado del sistema financiero que más de 20.000 en un mercado en gran parte internacionalizado. Techo y prehistoria bursátil Para acentuar estas diferencias sería del máximo interés que también el índice general fuera distinto y albergara nuevos valores ofrecidos, nueva información- enero, mes para saber qué ha pasado en las cuentas de resultados de las empresas- nuevos demandantes en potencia (fondos de pensiones) y no sólo dinero extranjero, sino acciones de empresas extranjeras y nuevos instrumentos especulativos. Si viene la reconversión de la Bolsa cuando el ciclo puede querer cansarse o pueden creerlo los inversionistas, que son quienes, lo hacen- es lo mismo- no podrá hablarse de ciclo de cinco años, sino que el punto de partida del alza, 1983, aparecerá envuelto en los confines y brumas de la prehistoria bursátil. Octubre, mes colchón Si octubre está cantado luego, ¿qué viene? porque la Bolsa sigue. Negar que ante 1988 hay una cierta conciencia y temor de milenio no puede ser; no es la primera vez que sale el tema. Nuestra Bolsa se ha internacionalizado, lo que le dota de mayor estabilidad, pero también es cierto que ha descendido la euforia bursátil internacional. ¿Hay ecuación descenso de euforia- amenaza de baja? De momento, no. Aunque es cierto que la política bursátil no es la misma con euforia que sin euforia, sobre todo para las grandes inversiones. Mercado eufórico y no eufórico Tres claves Vamos a dar este mes una representación bursátil distinta de la de los meses anteriores, repletos de emociones e incluso histerias. La razón y la función bursátiles van a protagonizar- supongo- la negociación de acciones. (También dice e! señor Hawking que la ciencia ha podido perder su capacidad de predicción, pero afortunadamente la previsión bursátil no es ciencia, sino pura afición. Tres características pueden imponerse este mes, que son: í. Ampliaciones de capital, fusión del mercado primario y secundario, mayor predominio de la inversión a medio plazo mediante suscripción (por criterio y por obligación, pues los títulos nuevos se entregan cuando la burocracia quiere) desgravación fiscal exclusiva e in artículo mortis sin obligación de retener tres años. 2, Si se confirman rumores, reaparición en escena del sector eléctrico, después de una larga ausencia, con la consiguiente aportación dé base, en un momento en el que puede funcionar el tradicional transvase sobre el horizonte 1988. 3. Mayor información y consiguiente maduración respecto a los grupos inversionistas extranjeros, que habían acaparado meses atrás la atención infantil bursátil. Parece que CONTÍMUA LA TENDENCIA ALCISTA ÍNDICE GENERAL EN BASE 100: 31- 12- 85) ÍNDICE GENERAL MEDIA MÓVIL 2 0 0 ULTIMAS SESIONES MEDIA MÓVIL 20 ULTIMAS SESIONES VOLUMEN DE CGNTRATICION EN MILES DE TÍTULOS