Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 A B C INTERNACIONAL LUNES 5- 10- 87 Polémica en Italia por la enseñanza de religión Roma. Miguel Castellví El primer ministro, Goria, y el cardenal Casaroli se reunirán pasado mañana para resolver la crisis en las relaciones entre el Estado y la Iglesia en Italia, para tratar ei tema de la enseñanza de la religión en las escuelas. Por otra parte, esta cuestión ha provocado descontento en la Democracia Cristiana y puede ser la espoleta que lleve a un reajuste en este partido. Desde ei punto de vista de alguien externo a la política italiana, parece una tempestad en un vaso de agua. Pero las posturas se han polarizado en torno a este tema, quizá como válvula de escape a problemas más graves, como la cuestión de las naves militares italianas enviadas ai golfo Pérsico. En estas horas, la expedición atraviesa ei estrecho de Ormuz, y aquí se espera que no se produzca ningún incidente grave. De modo paradójico, este asunto ha pasado en sordina mientras la cuestión de ¡a religión aícanza niveles insospechados. Ahora, la polémica se centra no ya en la sustancia del asunto- l a reforma propuesta por el ministro democristiano Gallón! según la cual la religión sería una asignatura facultativa que se impartiría a primera o úiüma hora- sino sobre la postura de Craxi. El líder socialista ha hecho unas declaraciones en las que da la razón a la Iglesia y dice que la enseñanza de la religión no debe sufrir discriminaciones Como es natural, éstas han sido bien recibidas por el Vaticano, mientras que los comunistas las han criticado duramente. La situación es paradójica. Un socialista, Craxi, sale en defensa de la Iglesia- -y del Papa- frente a un proyecto de un ministro democristiano. Es para pellizcarse y pensar si no estará uno soñando. La interpretación benévola de! gesto es que Craxi, que en 1984 firmó como presidente del Gobierno la renovación del Concordato con la Santa Sede, se mantiene coherente con el espíritu de los nuevos acuerdos que afirmaban que el Estado debe garantizar la enseñanza de la religión. Los malévolos, en cambio, dicen que Craxi intenta presentarse frente a la Iglesia como el único político del que se pueden fiar, pues ni siquiera la Democracia Cristiana lo es. Sea como sea, ni el Vaticano ni el Gobierno tienen interés en un conflicto e intentarán llegar a un acuerdo. Estamos en Italia, y unos y otros cederán hasta que se consiga algo aceptable para ambas partes. Es de esperar que, el próximo viernes, cuando Goria vaya al Parlamento para afrontar el debate sobre este asunto, presente ya un nuevo proyecto que obtenga las bendiciones de. ambas partes. En todo este asunto, la peor parada ha sido ia Democracia Cristiana. Un ministro de este partido, teóricamente defensor de los valores cristianos, ha sido desautorizado por el Episcopado. íyiientras, el jefe del Gobierno, que es otro democristiano, ha visto pasar los tiros sin intervenir. Por último, el secretario de la DC interviene desautorizando al promotor de ia reforma. En opinión de algunos observadores, este patinazo puede costarle e! puesto a De Mita. Hosni Mubarak será reelegido hoy en referéndum como presidente de Egipto Pleno apoyo de la mayoría de las fuerzas políticas Ei Cairo. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter Hosni Mubarak, jefe de Estado del más populoso país árabe y que ha conducido a Egipto a través de una de sus épocas más difíciles según ¡a Prensa de El Cairo, será reelegido presidente por un segundo mandato de cinco años. Cerca de catorce miHones y medio de egipcios podrán expresar hoy, en referéndum, su postura hacia el único candidato a jefe de Estado que fue nominado por el Parlamento: el presidente Mubarak. Un amplio sector de! abanico político egipcio, incluyendo a Sos fuhdamentalistas islámicos de la Hermandad Musulmana, encuadrados en la alianza que compone e! principal grupo de oposición parlamentaria, aconseja la reelección del presidente. En la cumbre de su prestigio internacional, según todos los observadores, y contestado únicamente por los sectores más radicales del país- ios ¡ntegrístas de inspiración jomeinista y los nasserisias de izquierda- Mohamed Hosni Mubarak tiene asegurado él Hosni Mubarak voto afirmativo de la gran mayoría del censo de votantes. Las únicas críticas unánimes entre e! sector dé la oposición dispuesto a la reelección e incluso, veladamente, entre las filas del partido en el poder que preside el propio Mubarak, e ¡Nacional Democrático (PND) se dirigen hacia el sistema electoral y el impopular mantenimiento del estado de excepción. Todos ios partidos políticos de oposición reclaman que las elecciones presidenciales se realicen en el futuro con posibilidad de optar entre varios candidatos, y no en referéndum sobre una sola persona nominada por el Parlamento, como hasta ahora. Igualmente, toda la oposición protesta por ¡as leyes de excepción que se mantienen desde el asesinato del anterior presidente, Anuar el Sadat, el 6. de octubre de 1981. Ei Gobierno afirma que estas leyes no afectan al sistema electoral y que protegen a la población de los elementos subversivos La derecha parlamentaria, el partido conservador Neo Wafd que en las elecciones generales de abril fue desplazado como principal partido de la oposición por la Alianza- los Hermanos Musulmanes, e! partido liberal y el laborista- mantiene una posición aparte ante el referéndum, que ya le ha costado varios tránsfugas y las críticas del resto de los partidos. El Neo Wafd reclama la abstención ya que, afirma, Mubarak no ha presentado un programa al electorado El partido en el poder contesta que no hay mejor programa que el desarrollo evidente del sistema democrático, económico y social durante los primeros seis años de la era Mubarak Durante estos años, calificados de muy difíciles por observadores en El Cairo, Egipto ha disfrutado de la ausencia de un caudillo afirmaba un comentarista político criticando ei patemaüsmo autoritario de los anteriores jefes de Estado, Nasser y Sadat, y alabando e! espíritu democrático, a coherente forma de gobierno, la honestidad y ia capacidad de trabajo de Hosni Mubarak. En los últimos años, según coinciden observadores en El Cairo, Egipto ha recuperado el prestigio que perdió en el mundo árabe tras la firma de la paz con Israel en 1979, sin por ello dejar de cumplir los compromisos internacionales contraídos por Sadat. Jordania y Yibuti han enviado de nuevo sus embajadores a El Cairo y el resto de los países árabes, excepto Libia y Siria, mantienen relaciones de facto cada vez mas próximas con Egipto, uno de los principales apoyos de Irak en su guerra contra ios persas iraníes y el segundo aliado de Estados Unidos en la zona después de. Israel. En lo que respecta a la economía, el presidente Mubarak se encontró con un país empeñado: la deuda exterior en 1986, por obligaciones contraídas en su mayor parte durante la presidencia de Anuar E! Sadat, ascendía a 38.000 millones de dólares. Después de largas negociaciones con e! Fondo Monetario Internacional, Egipto logró la renegociación de algo más de 13.000 millones con sus principales acreedores- entre ellos España- y recibió créditos favorables a largo plazo con un período de gracia de cinco años, por valor de 400 millones. Para conseguirlo, la administración Mubarak se enfrentó con un éxito prometedor según coinciden diplomáticos en El Cairo, al problema del gasto público, a una desorbitada burocracia que impedía las exportaciones y a un sistema monetarista artificial que rebajaba ei valor del dólar americano a menos de la mitad de su tasa en e! mercado libre. La administración Mubarak ha atravesado graves crisis durante estos años, aparte de los difíciles momentos tras el asesinato de Sadat. Minas en el mar Rojo- e n el verano de 1984- manifestaciones integristas, brotes de conflicto interconfesional entre musulmanes y cristianos coptos, secuestros aéreos y otros actos terroristas, el más grave de ellos el cometido por los palestinos que secuestraron en 1985 el barco Achule Lauro El turismo, una de las principales fuentes de divisas, se vino abajo en Egipto tras este suceso, y aún más, poco después, por la revolución de las pirámides cuando se rebeló la Policía paramilitar y murieron 107 personas a lo largo de cuatro días de toque de queda en el país. Todos los observadores políticos y diplomáticos en El Cairo coinciden en que estos años de la presidencia de Hosni Mubarak han supuesto una expansión en las libertades, sin precedente y difícilmente comparable a oíros países del área.