Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cuando nuestro p! ll vm rendía el c imínu h icia íu democracia, un ju t ii de Orense cnn apelliiJo porluguts, 0 Tf c Uonsalves. llamaba la lenci 6 n piir Lüf di s g ñ i i s t i l un am T l o círculo de M M f nuesira arístn- M S cracia- Había I w B probado a W i m e j o r- ñ o l a t n E lados unidos. Allí pri- senló sus prinii ras coleccionen con f; ran éxito, comp; l in ¡indulgís con la abor de su casa de MadrEd. Comenzó a trabajar para la mujer, dándole M fl a cada Tísico lo j que pide y lo g fc que necesita. C n traje su) io es un Tnndo de ar n lav tSellah Artes, pero M H y V J V tf V V fflIWl t niario qut siempre se popronlcí se dio cuenra que su M I IVI I I 11 I d KU ulili 7 r. Kmpeñado en Tuiuro estaba en b allu eos- mmUM mfm JfMJF w TM w reivindicar las buenas catitura y obre lodo en ros trajes de W H W V V F V I tf dade í. Consahe fue llamado noche, en csa. spie s únicas rea- H I I U 1 1 K I i li ce dosaños a la Zar ucla pam lízadas en ricas lelas revestidas m A A W A l l A A M presentar su colección. Desde ende alamares, cordonería H W V S H V m H M m tunees parece ser el mo. de seiU o azabacbe, don- T I L T A MM Mf n j A di? ¡to preferido de la Rei- de el terciopelo y el encaje MM 1 I tm A i r 1 m mm 4 A 3 la Soberana europea se conjugan para hacer CIICWTCO más eíecaníc) mejor vesuna obra de arle, a veces Or ü a m i e n F U E N T E S tida. EaJe j Jeflo de Ireinbarroca. pero üempre boniía. Amante de la miísica ta y nueve añas, un lanío liñudo y caulo. aunque sin -l l e R s e r c a n l a n l e profesional- su mundo hasta nmrríña no tiene más que palabras de admiracli n los veinticuatro ano fue una mercia de eoser y hacia Doña Sofía. 1 erdad. estoy or lloso de pnjyuílar pero d ó ta melodía a un lado para dar su der servir, con to mejor que se, a n u t r j Reina. j GONSALVES a f