Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 4- 10- 87 A B C 73 lia hispana recibieron a como Soberanos estuvieron, siendo algunas de las zarlo para promocionar España en sorpresas agradables, como el recepciones- como la de Los An- la región norteamericana de más rá- reencuentro con los españoles que g e l e s- multitudinarias, con los pida expansión: el Sur. Al fin y al quieren seguir siéndolo de Nuevo Reyes estrechando manos varias cabo, los Reyes son los mejores México. En cuanto al terremoto de horas. Vieron a profesores e hispa- embajadores que tenemos, lo más Los Angeles, fue sólo una nota a nistas tanto hispanos como nortea- exportable- s i se me permite la ex- pie de página del mismo. Lo que va mericanos. Y, cuando tuvieron tiem- presión- de nuestro país. Las co- a pasar a la historia es que los po, vieron a sus amigos en este midas y cenas con las gentes que Reyes de España, finalmente, se país, que son muchos e importan- controlan multinacionales, dirigen decidieron a conocer las tierras nortes. En Houston y San Francisco, las inversiones y mueven miles. de teamericanas que pertenecieron un incluso cenaron en casa, de dos de millones de dólares fueron un buen día al imperio español, y que allí ellos. complemento del objetivo principal aún se les recordaba. Bastaría de sobra para llenar la del viaje, centrado, como decimos, gira, pero se quiso darla más de sí, en el reencuentro. a costa de correr y de horas de Reencuentro que alcanzó a la cosueño. El viaje tuvo, además, otras munidad sefardita. Si se me pregundos dimensiones: contacto con la ta cuál fue el acto más bello, especúltima tecnología y venta de Es- tacular y emotivo del viaje, diría que OS viajes del Rey han parte, a pesar de los esfuerpaña en los Estados Unidos. Los la visita de los Reyes a la Sinagoga sido para nuestra rena- zos de Sabino Fernández Reyes visitaron el Centro Médico de de Los Angeles. Pero fue, además, cida democracia una admi- Campo y sus colaboradores Houston, el más avanzado del mun- uno de los más trascendentales rable fuente de prestigio in- del Palacio de la Zarzuela. do en técnicas cardíacas, y el Cen- desde el punto de vista histórico: ternacional, porque tanto la Pero la incompetencia de altro de Propulsión de la NASA en fue la primera vez que un Jefe de personalidad del Monarca g u n o s f u n c i o n a r i o s de Pasadena. Los directores de ambos Estado español admitía tácitamente como su savoir- faire y la Asuntos Exteriores y Presicentros se mostraron honrados por el error de la expulsión. De ahí la coherencia de sus declara- dencia ha esterilizado, en la visita y dedicaron horas a expli- palabra del rabino luego: Reconciciones lev han acreditado medio de un considerable car a los Reyes lo último que ha- liación. Españoles de España y escomo el mejor espejo de la barullo, la eficacia del viaje. Resulta lamentable que albían descubierto. Por parte de los pañoles sefarditas vuelven a mar- nueva España. Cualquier exReyes fue una muestra de la aten- char juntos desde este acto. perto en asuntos internacio- gún personaje haya trazado ción que prestan a la modernización nales podrá confirmar sin el el itinerario del viaje real Y vamos ya a ir acabando, pues más mínimo regateo la for- excluyendo Florida, que es de España y su interés porque ésta esta crónica se está haciendo como midable cotización que a es- uno de los puntos clave del se incorpore al tren de la alta tecno- la gira: larga y atiborrada de cosas. cala mundial alcanza el Rey hispanismo americano. Esta logía. El encontrarse con investiga- Hubo en ella actos que pudieron ser en la estimación de los polí- exclusión se debe al temor dores españoles en alguno de esos más brillantes- como la cena con ticos y de la opinión pública reverencial que la Adminiscentros fue motivo de esperanza. la beautiful people de Los Angeles, tración socialista siente ante de los cinco continentes. Al mismo tiempo, se quiso utili- por ejemplo- pero hubo también Dicho esto, también con- Fidel Castro, quien ejerce en vendría sacar algunas con- Cuba, en palabras de Octaclusiones del viaje de Don vio Paz, no una dictadura, Juan Carlos a los Estados sino una tiranía. Al excluir Unidos, donde la organiza- Florida del viaje del Rey se por los alcaldes de Monterrey y ineludibles- por ambos alcaldes, ción material de sus diver- ha pretendido sencillamente Carmel, y en las palabras de llega- descubrimiento de una placa consas etapas, lo que podríamos prestar un servicio a Fidel da, Don Juan Carlos habló de la es- memorativa en la estatua de Gasdenominar su infraestructu- Castro, e impedir que las pecial emoción que le producía, par de Portóla, recepción en el Conra, ha tenido demasiados fa- multitudes de cubanos que como Rey de España, encontrarse vención Center y, ya de vuelta en llos como para no denun- aman la libertad se manifesen estos parajes, donde Sebastián San Francisco, visita al Centro Esciarlos en nombre de los tasen por el fin de la dictaVizcaíno hizo celebrar la primera pañol y encuentro con esta colonia máS altos intereses naciona- dura en la isla caribeña. misa en 1602. Con la v sita a Car- española. les. Una visita al extranjero, mel, el Rey quiso rendir homenaje La Administración sociay, sobre todo, a una nación Así termina la gira. El balance haa fray Junípero Serra y, a través de tan compleja y variada como lista padece una especie de brá tiempo de hacerlo. Pero adelanél, a sus compañeros de Orden, manía de grandeza que se tamos ya que el viaje fue a más los Estados Unidos, necesi- traduce en suntuosos séquique realizaron el primer gran estaba una preparación logísdesde un arranque un tanto incierto. tica que exigía tiempo y ri- tos y un enjambre de funciofuerzo de cristianización en CaliforNo todo, naturalmente, salió perfecgor, en lugar de dejar las narios en la mayoría de los nia, patente aún hoy en las misioto, pero se cubrieron los objetivos: cosas a la improvisación y el casos inútiles, dispuestos a nes que jalonan el camino real reencuentro con las comunidades azar. Tener un buen Rey es lucir sus figuras con vistas una suerte, pero también a ulteriores promociones Con la visita a Monterrey, Don españolas separadas de la Corona está claro que el Rey solo, personales. Este delirio, que Juan Carlos quiso rendir homenaje desde hace siglos, contacto con la sin la adecuada asistencia, ocasiona un gasto público a los descubridores y conquistado- última tecnología norteamericana y no puede resolver los proble- que se ha convertido en el res españoles, que, a costa de es- publicidad de la España de nuestros mas de organización que, a cáncer de la economía espafuerzos y privaciones sin límites, lo- días por todo el Cinturón del Sol fin de cuentas, deciden ante ñola, es siempre negativo; graron incorporar a la civilización un el que más crece de los Estados la Opinión pública del país pero mucho más cuando se Unidos. Se han recorrido miles de nuevo mundo visitado el éxito del despla- compromete a la mejor baza kilómetros, pronunciado docenas de zamiento. Esta mecánica internacional que España Hubo almuerzo ofrecido al Sobe- discursos, estrechado centenares operativa ha fallado en gran tiene: la figura del Rey. rano- l a Reina ha regresado ya a de manos. No se podía hacer más Madrid, llamada por obligaciones en tan pocos días. BALANCE DEL VIAJE REAL L California española-