Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
667 A B C RELIGIÓN Esta es nuestra fe DOMINGO 4- 10- 87 Buena nueva LA VIÑA Y LA HISTORIA ¿Por qué esperando uvas dio agrazones? Isaías. Todo lo que es virtud tenedlo en cuenta Pablo Por último, mandó a su hijo; lo empujaron fuera de la viña y lo mataron. ¿Qué hará el Señor con los homicidas? Evangelio. Rafael Rullán: No podemos culpar a Dios ile los errores de los hombres Nació en 1952 en Mallorca. Después de jugar durante muchos años al baloncesto en el Real Madrid ahora lo hace en el Bancobao. Siempre, a lo largo de su dilatada carrera profesional, ha demostrado ser deportista, aceptando con buen tono tanto las derrotas como los éxitos. Rullán se confiesa creyente y practicante; está convencido de que la vida familiar es básica para el desarrollo equilibrado de la persona y cree que la fe es uno de los pilares mejores para sostener esa comunidad que es la familia. ¿Cómo es su fe? mente creciendo y que no sé cómo erradicarlo. Es la pasión desatada. La gente- He nacido en una familia cristiana y, aunque tuve un lapsus de unos años, va a un campo de baloncesto a insultarnos y a escupimos para desahogarse de después he vuelto a la fe y a la práctica sus problemas. También sirve para mosreligiosa. trar las ¡deas políticas, como lo que ocu- ¿Por qué volrre entre Barcelona y Madrid. Siempre los vió a la fe? que pagamos el pato somos los jugado. -H a c e unos res; nosotros vamos a defender unos coaños murió mi lores, pero estamos por encima de cualhermano, de una quier ideología o separatismo. enfermedad que le hizo sufrir mu- ¿No tienen relación los jugadores con cho. Eso fue un esa violencia del público? revulsivo que tuve- En absoluto. El peligro es que puede yo para volver llegar a contagiarte el exceso de áQÍmo otra vez a coger que te echan desde el público; llegas a esa fe que tenía tener los nervios crispados y entonces un poco olvidada. puedes tener un altercado dentro del- ¿Quién es campo. Pero eso normalmente no pasa Dios para usted? casi nunca. -Tengo confusa la forma de Dios, pero- ¿La fe ha influido en su comportacreo que es alguien que está por encima miento como deportista? de todos nosotros y que es el motivo por- Influye en mí mismo y a partir de ahí el que vivimos. influye en mi relación con los demás; me- ¿Qué es lo más importante del men- ayuda a intentar ser mejor compañero. saje de Cristo? ¿La existencia del dolor en el mundo- E l amor a los hombres. El llevarse le hace tener crisis de fe? bien con todos, de cualquier ideología- La vida está hecha de sufrimiento. Jeque sean. sús mismo sufrió muchísimo. -Creo que- ¿Lo más difícil? hay que sufrir para saber valorar en mu- Saber perdonar. Perdonar a veces chas ocasiones lo que tú tienes. El muncuesta un poco; depende de lo que te do está hecho de muchas injusticias, pero hayan hecho o de lo que te haya podido la mayoría de ellas están causadas por el pasar. Por propia naturaleza, nos cuesta propio hombre y Dios no tiene la culpa; perdonar y olvidar una mala pasada que tampoco creo que sean castigos de Dios. te hayan podido hacer. Lo que hay que hacer es intentar cambiar- ¿Hubiera sido distinta su educación si las cosas en lugar de echar las culpas a su familia no hubiera sido creyente? Dios. También me parece injusto que sólo- En algunas cosas, no. Entre otras conos acordemos de Dios cuando hay prosas porque también es importante el coleblemas y que no nos acordemos de él gio en el que estudias; si es de religiosos cuando las cosas van bien. creo que influye bastante. Pero aun así, ¿La fe hace cobarde al hombre? el ejemplo de mis padres creo que hubie- En absoluto; me impulsa a ayudar a ra sido distinto si ellos no hubieran sido los demás, porque uno de los contenidos cristianos. fundamentales de la fe es el amor. ¿Cómo hace usted en su familia? ¿Cómo ve a la Iglesia de hoy? -Tengo dos hijos y me he dado cuenta- -Hay un fuerte resurgir, sobre todo ende que si estás dentro de la fe, educas de tre los jóvenes. Voy todos los domingos a una manera, y si estás fuera, educas de misa y veo muchos jóvenes allí. Me pareotra. También creo que es muy importance que la crisis de la Iglesia está empete el deporte en la educación. zando a superarse. ¿Fomenta el deporte la violencia? ¿Está adaptada la Iglesia al mundo? -No. En absoluto. Al menos el balon -L a Iglesia está luchando contra mucesto, no. Otros quizá sí, como el boxeo. chas imposiciones de la vida moderna En el baloncesto, por ejemplo, nos incul- que van en contra de la fe y de la moral camos el autocontrol; en los entrenamiencristiana. Por eso nunca podrá estar totaltos no hay arbitros y somos los jugadores mente al día, porque no puede aceptar el los que reconocemos las faltas. divorcio, el aborto y esas cosas que son- ¿Y la violencia entre el público? las que parece que se llevan hoy. -Es un mal que tenemos desde hace Santiago MARTIN algunos años que ha ido desgraciada- El mismo Isaías nos indica nuestra reflexión: La viña del Señor son los hombres de Judá es decir: los elegidos, los lúcidos. Jesús utiliza en la parábola la misma imagen de Isaías: la viña, pero con unas ligeras diferencias (lo mismo que hemos de hacer nosotros) para aplicarla a su momento. La viña está bien plantada en ambos casos: La cercó, construyó una atalaya y cavó un lagar En Isaías es ingrata la misma viña; en el evangelio son los arrendatarios. ¿Los resultados? En Isaías: asesinatos y lamentos, en lugar de justicia y derecho. En el evangelio, se niegan a pagar y matan a los profetas primero y al Hijo, después. ¿Qué va a pasar? La viña de Isaías: Sequía, cardos y jabalíes La viña de Jesús será entregada a una comunidad nueva que pondrá su fundamento en el Hijo muerto: la piedra desechada. ¿Y aquí y ahora? Aquí y ahora permanecen dos historias: la de los jabalíes y la de la piedra angular, pero no dos clases de hombres; todos tenemos parte en los asesinatos y lamentos todos facilitamos la justicia y el derecho A los de la cruz y a los de la espada, unidos unas veces y en greña otras, se les exige un balance entre lo que Dios esperó de la historia y lo que vamos haciendo de ella. A ciertos niveles tan responsables son nuestros políticos como nuestros obispos, los creyentes como los agnósticos. Hay datos suficientes y una experiencia suficientemente larga para poder afirmar que una historia al margen dé Dios (no como tapadera, sino como sentido último) termina siempre matando a los profetas y crucificando al justo. Una historia sin Dios es una guerra de ídolos. Una historia sin Dios es una historia de odio, terror y armas homicidas. Una historia sin futuro (sin esperanza) es (y nadie se extrañe) una historia de colmillos. Los cristianos sabemos algo más, y ahí está nuestro pecado, que todo éxito pasa necesariamente por la piedra angular que es Cristo y su Evangelio, que no basta cualquier idea de Dios ni cualquier sentido trascendente, al abrigo de los cuales siguen cohabitando IQS chacales. Esta historia ya sólo es posible si alguien, unos pocos quizá, van implantando aquí y allá la Misericordia. Cualquier acción que no empiece por aquí, son disculpas para no pagar la renta al Señor de la viña, pseudocristos que impiden la llegada del amor a la viña. Lo que no es amor, es precristiano. Hay que salirse de la viña, como pide Isaías, y aguantar el espectáculo, para reciclar muchos comportamientos, en la Iglesia también. ¿Lo hará el Sínodo? Jaime Ceide