Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-A. JUEVES MO- 87- ESPECTAGULOS -ABC, pog. lOl Vuelve Bruce Springstéen y La bamba abre su curso sombrea a Michael Jackson de sociología neoyorquina Salta al número uno por el túnel del amor Madrid. José Manuel Costa Muy pronto verá la luz en todo el mundo el último trabajo discográfico de Bruce Springstéen. Tunnel of love es su título. Con más de dos millones de copias vendidas antes de su aparición, arrancará del primer lugar de las listas americanas al Bad de Michael Jackson. Ese es el único número bueno para Springstéen. Un Springstéen repeinado, apoyado en un descapotable y luciendo a su cuello un corazón metálico que es el nudo de su corbata texana. Esa es la imagen que ofrece su último trabajo, la imagen de un hombre felizmente casado y que trata de rehuir toda polémica, un hombre dispuesto a narrar su intimidad, su mundo, el mundo. Para entender este Tunnel of love hace falta recordar algo de la historia. de su anterior Born in the USA En aquél, Springstéen trataba de instaurar una imagen del orgullo americano algo distanciada de la ola de chauvinismo nacionalista que entonces crecía en su país. Pero no lo logró. El presidente Reagan, en una muestra de astucia política, capitalizó el mensaje de Springstéen por el sencillo, procedimiento de ponerlo como ejemplo ante su mayoría moral. Las cosas llegaron al extremo de que el mismo Springstéen se vio en la tesitura. de desmarcarse públicamente de una política que no acababa de compartir. Fue una experiencia traumática, lo suficiente como para que el cantante y autor cayera en la cuenta de que los mensajes épicos suelen ser los más fácilmente manipulables, que no se debe enfangarse en ellos y menos aún insistir. Así pues, El jefe eligió para esta ocasión la vía del intimismo; intencionado, pero intimismo. Las canciones pueden hablar de que no tengo nada si lo tengo todo pero no te tengo a tí Puede mencionar un título, de Lenin (Un paso adelante, dos pasos atrás) y pegarlo luego a lo habitual de una vida cotidiana: Puede traer a colación un título mítico, el de la película de Charles Laughton La noche del cazador y dedicar el impacto de sus imágenes a las dificultades para cambiar de vida mediante el amor... En realidad, y aunque Springstéen pueda parecer un hombre feliz, sigue existiendo en sus canciones ese poso de amargura y melancolía que llegó a su extremo con Darkness on the Edge of the Town (1978) En cuanto a la música, y teniendo en cuenta lo peculiar de su voz, podría decirse que nos encontramos frente a la revitalización más valiente y menos epigonal de lo que fue el country- rock de los sesenta. Aquí hay detalles que recuerdan a los Byrds o a Barry Me Guire, pero también a los muros de sonido de Phil Spector o a melodías de los Beatles. La mayor parte del disco es acústico y con la sorpresa de que el saxo de Clarence Clemons no aparece por ninguna parte. En Tougher than de Rest resulta casi violento, pero en Ain t got you es prácticamente Buddy Holly... De todo esto se puede entresacar que este trabajo es menos lineal que Nebraska menos atado a un solo concepto que entonces era el acústico casi puro. Que, por supuesto, suena bien y que este nuevo Faulkner de la vivencia cotidiana y trascendente ha vuelto a acertar. A fuerza de sinceridad. La moda chicana viene a beber a la fuente Madrid. S. E. Una de las sorpresas cinematográficas en lo que va de año ha sido La bamba que de forma insólita se coló, sin apoyarse en nombres talismán como el de Spielberg, por ejemplo, en esa infalible escala de valores que son las salas neoyorquinas, un trampolín desde el que se hace un salto impecable al resto del mundo lo chicano. Es una película hecha fundamentalmente por chicanos y que narra la peripecia de Richard Valenzuela, convertido en astro de rock a finales de los años cincuenta con el nombre de Ritchie Válens. Otro de sus méritos, más sutil, es el de haber hecho un agujero en los canales comerciales del cine precisamente con una historia tratada mil y una vez: la del joven que llega de la nada a la cumbre en un salto, y que se precipita con la misma rapidez. En los motivos del éxito de La bamba hay quien ha querido ver un suceso sociológico: la juventud norteamericana ya está de vuelta de todo y se engancha a cualquier escarpia. Lo lógico, sin desestimar ningún estudio de sociología, es que las claves del éxito se encuentren en lo que de calidad se aprecie en el producto. Una de ellas ha sido la música (fundamental para un filme que tenga ahí su sentido) en una banda original compuesta por Carlos Santana y Miles Goodman, que ha sido interpretada por el grupo mexicano Los Lobos. Mientras la película formaba grandes colas en los cines de Nueva York, su música enlatada y pasaportada para Europa ocupaba los primeros lugares de todas las. listas (hubo que soportar, durante semanas, la extravagante idea de un británico y su flema tarareando La bamba Otro de los detalles que sublimaron el interés del filme fue su contenido racial en una historia de raza. Desde el director, Luis Valdez, hasta sus protagonistas, Esai Morales, Lou Diamond: Phillips y Rosana de Soto, dlergn un acento hispano al producto- que fue primeramente absorbido por e ¡gran número de público afín para saltar posteriormente esa frontera. Su estreno en España es, por lo tanto, un acontecimiento a meses vista. Aquí, el terreno está abonado; ni se encontrarán motivos sociológicos en su previsible éxito, ni se encontrará a nadie que le pillen de sorpresa las notas musicales de la película. ot Lou Diamond Phillips Los méritos de La bamba son, en realidad, varios. Quizá el más evidente consista en haber puesto de moda, primero en Norteamérica (donde no era nada fácil) y después en toda Europa, Rodero y Enrique IV, otro nudo a la larga cuerda de un actor Madrid José María Rodero vuelve hoy al escenario del Bellas Artes con Enrique IV, de Pirandello, a un año de su puesta en escena por José Tamayo. El gran actor ha dicho ante su rentrée que se considera un hombre privilegiado en él comienzo del fin José María Rodero vuelve hoy Rodero habló de su desilusión a las representaciones del Bellas actual ante la sociedad y el uso Artes con una de las. obras que que hace de sus posibilidades y más cautivaron al público duran- señaló que con los adelantos de te, la pasada temporada. Estre- la ciencia se podría vivir mejor, nada con el L aniversario dé la pero estos adelantos se. vuelven muerte de Pirandellq. la versión en contra, porque se utilizan mal, es de Enrique LloveJ. y está diri- producen desaliento en el espírigida por Tamayo con una es- tu humano pléndida escenografía diseñada José María Rodero es un por Manuel Mampásó. Ante su triunfador desde sus comienzos. inminente subida al éscenario el Títulos como El concierto de San actor ha dicho que. sé siente priOvidio, La herida luminosa, El vilegiado y a la vez pesimista: caballero de las. espuelas de oro, Todo me lo han dado- -explicó El tragaluz, Calígula, Luces de Rodero a la agencia Efe- vocabohemia y Enrique IV han sido la ción, un hado me ha protegido base de sus merecidos triunfos. siempre; yo sólo he puesto proAunque ha anunciado que se hafesionalidad. De ahí mi soberbia, lla en el principio del final pero ahora, cuando liega el covuelve ahora con Enrique IV, mienzo del final, cuando apenas uno de los grandes éxitos de la necesitas nada para vivir, la temporada pasada en Madrid, y perspectiva de la sociedad me luego Lluis Pasqual quiere que parece cada vez más cruel hagamos Julio César, de Shaaseguró el actor, una de 1 as más kespeare, aunque todavía no grandes figuras del teatro espahay nada seguro; pero al menos ñol que a sus setenta y cinco esta obra es cómoda porque mi años está cansado de pedir la presencia en el escenario es corjubilación; pero no me dejan ta