Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ABC OPINIÓN JUEVES 1- 10- 87 Prensa extranjera La URSS e Iberoamérica Tras el acuerdo de control de armamento, el activo Mijail Gorbachov emprende una astuta aproximación a fberoamérica. Su ministro de Asuntos Exteriores, Edouard Shevardnadze, llegó a Brasil el día 27, en la primera etapa de una gira que incluirá Argentina y Uruguay y mostrará el lado amable de la faz iberoamericana de Rusia En Brasil, Argentina y Uruguay, Shevardnadze va a pedir seguramente a sus anfitriones que reduzcan sus superávit comerciales con Moscú. Los rusos desearían también más cooperación con la floreciente industria electrónica de Brasil, independiente de EEUU. En Uruguay, Shevardnadze presionará p. ara conseguir un acuerdo pesquero y otro aeronáutico en favor de Aeroflot. En Argentina: tendrá que rebatir las exigencias de que Rusia invierta la tendencia decreciente en sus compras de trigo argentino. (Los rusos prefieren el cereal norteamericano porque está bonificado. La ausencia de Cuba del itinerario del ministro refleja, seguramente la renuencia de Gorbachov a seguir volcando rublos en un pozo sin fondo Durante este viaje, Shevardnadze difundirá el evangelio del glasnot (apertura) y la perestroika (reforma económica) de Gorbachov. Fidel Castro, a sus sesenta años, rechaza abiertamente ambas políticas. Cuba tiene en marcha una campaña de rectificación para mejorar su postrada economía y su producción azucarera, pero se basa más en la pureza comunista, en la moral y en ei fervor revolucionario Los fracasos económicos de Cuba le cuestan dinero al Kremlin. Planetario GONZALARIA PRO GONZÁLEZ LLÁ por los años sesenta, el general De Gáulle, que había jugado a hacerse el mayestático durante el período dé propaganda de las elecciones presidenciales, descubrió que estaba a punto de perderlas. Inmediatamente se buscó a un buen periodista adicto, con ei cuál organizó ün par de emisiones nada mayestáticas en la tele Confidencial, campechano con la ménagére amistoso con el obrero, rectificó el sentido de A Rusia se le puede estar agotando la pa- la opinión pública y ganó. Aunque sufriera la ciencia. Últimamente ha elevado el precio del humillación dé ser puesto en ballottage por petróleo bonificado que vende a Cuba Lecanuet. Pero la capacidad de presión de Gorbachov Entonces nadie se rasgó las vestiduras. Altiene un límite: depende de los veinte mil o más soldados cubanos en Angola para man- gunos periódicos ironizaron, pero el truco del tener en el poder aquel Gobierno marxista y general fue admitido como un uso, más que del contingente menor de cubanos que hace un abuso, del general respecto al poderoso medio estatal de comunicación. lo propio en Etiopía. Aquí armamos verdaderas oleadas porque Nicaragua, el segundo amigo iberoamerica- Felipe González, veinte años después, haga no de Rusia, es también fuente de preocupa- lo mismo que De Gaulle. Nadie ve, o parece ciones. Rusia apoya con entusiasmo el actual ver, la lenta marcha del presidente socialista plan de pacificación de Centroamérica, sobre hacia maneras propias de Jos conservadores, todo porque promete legitimar a los sandinis- de los autoritarios, hacia maneras casi connatas prosoviéticos. La ambivalencia del presi- turales del poder. dente Reagan sobre el plan otorga a SheEs natural que Felipe rehuse comparecer vardnadze una ciara ventaja en su gira. Braen las Cortes. Aunque en los eséaños sólo sil, Argentina y Uruguay han otorgado su haya gozquecillos ladradores y falten perros beneplácito a pían de presa. Es lógico que prefiera decir las noObservadores estadounidenses valoran las vedades a los periodistas de Báltimore o de armas soviéticas enviadas a Nicaragua en Bonn que a los de Madrid o Barcelona. Estos 1986 en 550 millones de dólares, 250 más que en 1983. La ayuda económica soviética ha pasado de 275 millones de dólares en ¿QUIERE APRENDER IDIOMAS? 1983 a 585 el año pasado. Aun así, la economía nicaragüense, exhausta por la guerra Entérese donde, a través i frente a los contras está deshecha, y la inde las páginas dé flación resulta incontrolable. Gorbachov tenAnuncios por Palabras drá que rascarse más el bolsillo. Una paz viable en Cerftroamértca complacería tanto a los rusos como a Jos demás. The Economist (Londres) A tienen la mala costumbre de tutearle. Aquéllos le llaman señor presidente Y ¿por qué va a ser menos el jefe del Gobierno en el uso de. la pantalla que ese simpático industrial que, manejando los dedos pulgar, índice y corazón y con una sola frase, ha alcanzado gran popularidad y aumentado sus ventas de detergentes? Lo que vende González al paisanaje son detergentes. Todavía más: decolorantes. Está decolorando al PSOE, pasándolo del rojo al rosa. ¿Se lo vamos a reprochar? Que Nicolás Redondo lo desapruebe, es conveniente. Tienen que conservar al sector rojelio del electorado. Que se lo afee García Tizón, no parece serio. ¿Qué más puede pedir la derecha que esa contradictoria felicidad de ver al presidente hacer la política económica de la derecha? Para vender esa política, González necesita interlocutores complacientes. Bastantes, dificultades tiene la cosa. No preguntadores de esos que, maliciosamente, se le proponen. Esos quisieran meterle en dificultades. ¿Es que tiene pocas puesto entre Nicolás y Solchaga, entre Castellano y Benegas? Hacer lo que hacía De Gaulle es demostrar que Felipe elige bien a sus maestros. Que una cosa es ayudar al comandante Ortega y otra convencer aquí a su sindicato de que las penurias no han de ser sólo para los empresarios y los modestos rentistas, sino también para los sindicalistas, hartos de langostinos. Los líderes de esa mantequilla que se derrite al calorcillo de las ilusiones baldías a la que llamamos derecha pueden tener lo mismo, como huevos televisivos, cuando sean mayores. Es cuestión de esperar. Y ¿qué culpa tiene González de que se le estén pasando por manaditas al PSOE? Lorenzo LÓPEZ SANCHO