Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í E oiniii 0 27 ll k Ji ISEVISION Viemci 2 El cabczol Dr FraiKihca l ra Pulup, tron tvam ác l. una. Jacqurfint i dcrr Maniícl rc 4o r- NovcnU minulii Nc undji Caritna 1- 3 historia dc hombre h hir: inlc tli l modic ruial, tjuc se cmña en que u hijo no debe ir ii escuela, iiunque j? í lo dispong. i la IL V, V dcmasíadu nimia a mo parí rellenar IA durüdón eilándar de una potÉcula de idvv, metraje y, en cdniíCnieficia, -El cabezotarcsuka un filme repelUivo, icalijado con cniusiaimo y lleno de buenas mfeneinncs. pero, en definiHva. muy poco e s t i m u l a n t e pose iú notable e ful o inletpTclativo de Alvaro de Luny, que hace lo quo puede con i.i t tneíato pe EM) naje. usBmu 1 corte de Faraón Oe Jo- Liíh w 3 tKat Swiíbtz, con Ana Bfltnv AEU n ¿nBísJri. Jos Luí IÁpC 7 Vi ort. ITOS. Color, No TM! V Tres minuiih. 44 R e s p e t a n d o mrcRramentc la partitura v la Icira de las taneitines, la película adapía muy librem e n t e la conocida y en su día prohibidísima opereta homónima, tomando como pretexto una representación de la misma en los años cuarent: v haccendo qui; parte de los sucesos ríe la oi a original se repitan en quienes inItfrviencn en la función o y quienes les rodean. Muy ingenioso, este filme en tlave de n- musfcaleuando menos vsui genen -tuvo en su momento un notable y merecido éxilü. eií parte gracias al trabajo de sus inl entre los que deslaca Ana Belén, de otra parte bellísima. f r n brando i iJS ¡ones I p L D Commdni. coa Albena Sordi, Drirv r diis, Silinna Man arnt, Jostph men. 1972. Ciüoi. Hknia aiclr nuno 1o PríiDcn Cídena Luigi Comencíní es. sin duda alf una, uno de os grandes de b comedíJi italiana, y en éiía. paitieulannente d d d a nos enfrenta a una cUiíndo menos alipica relación, la de una millonaiia americana residente en Italia que está dispuesta, una vez al ario, a dejaise g. mar una fuerle suma por un matrimonio- roñado a cambio do pixlorle vejar a lyx antojo. Como In millonana en cuestk n es nada meiiiís que Bette Davis y el malrimonio lo componen Alberto Sordi y Silvana Manjiaiio, lü calidad de la inteq reración cüa garantizada. El resto lo pone la sabia realización de Comi nciní, en uno de sus meíores y menos populare; trabajos. L Sobado 3 Río Rojot Df Howard Ha ks, cun Jnhn Wantr, MonlconwTA Clifi, Joannc L ru, Waltrr Brctinan- 194 Blanco ocerfl. Cimtii veinte minuros, FrinKra Caeleiw. A d e m á s de ser el r e í a l o de cómo se lleva el ganado de un lugar a otro, Rio Rojo es, sobre todo, una petJcula imdálica, en la que el joven Mnntqumery Gifl lo aprenderá todo deí veterano John Wayne. pese a la aversión üue por él siente en principio, Amíxjs actores están eminentes en sus papeles, y stilo por ellos valdría ¿pena ver la película, que. por añadidura, es una ohra maestra del wcstcm -y del cine en general, además de un soberbio especláculOr Tan mjtable como el de los pTOtaeoiii ia. s es ei trabajo del siempre genial Walier Brennan. En Sembrando ilusiones Bette Davls l u c e de una excéntrica mJIlonaria que hará La vida imposible a Silvana ManganoDtro numero tueite de la programacic n semanal es La corte del laraon- con Ana Belén y José Luis L 6 pez Vázquez, Marte 2 Jue es J í Ijines 2 S 1 Los chicos S a n g r e sabia El ladrón de cadáveres (Memorias del sobdesarroUo De T ni CutiUTa Aka can S C E CoiTicrc. Dauy Graoadm. EsUndn NUDO, Mtoé áe tj Cniz- l W Color, NovoilB t sirte minulos, Sci unda (j dtíu. PosiblemcQle la mái conocida fuera de su país de las pelicular de Guíiérrez Alca, que, pese a que al intentar dar una visión de la revolución castrista desde el punto de vista de un joven burgués no logra evitar cicrlo tono paníletario o si se prefiere, aeríü sectarismo, locra, gracias a una construcción en la que alicma el documemal con el relato en el presente y las escenas onirküs, un produelo doemalogrúfico de notable interís. Ih: JobD Hiulan, con Biad DourJÍ, con Hrnry Di Marco Fareri, con Joaquín Zarzo, Sed Bcdlf Harrt Dran Mantón. Dr Roben Wist Beta LUROSÍ. i ani Baris Karlorr, 1945. Alberto Jjincni- z J D Luis fiarcia. ¡979, Color. Cknlo cinco minnros. Se- Blanco y arf -Setenla v dDCO minuJusc Skrra. 1960. Ulanco v Dcgro. f! UDda Cadena. lok. PrhiHn Cadena. Och ntJ ocho minulo Frimfn Cadena. Nadie diría al ver esta película, Un pequeño disico del cine de üc püTCcc la obra de un joven lerror, produddo por Val LewUnü de los litulos menos cono- estusiaMa, que ÍÍU director tenía ion, un hombre que, en los años cidos de su realizador v también mis de setenta años cuando la fil- cuarenta, dio al gdnero más de uno de los pocos en t ue no tuvo mó, tal es el eniusiasmo que se un titulo memorable, como ei como Éíiiionista a Rafael Azcona, desprende de sus mas que inquie- que ahora se nos ofrece y el le- Los chicos es una de ias pelícu- tantes imágenes. En un pueblo gendario- L a mujer pirata: r A las realizadas en Escuna por el del Sur. una mái que pínloresca panir de un lema clásico, el del ilaliono Marco Ferrcri. que Tuvo, í alería d i personajes entre los sabio que esti diwuesto a cualcomo tOíías Lis TMyas. problemas que figuran un ciego predicador y quier cosa para obtcrier cuerpos con la censura, por imp íib 3 e que un entraño joven que es tomado para sus espetimen. tos. el filme nos parezca i verla ahora. E s por tal. ve cómo sus vidas se en- que dirige un Wise que lodavía con mtluencias neorrealista. el trecruzan en virtud de nn se sjbc no se habla lan do a la senda de r e t r a r o de cuatro adolescentes muy bien que leyes del deslino. las superproducciones, es un clámadrileños, de diverja proceden- Basada en un novela de la pre- sico en su espcdc, pese a que su cid familiar, v de su peculiar pro- matura mente íallecida Flanncry comienzo es un tanto descorazoblemálica, (ralada en clave de co- O Connor el filme, de gran be- nador. Eminenics Lugosi y Karmedia wJlo ligeramente icida y lleza visual y espléndida música loff. con gran amor por lo personajes de Ale Norlh, es una pequeña obra maestra. ce ni rales. César S U m) S F O M T t N L A Mala Bueru Pastfilc Uuy buana Pftra clrM los 5