Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mns admiTdLlnri. de la obra de El Greco, y ya desde un pnncipiíí quisimos miii. if su i i Í o También h Tihü que añadir k s colorcíi sUiíVL v y tíii p- ircij i Luc o w levanta y nf s señala un ierran tipo Sívics. que c encuentra sobre b eslanlena úe su despacho, -Eslc jarrón es una mucMrii de lo que hacíamos a! piíncipio. Lo vendimos por s iecienlas pirseu y par. i rc iipor; ir o luvimos que p a a r m dio mUlon- A h o r i i- -sonríe- no s ¿A cuánio ÍIM: der a su precioi- mente y lue fi ie harniia. La paleta de Lladro cuenla con más de cinco mil tunos v de matjces diferentes. Antes se decoraba encima del barniz. Ahora con el sistema lie una coccicSn se barniza si. h r c la c a p a d e p i n t u r i i y s e consigue unas tonalidades de color míis transparentes y suaves La pirámide de los r raones Detríis de la pihcma v del fronlün de los que hemos hablado antes, se encuentra un edificio de planta cuadrada con una amplia ensialera por techo que popularmente conoce como la- Pirámide de los faraones En su interior trabajan sm descanso cuiorcc escultores. Allí e ima man, esbozan y modelan los futuros personajes y las escenas Lladró. F r a n c i s c o C a r a l ú u n o de los miembros de este ¡aller artíslicoH comenta que comienzan ¿i minlclar a partir de una idea previa que reúna las condiciones estáticas V comerciales que e LÍ e Li e m p r e s a nLa idea es n u e s t r a- m a l i n a- pero ha de ser aprobada por el coinili de creatividad que lo componen los tres hermanos, a los que. a i: tu al ment e Fe han s u m a d o un hijo de cada uno de cllos- HNO siempre lo que se crea, y a la empresa k- gusta es aceptado por el pnblito- comenta José Puche, otro de los escultores que trabajan en el taller- Creo que lo que la gente quiere es poder imaginar la historias que sugieren nuestros grupos eseullóricos- Ambos reconocen que desarrollan su crcaiis- idad en total libertad, aunque la decisión íínal dependa unicomente de la familia Lladro. Cátala, que lleva ya dieciocho anos en la empresa, reconoce los FufrimienTos que padecui paia ayudar a modelar hi -Carroza grande con caballos Esta pieza, la mas cara del catálogo, eslá valorada en un millón doscientas mil p e s e t a s P u c h e con on re a ñ o s i m a g i n a n d o v di eñando para Lladró, se mclina por las escenas infaniiles- M i p a d r e e r a dcJ c a m p o- continúa diciendo- noi avudjiha a cehar leíia al hiirno Vendimos un Irocitn de lierra de su propiedad y lodo lo que recibím m por é nos tu j- aslami eon iruyendo un írnroo y IviCEO en leña para puni rlo en funcionamicnio. Los vecinos nos denunciaban al Ayuniamii nio porque hadamos humOf Viceme suspende Ja mirada y no puede dejar de exclamar: -Pasamos todo tipo de peripecias en aquellos tiempos. DcspYíás de trabajar, íbamos a la Escuela de A r t e s y Oficios de San Girlos piara aprender a dibujar. Más T; irdc. mis hermanos continuaron con estudios de pintura y yo. de modelada. En aquellos tiempos nos jevanlábamos muv temprano v trabajábamos también en el campo- Estos hijoi íJe Almacera. pueblccilo a las afueras de Valencia, u t i l i z a r o n un p e q u e ñ o h o r n o abandonado, at que hicieron funcionar para poder cocer SILS incipientes figuras. Después fueron ellos mismos Jos que Jo c o n s iruveron en el eorral de la casa donde vivían. Para ello utili aion b s piezas que tiraban en los AIlos Hornos de Sagunto, porque el rcfmciario era muv caro para sus bolsillos, Compra an la pasta en la localidad de Mimiscs y tenían que cargarla a hombroi. No por eso dejaron de trabajar en el campo. Es el mismo Vicente quien nos cuenta cuál es el proceso de fabricación de una ñgura de porcelana, nicialmenle la idea se boceia y debe guiíar al menoi a dos de los tres h e r m a n o s p o r o u e todo, en esta impresa, íe reali a Flores, mimh res y velos por acuerdo familiar. Una vez aceptado el proyecto, se modela Son dieciocho años los que lley. posTeriormcnte, se despieza va Manolita Liona haciendo con para poder hacer el molde. Este sus dedos las flore? i que han dado se podría definir como el negati- fama a Lladró. Entró con diecivo de las figuras. Una vez hecho séis años: -íUn dos de mayo el m o l d e se l l e n a de p a s t a precisa. -Cuando los escultores Cuando ésla se ha secado lo sufi- modelan las ligaras, las traen a aerjte, se retira y se procede a este taller para que las decoreunir las diitinlas paites que com- mos. Pienso V realizo el Upo de pojicn la fíi; ura. Como la porcela- adorno quí ¡íe vj j cada pieza na se reduce en el horno un die- Luego, como es natural, n los ciocho por ciento aproximada- señores Lladró quienes lo apruem e n t e algunas de las figuras ban o nO Manolita n e n e un tienen que llevar unos soportes óvalo de c ra y un movimiento para c t a i que se deforme o se en el cuerpo que recuerda el de algLina de las valencianas de i orebren sus partes m s delica- cclana. Explica que el modelado- La porcelana se pinta previa- Vlceriie. Juan y José Lladro concluírao su trabajo como una labor pacfcenie y callada, donüe lo ImpOftanle es el resuHsdo. Ahafo, un rTwrn nlo dal proceso de la manculosfl y arifsana eEaboractOn tífl las piezas de esla gran inducirla del ute Ala üieftía. un icadísimo gorrón que los rumíanos Lladró venflieíon por sclecienlas pesetas en sus comienzos; ahora para recuperarlo han lenido que pagar iTJcdíO millfinA la derecña. detalle de una figura c n flores motivo qu ha dado 3 Tama a la porcelana Ladro. Una vez rTK detada la pieza (aba D se pinta V se barniza la figunla antes de meterla en el homo S r 15