Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 A B C LA FIESTA NACIONAL Ayer en Ni mes DOMINGO 27- 9- 87 Emotivas despedidas de Miguel Báez Litri y Paco Camino La excursión a Francia, en viaje relámpago, que recuerda a los fans futboleros que siguen a su equipo en los desplazamientos, ha resultado de lo más apasionante, increíblemente interesante, por las conclusiones, algunas sabrosísimas, que hemos sacado de ella. Para empezar, nos hemos encontrado con un ambiente en Nimes muy distante del que cabía esperar. Estos franceses tienen un Estos franceses nada tienen que ver con aquellos que hicieron correr por el mundo una España de pandereta: toreros flamencos que escupían por el colmillo, gitanería bullanguera. Han roto con la España del siglo XIX, que inventó, o cuando menos deformaron, Gautier y Bicet. Esa España en la que sólo creen ahora en nuestro propio país cuatro imbéciles que se las dan de progres embistiendo con los mismos pobres argumentos contra la Fiesta Nacional, convencidos de que nuestro espectáculo no pasa de ser cruel, colorista, superficial y pintoresco, sobre la base de un romanzón de celos y navajazos como los que creó la imaginación de Merimée para su ópera Carmen Nimes (Francia) Vicente Zabala, enviado especial. sentido muy español, muy romántico, muy respetuoso, muy hermoso, de la fiesta de los toros, muy parecido al que se vivía antiguamente en España, en todas sus regiones, y no hace tantos años. La fiesta es fiesta desde por la mañana en la calle. Carteles de toros hechos con imaginación, pantallas anunciadoras de las corridas por las esquinas, bandas de música interpretando alegres pasodobles No se retransmitió la corrida La corrida celebrada en Nimes, y en la que tomaban su alternativa Miguel Litri y Rafi Camino, no se retransmitió finalmente en diferido, a las nueve de la noche, mediante antena parabólica y por el canal 5, lo que produjo frustración en millares y millares de aficionados que conectaron sus televisores. tigos, dé paso, del comienzo de la carrera, ahora ya en serio, de tos dos retoños que quieren seguir los pasos de sus respectivos progenitores. que nos proporcionaba tan movido Viene esto a cuento de lo bien día. que se acoplaron a este festejo de hoy. Ellos están acostumbrados a Euforia Emotivo ver a todas las figuras del momento. Andan con el rigor y con una afiLa corrida, principalmente en sus En el avión se respiraba euforia. ción sin mácula, que les lleva a ha- Aficionados de los más diversos lu- prolegómenos, resultó tremendablar de toros en todo los lugares: gares de España, muchas cámaras mente emotiva. Impresionaba conpero en esta ocasión han percibido de televisión y fotográficas, la Pren- templar a los dos chavales flanque se trataba de otra cosa. Era un sa del corazón, los toreros actuan- queados en la puerta de cuadrillas festejo nostálgico, emotivo, añoran- tes y, pálmense ustedes, las jóve- por dos matadores de toros formalte. Y han entrado en el impresio- nes y guapas madres de los dos mente retirados, con la cabellera nante circo romano con el espíritu diestros que se iban a hacer por la blanca, que nos quitaban muchos que se lleva para participar en un tarde matadores de toros, viajando años de encima. rito, respetando la Mturgia, con los con sus respectivas criaturas ¡cómo Yo no voy a entrar en detalles, en ojos muy abiertos para contemplar cambian los tiempos, Dios mío! Allí minuciosidades, y mucho menos en cómo pasaban la última página de iban disimulando la preocupación, mezquindades. Si algo hay hermoso Todo eso es falso. Los franceses su historia dos toreros de otra épo- posando para los fotógrafos dentro en la vida es la magnanimidad, la están perfectamente integrados en ca a los que muchos de ellos no del aeroplano, pues era ahí donde generosidad para situaciones como nuestra Fiesta. Y viven con pasión habían visto torear nunca, y ser tes- estaba la primera de las noticias esta. e inteligencia los diversos momentos de la corrida, con la educación propia de un país auténticamente educado. Litri doctora a su hijo Miguel en presencia de Paco Camino El emotivo paseo de las cuadrillas. Litri y Camino llevan a sus respectivos hijos, desmonterados, en el centro