Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 A B C REPORTAJE DOMINGO 27- 9- 87 na red de autopistas reduciría a la Una buena red de autopistas que comunique las ciudades españolas entre sí y con el resto de los países comunitarios es una necesidad, no sólo desde el punto de vista de la integración plena en la CEE, sino también por el descenso que esto supondría en víctimas humanas. Es evidente que la relación entre el estado de las pistas y el número de siniestros está intimamente relacionado. Los especialistas confirman que las autopistas son La seguridad vial figura entre los objetivos prioritarios definidos por los programas oficiales de Tráfico. En España los últimos datos sobre accidentalidad ofrecen un panorama desolador por el fuerte incremento de víctimas registrado sobre todo en los meses de julio y agosto. Mientras tanto, nuestros vecinos comunitarios están empeñados en reducir cada vez más los índices de siniestros en carretera. Francia ha conseguido una bajada del 10 por 100 en el último semestre y mira el futuro con cierto optimismo. Además de mejorar continuamente su red viaria y realizar diversas campañas de concienciación, cuenta con un factor decisivo para lograr altos índices de seguridad: la puesta en servicio de nuevas autopistas, consideradas como cinco veces más seguras que el resto de la red. Para muchos colectivos sociales y económicos, la necesidad de emprender la creación de nuevas autopistas en España es obvio por razones de seguridad y como factor potencial de integración plena en la Comunidad Europea. Su potencial automovilístico- 12.284.000 vehículos- exige unas carreteras más rápidas y seguras como factor imprescindible a la. hora de evitar la escalada de accidentes. Por otra parte, la autopista repercutiría favorablemente en el sector turístico y fomentaría la comunicación entre las regiones menos favorecidas. Durante el año 1986 las carreteras españolas se han cobrado 4.431 muertos en accidentes de tráfico, lo que supone un incremento de 10,85 por 100 respecto a los 3.997 de 1985. Al mismo tiempo, el número de accidentes ha alcanzado la cifra de 41.937, de los cuales 3.689 han sido mortales. El balance provisional de los accidentes de tráfico registrados en los ocho primeros meses del año en curso hacen prever que las cifras totales de muertos aumentarán considerablemente; más si se tiene en cuenta que sólo en dos meses del verano actual se han registrado casi doscientos muertos más que el año pasado. Es os datos contrastan con los obtenidos por otras naciones europe s en las que se registra un sorprendente descenso del número de cinco veces más seguras que el resto de las carreteras. Concretamente, en Francia, y en el primer semestre de este año, se han producido un 10 por 100 menos de accidentes de tráfico, una de cuyas razones es la tupida red de autopistas con la que cuenta el país vecino. Sin embargo, de los 317.000 kilómetros que componen la red vial española, únicamente 2.000 son autopistas, cantidad del todo insuficiente para el actual tráfico de vehículos. accidentalidad es mucho más bajo. Concretamente, en I986 las autopistas de peaje sólo registraron I94 muertos, y no los 344 que señalan las estadísticas oficiales de Tráfico Además de elevarse el número de muertos en el año 1986, destaca el considerable aumento de peatones fallecidos: 16,02 por 100 respectó al año anterior, siendo la segunda vez que se incrementa desde 1979. En 1987 se ha confirmado que ¡os meses de julio y agosto han sido los más trágicos de los últimos tres años, con una cifra de 1.239 muertos, frente a 1.037 en el mismo periodo de 1986. En otras naciones, sin embargo, las cifras dé accidentalidad bajan sensiblemente. Según estudios de la AFA (Asociación Francesa de Automovilistas) este país ocupa la mejor posición en cuanto a la cifra de accidentes por número de kilómetros recorridos. En efecto, en Francia se registran 60 muertes por cada cien millones de kilómetros; en Irlanda, 50; en Italia, 70; en Luxemburgo, 74; en Austria, 75; en Holanda, 84, y en Gran Bretaña, 90. En España ese índice llega a 110. La importancia de las autopistas en fa seguridad vial es decisiva al permitir circular a altas velocidades y por la capacidad de tráfico que soportan. Los profesionales del transporte se decantan siempre por la seguridad y rapidez que confiere la autopista. Alfredo Irisarri Castro, secretario general de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) afirma que, obviamente, la autopista es más segura y más rápida y, en cualquier caso, es mucho mejor que circular accidentes. Francia, por ejemplo, ha vivido en el útimo año una baja importante y significativa en el número de muertos en carretera. Según estadísticas de la delegación interministerial de la Seguridad Vial francesa, las cifras de víctimas han descendido alrededor del 10 por 100 durante el primer semestre de este año. Entre los factores a tener en cuenta para lograr una mayor seguridad destacan el estado de la red viaria- muy deficiente por lo general en España- las limitaciones de velocidad, el uso obligatorio del cinturón de seguridad, las campañas de información, la lucha contra el alcoholismo y el miedo a ser multados por la autoridad. Incremento de víctimas De los 317.000 kilómetros que componen la red española de carreteras, sólo disponemos de unos 2.000 kilómetros de autopistas. Según estadísticas de la Dirección General de Tráfico, durante el año 1986 hubo 344 muertos en ellas frente a 2.384 fallecidos en las carreteras nacionales, 259 en las comarcales, 1.444 en las locales y 382 en las travesías. Sin embargo, estas cifras oficiales no corresponden a la realidad en to que se refiere al concepto autopistas Según Antolín Martínez, portavoz de Sociedades Españolas Concesionarias de Autopistas (ASETA) los datos de Tráfico no coinciden con los nuestros porque en el apartado de autopistas incluyen los tramos de autovías y enlaces rápidos de entrada a las grandes ciudades que, de ningún modo, deben ser considerados autopistas de peaje. Estas son siempre más seguras y su índice de Otros factores a tener en cuenta son la limitación de velocidad, el cinturón de seguridad y el alcoholismo Nuestro país sólo cuenta con 2.000 kilómetros de peaje de los 317.000 que suma la red general del Estado España, con sus 2.000 kilómetros de Federal por otro tipo de vía. El- empleo del tácógrafo impone también esta elección porque con menos horas em- pleadas la mercancía llega a su destino y el viaje es más rápido y seguro: El que se incrementase el número de kilómetros de autopista nos parecería perfecto Históricamente, la red viaria española no ha sido concebida para responder a las necesidades de las regiones menos favorecidas, concentrándose los principales nudos viarios en regiones privilegiadas y no siempre intercomunicadas convenientemente entre sí. La experiencia ha demostrado que para conducir bien no sólo basta ser experimentado y respetuoso con las normas. A la hora de buscar una mayor seguridad influye decisi-