Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 27- 9- 87- MADRID -ABC, pág. 57 La semana Sin moción: El portavoz municipal de Alianza Popular reiteró los motivos sobre su petición de dimisión del alcalde, Juan Barranco, por la mala gestión realizada al frente del equipo de gobierno, cuestión distinta- -dijo- -a la moción de censura, que es un paso que ni mi partido ni yo hemos dado Robledo de Chávela: En la Sección Sexta de la Audiencia Provincial se vio la apelación por el alcalde socialista de Robledo de Chávela, José Iglesias Montero, contra su procesamiento por presuntos abusos deshonestos y corrupción de menores. Atasco: La Comisión de. Precios de la Comunidad estudió la propuesta de subida de las tarifas de los taxis madrileños. Tras su aprobación, un minuto de atasco en taxi le costaría al viajero casi dieciocho pesetas, puesto que la tarifa correspondiente a la hora de parada. Bomberos: Unos trescientos bomberos participaron en una asamblea en la que los representantes sindicales dieron cuenta a sus compañeros de las conversaciones mantenidas con las autoridades municipales. Insistieron en la destitución de Pascual. Nuevo 091: La nueva sede del 091 quedó oficialmente inaugurada por el ministro del Interior, José Barrionuevo. El objetivo de estas instalaciones es poder dar r e s p u e s t a a las necesidades de la ciudad Millones a justificar: Lo que se deduce de los resultados de la Comisión Especial de Cuentas, que investiga el caso de las cuentas a justificar, es que ha habido una alegre gestión con los fondos públicos declaró el presidente de la Comisión. Subvenciones: Luis María Huete, portavoz de la comisión de Economía y Hacienda, expuso en el último Pleno la necesidad de que todos los años se elaboren memorias que permitan al administrado tener fácilmente acceso a un registro público de subvenciones. Quioscos: El Ayuntamiento ha solicitado a los propietarios de un centenar de quioscos estables de la capital que mañana les entregen las llaves, tras el último acuerdo plenario. Conductor suicida: El Juzgado de Instrucción de El Escorial retiró el permiso de conducir y precintó el vehículo de un conductor suicida que fue detenido cuando circulaba a alta velocidad por la carretera de La Coruña por el carril contrario. En la calle María de Molina se registra el mayor índice de ruido de la ciudad El Retiro y el casco antiguo son las zonas más tranquilas Madrid. Pedro Narváez La calle María de Molina es la más ruidosa de la ciudad, según los datos provisionales del mapa acústico que actualmente realiza el Instituto Torres Quevedo. Por el contrario, las que cuentan con menos índice de ruido son zonas del Retiro, así como algunas del casco antiguo, tales como las calles Amparo y Calvario. María de Molina es uno de los p u n t o s que s o b r e p a s a n el ochenta por ciento de decibelios A, por ahora el más alto conocido en la ciudad. El polo opuesto ya mencionado, entre los que aparece el Retiro, alcanza un nivel menor al sesenta por ciento. En un nivel del setenta al setenta y cinco por ciento se encuentran las calles de Rubén Darío, algunos tramos del paseo de la Castellana, Santa Engracia, plaza del Marqués de Salamanca y plaza de la Independencia. En estas zonas se registran de un tres a un cuatro por ciento de vehículos pesados. Con un poco menos de ruido, en un nivel del sesenta y cinco al setenta por ciento de decibelios A, viven los habitantes y los que transitan por, entre otras, las calles Bailen, Jorge Juan esquina a Serrano, Magallanes, Barquillo, Hermosilla. Lagasca. plaza de las Salesas y Juan de Mena. Cabe destacar en este estudio, aún inconcluso, que a pesar de ser el Retiro uno de los lugares más silenciosos, en algunas zonas del parque se llega a registrar tanto como en algunas de intenso tráfico. Corresponden a partes del Retiro donde está instalado el cine de verano. Algo parecido ocurre con la céntrica y peatonal calle del Carmen, cercana a la Puerta del Sol. A pesar de la falta total de tráfico y debido tan sólo al bullicio de las personas, el índice registrado es el mismo que en la calle Jorge Juan, por ejemplo, o en la muy transitada calle Bailen. Según el responsable de estos trabajos de medición acústica, Salvador Santiago, es posible que en alguna calle en pendiente de entrada a la ciudad, con presencia de vehículos pesados, como el paseo de las Delicias, se llegue al índice máximo obtenido hasta ahora en la calle María de Molina, aunque es difícil superarlo Este estudio es el resultado de un acuerdo marco entre el Ayuntamiento y el Instituto Torres Quevedo, y es el segundo que se realiza. Anteriormente se efectuó otro sobre el aeropuerto de Barajas. En el mismo se especificaba que las zonas más afectadas por el ruido aéreo eran, además de Barajas, dentro de Madrid, las localidades de, entre otras. Mejorada del Campo, San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz. Aparecía también Alcobendas como pueblo perjudicado, pero hace algún tiempo se desvió el espacio de despegue de los aviones, por lo que actualmente no cuenta ya con este problema. Por el contrario, los pueblos anteriormente citados, entre ellos Mejorada, continúan en la línea de aterrizaje, y por consiguiente con problemas de ruido. Sobre la realización del mapa acústico que se elabora en las calles de la capital, Salvador Santiago afirmó: Se pensó hace dos años, para cuantificar numéricamente cuál es el estado de ruido ambiental, teniendo en cuenta que, como en toda ciudad industrializada, la fuente principal es el tráfico rodado. Se planteó un estudio estadístico cuadriculando la parte interior a la M 30. midiendo en los vértices de la cuadrícula resultante. La conclusión de este complicado entramado es el estado de ruido de la ciudad. Las conclusiones serán definitivas después de conocer los resultados de 900 puntos distintos de medida, representativos sólo en horas centrales del día y de la semana y en meses que no sean los de verano. Se realizan entre las diez de la mañana y las seis de la tarde, aunque en algunos casos se hacen por la noche. El año pasado- continúa Salvador Santiago- efectuamos medidas acústicas en la zona Norte y en las de María de Molina y Cea Bermúdez; también en el Retiro, Menéndez Pelayo, así como en Atocha, Bailen, y en total unos ciento setenta puntos de la ciudad. Este año mediremos la zona que rodea la anterior estudiada del Norte y por el Este. Podemos decir que la primera parte del mapa acústico está terminado. Sobre la necesidad del silencio en las grandes ciudades, Salvador Santiago piensa que son necesarias una serie de medidas que hagan bajar el alto índice de ruido actual tanto en Madrid como en todas las ciudades industrializadas. Es evidente que el ruido es causa de enfermedades. Una vez que se llega a cierto nivel de desarrollo y de comodidad hay que poner las bases para paliar su aspecto negativo. Madrid es una de las capitales que lo necesitan. El concejal de Mediodía quiere resolver el caso de los Pascual Madrid. Javier Barrientes En el caso de la familia Pascual Huguet, discriminada y expulsada del Pozo del Tío Raimundo, hay irregularidades. El concejal presidente de la Junta, Francisco Contreras, está interesado en su resolución afirmó la portavoz de AP en el distrito, Elena Utrilla. En agosto yo fui a mirar el expediente de esta familia a la Junta del distrito y vi con asombro que había muchas irregularidades en relación con el bar que estaba debajo de la vivienda de los Pascual, ya que fue clausurado pero se siguieron realizando las actividades- propias de estos locales dijo Elena Utrilla. El concejal presidente, Francisco Contreras, en el último Pleno del Ayuntamiento- añadióme dijo que esta semana próxima nos reuniríamos para tratar este y otros asuntos. Como se recordará, la familia Pascual Huguet fue expulsada del Pozo del Tío Raimundo por no pertenecer al núcleo chabolista del barrio, bandera del PCE en el régimen anterior. El bar El Cazador inundaba de humos la vivienda de esta familia, y tras varias denuncias efectuadas surgieron desavenencias con el dueño del local. Una noche hubo un intento de linchamiento a varios miembros de la familia. Desde ese día los Pascual Huguet tuvieron que abandonar el barrio y comenzar su peregrinaje.