Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PELÍCULAS FIN Viernes cine Primera sesión Filmoteca TV Roy Scheider, en una de las más patéticas escenas del filme La sombra de la primera guerra mundial acucia a Richard Barton, protagonista indiscutible de esta película Las celdas serán un escenario habitual de este rodaje Empieza el espectáculo Director: Bob Fosse. 1979. Color. Ciento quince minutos. Hoy, viernes, a las diez y cuarto, en Viernes Cine Imperio de titanes Director: Vicent Sherman. 1960. Ciento cuarenta y tres minutos. Color. Sábado, E las cuatro y cinco, en Primera Sesión Descripción de un crimen Director: Andrezej TrzosRastawiecki. 1974. Color. Noventa y dos minutos. Sábado, a la una de la madrugada, en Filmoteca TV Con All that jazz titulada aquí Empieza el espectáculo Televisión Española rinde homenaje al desaparecido Bob Fosse. Precedida por cuatro Osear y la Palma de Oro del Festival de Cannes, el filme llega a la pequeña pantalla con su coreografía espectacular, una realización contundente, la mejor interpretación lograda hasta entonces por Roy Scheider (protagonista de la taquillera Tiburón y la muerte como figura omnipresente alrededor de la figura protagonista, un coreógrafo en el que cabe identiácar al propio Bob Fosse. El resultado es una obra singular con momentos espléndidos. Entre la confrontación entre el intento de aproximación al cine de la angustia existencial y el desparpajo ingenioso y desenvuelto con que Fosse engarza, con una oportunidad siempre completa, los distintos números musicales, oscila la película. Y lo que triunfa, finalmente, es el indudable sentido del espectáculo del fallecido realizador. Hay escenas, como la del escenario del teatro lleno de bailarines, t en la primera parte del filme, que pueden figurar en las más exigen 1 1 tes antologías de la comedia musical. Nuestro crítico de cine, Pedro Crespo, apuntó en su estreno madrileño que Empieza el espectáculo es una película grande cuajada de sugerencias e incitaciones al espectador, además de un gran musical. Scheider aparece absolutamente convincente, ofreciendo un auténtico alarde interpretativo, acercando al espectador al mundo del triunfador devorado por sus propios éxitos 116 A B C Larga versión del best- seller de Edna Ferber Cimarrón Magnolia Trigo y esmeralda Gigante sobre el desarrollo de Alaska como Estado. Otro filme, de la época en que Hollywood llenaba sus productos de actores con nombre y que, a pesar de las pretensiones de la Warner, no funcionó económicamente. Película- río, en la que se nos cuenta la historia de un ex sargento de la primera guerra mundial que emigra a Alaska, enrolándose en un barco de pesca del salmón... Lo mejor, sin duda, es la interpretación de Richard Burton y Robert Ryan. Entre el resto del reparto están las entonces consistentes actrices Martha Hyer y Carolyn Jones. El paisaje, los exteriores donde el relato se desarrolla, son magníficos, y la ambientación, excelente. Pero esa parte visual no es suficiente para que el telespectador no se sienta agobiado a lo largo de la proyección. Y es una lástima, porque la dirección de Vicent Sherman es aceptable y todos los intérpretes dan vida con propiedad a sus respectivos personajes. En el momento de su estreno, la crítica señaló que el menos afortunado en su copioso papel era Richard Burton, al que se encontró un tanto envarado, si concedemos cierta rigidez al tipo que le han asignado -Cine parabólicas D. A. R. Y. L. Director: Simón Wincer. 1984. Color. Ciento cinco minutos. Intérpretes: Barret Oliver y Mary Beth Hurt. Domingo, a las cuatro, por Premier. ¡Hundid el Bismarck! Director: Lewis Gilbert. 1961. Blanco y negro. Ciento cinco minutos. Intérpretes: Kerteth More y Pana Wynter. Viernes, a las cuatro, por Filmnet. Simpática, y por momentos ímocionante, fábula contemporánea, con protagonista misterioso y pasable dosis de misterio. En D. A. R. Y. L. hay una primera mitad que transcurre en clave de comedia familiar, con personaje, eso sí, misterioso, y una segunda en que el misterio del personaje en cuestión- e l protagonista del filme, cuya identidad no es cosa de destripar aquí- -se desvela, y en la que el suspense en ocasiones incluso forzado, prima sobre lo emocional. Reconstruye este filme un suceso bélico en el mar: el hundimiento del Bismarck temible acorazado alemán, por la flota británica. El relato está tomado del libro de C. S. Forester, autor, asimismo, de El cañón que se llevó a la pantalla en España con el título Orgullo y pasión Es una producción inglesa y muestra en su realización la solidez, en cuanto a su construcción, que suelen ofrecer los filmes que llevan a término los directores ingleses. Filme inédito en España y segundo largometraje de Andrzej Trzos- Rastawiecki, con anterioridad realizador de televisión. Los protagonistas son dos delincuentes ocasionales que intentan huir del país al haberse dispersado la banda. En la huida cometen varios crímenes... El desarrollo de la acción está contado en forma de flash- back y en un tono realista, si bien se nota al director su paso por televisión, con una técnica cercana al reportaje, así como por los vicios habituales de la realización televisiva, con proliferación de efectos de montaje, inclusión de planos de recurso en el plano general y dirección más bien telefílmica en la que prima la acción en primer plano para sostener el ritmo de la película. Las andanzas de los dos delincuentes ocasionales, que se inician con el asesinato sin razón aparente y con indiferente frialdad, son la base de la película. Con unas pretensiones, como decimos, entre la sociología y la antropología, Descripción de un crimen adquiere un tono voluntariamente distanciado, pretendiendo narrar con gélida indiferencia los hechos en su dimensión más neutra. Los resultados, sin embargo, no acaban de ser satisfactorios. Los flash- backs mencionados parten de la estancia actual de ambos criminales en prisión, y desde ese presupuesto el director se acerca a sus personajes con un tono de comprensión muy alejado de cualquier sentido justiciero. Mala Pasable Buena Muy buena Para cinefilos VIERNES 25- 9- 87