Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 84- LA FIESTA NACIONAL MIÉRCOLES 23- 9- 87 Joselito dio la alternativa al Fundí y a Bote Madrid. Luis García La agradable tarde con que inició ayer su singladura el nuevo otoño, y las buenas artes persuasivas de mi amigo Jorge Herrero, me decidieron a acercarme hasta Villaviciosa de Odón para presenciar las alternativas de El Bote y El Fundi, que nuevamente, como cuando eran alumnos de la Escuela Taurina, iban a formar terna con Joselito. Su popularidad y el Recuerdo de los tres nombres, otra vez juntos, congregaron a numeroso público en el lugar que vivió los últimos alientos de Fernando Vil, llenando a tope su improvisada plaza portátil que cada año, con eso de las urbanizaciones y el desarrollo, se monta más lejos del denominado casco urbano. Y vamos con lo que ha dado de sí el festejo, que en ningún momento ha resultado pesado. Empecemos por decir que no nos ha sorprendido la presencia de los dos primeros toros, con el hierro de Antonio Arribas, en consonancia con la categoría de la plaza, ni la del tercero, que, como los siguientes, pertenecía a la ganadería de Manuel San Román. Por contra, los tres últimos tuvieron bastante más cuajo. Salvo el que abrió plaza, todos sirvieron para el lucimiento de los toreros, que a la postre es lo que el distendido público pretendía. Tarde de emotivos discursos de Joselito al ceder los trastos a sus dos antiguos amigos, y de éstos a la hora de las devoluciones de trastos, y triunfo del Bote en sus dos toros, con salida a hombros incluida, a los que toreó muy ajustado y con buen juego de brazos con el capote. En ambas faenas puso el empeño y la decisión de sus comienzos, y que no fue capaz de mantener en los momentos más decisivos de su andar novilleril. Manejó la franela muy requetebién con las dos manos y se mostró certero con la espada, aunque con el defecto de no jugar debidamente la mano de matar, que es la izquierda. Cortó dos orejas. El Fundi no tuvo suerte con el toro de la alternativa, que llegó hecho un marmolillo al final. Dio una vuelta al ruedo. Joselito anduvo fácil y seguro con sus dos enemigos. Tardó en acoplarse con el tercero, hasta que se decidió a echarle el engaño al morro y tirar de él. Le concedieron las dos orejas. En todo lo alto AVISO Quiero aclarar- con urgencia- que el festival a beneficio de los bomberos trágicamente fallecidos en I siniestro de la callde de la Montera tiene los siguientes antecedentes: al día siguiente de producirse el incendio, Juan José Alonso Millán me habla de celebrar una función en su teatro Muñoz Seca, a precios especialísimos (con fila cero y todo) a beneficio de los familiares de los bomberos. Le digo aquello tan viejo de que la caridad bien entendida comienza siempre por una corrida de toros Lanzo la idea de un festival en ABC, y embarco al presidente de la Federación Nacional Taurina, Lucio de Sancho, en la organización. Lo recoge Lucio, triunfador en el perfecto montaje del festejo de los damnificados de aquel volcán colombiano, y pone manos a la obra. Aquí comienza y termina mi misión; pero a partir de ese momento me llueven las ofertas: desde Victorino, que dona un toro, con la idea de picarlo él mismo, hasta un aluvión de matadores de toros y novilleros. Insisto en que nada tengo que ver con la organización del festival. Agradezco la carta del consejero de Cultura de la Comunidad autónoma ofreciendo la plaza de las Ventas, las llamadas de aliento de aficionados y madrileños no aficionados, de gentes de corazón; pero es a don Lucio de Sancho, presidente de la Federación, a quien se tienen que dirigir. Bajo su batuta, experta e inteligente, camina todo el entramado del montaje. Madrid está con sus bomberos. Y tiene que remediarse como sea- hasta dónde se puede remediar lo irremediable... -que los huérfanos y viudas de esos heroicos servidores de la ciudad no pasen calamidades. Desde aquí nuestro apoyo, cómo el de todos los medios de información- estoy seguro- a la ardua tarea que le espera a Lucio, de Sancho. Vicente ZABALA Cuarta corrida de la feria de Logroño Importante triunfo de Emilio Oliva Logroño. José Luis González El inconveniente que tiene el ir a todas las ferias- decía un aficionado- es que para bien o para mal te encuentras por lo menos a un Campuzano en los carteles. En éstos de San Mateo 87 han ido por separado los dos hermanos. Hoy le ha tocado el turno a José Antonio, el mayor de la dinastía, el grande como se hace llamar. No le tomaron en consideración la faena del que abrió plaza por las escasas fuerzas y caídas del zambombo de 550 kilos. Lo despachó de estocada de efecto rápido, sin que el público se manifestase. En cuarto lugar salió un mastodonte con cuernos que volvió al corral rápidamente por supuesta cojera sin dar lugar a que calentara con alguna carrera. En su lugar pisó la arena comparativamente una sardina de 460 kilos y una cabeza como la del buey Apis. Desconfiado con la muleta, no se acopló con el cornalón, que no tomaba mal los engaños. Pesado al manejar la tizona, dio lugar a que el usía le mandara un sonoro Emilio Oliva aviso. La sorpresa de la tarde la proporcionó Emilio Oliva. El de Chiclana- a pesar de haber nacido en Madrid- -venía a la feria de Logroño como un torero de segunda división al decir de los nativos, ahora que el equipo local milita en la división de honor. Ha calentado motores y puesto las calderas a tope al recibir con dos escalofriantes largas cambiadas a su primer enemigo. Sus dos faenas de muleta, bien construidas, tuvieron como denominador común el valor, la entrega, el desprecio al miedo. Más importante ha sido sin duda la ejecutada al quinto, un toraco negro de astifinas y abundantes defensas, que pesaba nada más y nada menos que ¡630 kilos! Pues bien, el morito- por llamarle de alguna manera- se lo ha pasado repetidamente rozándole los alamares en muletazos tanto con la mano derecha como la de cobrar Gallarda, viril y emocionante faena que puso como colofón una estocada citando a recibir, que por caer un tanto bajo el acero se redujo el premio a una sola oreja, que en unión de la meritísima otorgada en su primero, le dieron luz verde para que los capitalistas lo pasearan a hombros por el redondel y lo sacaran de tal guisa por la puerta grande. Como novedad ha hecho su presentación Fernando Cepeda, poco conocido por estas latitudes. Todo lo que se sabía del diestro de Ginés era de oídas como tocan las charangas de las peñas de los mozos en los tendidos. Ha dejado buena impresión el sevillano. Con el capote toreó con hondura a la verónica de recibo a sus dos oponentes. Movió la franela sobre ambas manos con buen gusto, llevando muy embebidas en los vuelos del engaño las no muy claras embestidas de sus dos enemigos. Sobrio y con valor, no ha hecho concesión alguna a la galería. A sus dos toros los ha mandado al desolladero de sendas estocadas, siendo ovacionado en el de su presentación y dando la vuelta al ruedo en el que cerró plaza. A los toros salmantinos de Lamamié de Clairac les ha sobrado mucho peso. Es casi un milagro que lleguen con energías al tercio final. Restaurante NANI Menú casero. Precio casero Dirección: NANI MONTAÑEZ Ponzano, 49. Teléfono 442 77 96 HIPERAUTO MOTOR SA. A Y A L A 6 4- ITeléls- 27 Sw 276 59