Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 23- 9- 87 CIENCIA Y FUTURO ABC 61 d invade también a Europa electrónicos son cada vez más sofisticados ORDENADOR Y CENTRAL 1. TEMPORIZADOR ENCENDIDO Y APA GADO DE LUCES. RADIO. TV. ETC. 2.34- SIRENA Y AVISADOR BARRERA RECEPTOR EMISOR AVISO GUARDIAS 5 -CIRCUITO CERRADO DE TV 6 -DETECTOR DE INFRARROJOS 7 -DETECTOR PERISENSOR 8. -SISTEMA DIGITAL DE ACCESO con conexión- desconexión de alarma vía radio y en urbanizaciones con chalés aislados puede utilizarse un receptor situado en un punto elevado, que al recibir la señal de alarma de una casa asaltada por delicuentes o en caso de atraco, la transmite al coche patrulla que circula por la urbanización o al puesto de guardia de los vigiantes jurados. También existen kits compactos de alarma con un sistema infrarrojo pasivo de doce metros de alcance, sirena piezoeléctrica, batería recargable y alimentador de red con conexión- desconexión por telemando vía radio. El método más usual de control biométrico, el primero de los mencionados, es el utilizado por el sistema Fingerkey- 2000 de la compañía israelí El De Electro Optic Development, presentado en Nueva York. La persona que va a acceder al interior de unas instalaciones coloca su mano sobre una pantalla de ordenador para que éste la compare con su copia memorizada en una tarjeta infrarroja en la que, además de las impresiones digitales, figuran ios datos del usuario y- e n caso de tener éste acceso a áreas restringidas- un código secreto. Fingerkey 2000 puede operar autónomamente o integrado en el sistema de un ordenador central y controlar mediante su memoria, con una vida media de unos diez años, a unas mil quinientas personas. Otra forma de acceso es mediante la voz. El sistema mecánico es muy simple, permitiendo la apertura de la puerta con un sencillo equipo compuesto por un micrófono, transistores, relé y varias resitencias y condensadores (lo que no impide el acceso a cualquer persona) El equipo se complica con el reconocimiento de la voz, comparando con un ordenador las características de ésta- tono, timbre, inflexiones, e t c é t e r a- con las de la contenida en su memoria, reconociéndola incluso en casos de afonía (a menos que ésta ya sea demasiado grave) En la actualidad, el material informático es de lo más importantes a proteger de los ladrones y en Simo 86 se presentó lo que es un prototipo de esta clase de sistemas, el de antirrobo Miraguard para cintas de Miarcosa. La cinta tiene un sensor en cada unidad de miracartridge, con una chapa sellada, y un sensor en los paneles de Miraguard, con un transmisor de baja frecuencia. La seguridad interior está a cargo de los sensores de humedad (para prevenir inundaciones) y de temperatura y humo (en caso de incendio) apagadores de luces (que desconectan automáticamente éstas cuando una habitación lleva algún tiempo vacía) y desconectadores automáticos de electrodomésticos en caso de mal funcionamiento, Controles de acceso Los accesos a lugares de trabajo o que requieren controles de seguridad más estrictos son eficazmente vigilados por las técnicas de biometría, que permiten la entrada o salida de las personas de los locales por el reconocimiento por un ordenador de sus características físicas: impresiones digitales, forma de las manos, de los ojos, el sonido de su voz, etcétera. Las cintas de los grandes ordenadores también se pueden proteger mediante dispositivos incluidos en su interior. Los científicos israelíes han conseguido un sistema de control biométrico, altamente eficaz. Los delincuentes tienen las mismas posibilidades de adquirir el material antirrobo que hay en el mercado para sus fines. para prevenir que se produzcan corto circuitos e incendios. Todas estas funciones, tanto de seguridad interior como exterior, serán con el tiempo encomendadas al último eslabón en los sistemas de seguridad de las viviendas particulares, comercios, empresas e industrias del futuro, el robot multifuncional, que vigilará todos los factores de seguridad de la instalación e incluso amedrentará, en la medida de sus posibilidades, previa programación, a los ladrones y podrá llamar por teléfono a la Policía o a los propios dueños para avisar de la presencia de intrusos o de cualquier otro peligro potencial para el local al que se ha destinado su protección. El siguiente paso se dará con el telemando emisor- receptor, con el que el dueño de la vivienda o instalación podrá ponerse en contacto directo con el ordenador central de ésta y ordenarle alguna acción concreta, en muchas ocasiones llevadas a cabo por el robot, como auténtico brazo ejecutor del ordenador, lo que dará al sistema mayor versatilidad y capacidad de respuesta ante amenazas potenciales o retardará la agresión para dar tiempo a la intervención de la Policía. Un sistema de seguridad del próximo siglo pasará de la mayor o menor pasividad actual a ser totalmente activo y capaz de crear mediante una sofisticada imaginación barreras electrónicas adecuadas a cada circunstancia concreta, convirtiendo cada sección de un hogar en compartimientos estancos para evitar que todas sus áreas se vean afectadas por la amenaza, accionando los recursos contra incendios y de drenaje en caso de inundación, bloqueando puertas y ventanas, desconectando la red eléctrica, limpiando la atmósfera interior contaminada, avisando a los usuarios del peligro eri caso de que éstos no se encuentren en esos momentos en condiciones de reaccionar con rapidez (durmiendo o en una zona ajena a la que se está produciendo la contingencia) etcétera. Con toda seguridad el hogar del futuro, en el que se contedrá un sofisticado sistema informático que regulará todas las funciones de sus habitantes, desde el trabajo mediante ordenador a la diversión o la cesta de la compra será una presa aún más apetecida que en la actualidad para la delincuencia organizada, que contará con medios técnicos tan sofisticados como los de sus víctimas. J. L. JURADO- CENTURIÓN