Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SIDA: esperanza en las investigaciones con plantas Londres. Alfonso Barra Investigadores británicos que trabajan en el programa oficial para neutralizar los efectos del SIDA esperan encontrar en la Botánica el remedio natural contra la enfermedad y, también, contra el cáncer. Los trabajos están subvencionados con mil millones de pesetas, tienen carácter urgente por la expansión de aquellos males y por la destrucción sistemática de infinidad de especies botánicas, que son consideradas esenciales en Medicina. Las investigaciones se centrarán en miles de plantas y, también, en la flora submarina y otros organismos. Se realizarán experimentos en el laboratorio con cultivos de células para descubrir las propiedades que actúan contra el virus del SIDA y el cáncer. Los médicos que participan en el programa han encontrado ya el producto que brinda buenas esperanzas de éxito, según el director de la campaña contra el SIDA, Kenneth Snader. Se trata de un producto químico denominado castanospermina procedente de un tipo australiano de castaño. Snader confía, asimismo, en el ámbito de la campaña contra el cáncer, en las propiedades de la planta mandragora, una solanácea empleada en Medicina como narcótico. La población india de América la empleaba para curar tumores. De esa planta se extrae la sustancia podophylotoxin empleada para el tratamiento de tumores en los animales. Su toxicidad en el organismo humano alentó la creación de productos químicos de propiedades parecidas y con los mismos efectos que ya han sido experimentados en el hombre. En sus trabajos, los científicos tienen presentes dos factores. Primero dan preferencia a las investigaciones con plantas que, según larga tradición popular, son aplicables en el tratamiento de algunas enfermedades. En segundo lugar, trabajan con el convencimiento de que es necesario descubrir productos químicos derivados de la Botánica que eliminan la toxicidad y complicaciones que pueden provocar los naturales. La electramedicina quiere separarse de la idea de Frankenstein Su principal aplicación ahora es curar fracturas Madrid. C. I. de Bustos Tras haber demostrado su eficacia en la curación de fracturas óseas, la electricidad verá aumentadas sus aplicaciones en la medicina al extenderse su uso a enfermedades como la osteoporosis, la artritis o úlceras de piel. Esta primera impresión de éxito es acogida con cierto escepticismo y recelo por ciertos expertos. CÁTODO Los robots tendrán tacto con sensores de vidrio metálico Madrid. J. M. Fdez. -Rúa El método de enfriamiento ultrarrápido, descubierto al inicio de la década de los años sesenta, ha permitido obtener un tipo de materiales que presentan las condiciones ideales para ser utilizados como elementos sensores de tensiones mecánicas y de campos magnéticos. Estos materiales son los vidrios metálicos ferromagnéticos. El profesor A. Hernando, catedrático de Magnetismo de la Facultad de Ciencias de la Complutense, se refirió a esta interesante cuestión en el transcurso de las j o r n a d a s t é c n i c a s de Tecnova- 87, celebradas la pasada semana en el Parque del Retiro. Los vidrios metálicos- explica el profesor Hernando- son sólidos metálicos, conductores eléctricos que, obtenidos enfriando el líquido a velocidades de un millón de grados por segundo, no presentan picos agudos de difracción en el espectro de rayos X. Sus átomos, en lugar de disponerse con periodicidad traslacional- como sucede en los sólidos cristalinos- se encuentran congelados de una forma desordenada. Los vidrios metálicos presentan un intervalo gigante, con límite de ruptura próximo al teórico, y los que son ferromagnéticos son materiales de altísima susceptibilidad y ciclo de histéresis estrecho: consecuentemente, son excelentes materiales magnéticos blandos matiza. Con los tratamientos térmicos adecuados, y gracias a la alta movilidad de los vidrios metálicos, se pueden generar configuraciones estructurales en las que la variación de la susceptibilidad magnética, debida a tensiones externas, permite detectar estas tensiones con sensibilidad cinco órdenes de magnitud superior a la de las mejores bandas extensométricas y sin necesidad de contactos eléctricos de sensores mecánicos El tacto de los robots, la automatización de los automóviles y máquinas, así como el control de la fabricación y trabajo de las herramientas- explica el profesor Hernando- será posible mediante el empleo de los sensores de vidrio metálico, que no pueden ser superados por ningún otro tipo de materiales. í MICRO CONTACTO GENERADOR ÁNODO señales eléctricas que el cuerpo Hay quien prefiere una mayor emitía para controlar diversas certeza en los resultados antes de afirmar la efectividad de este funciones. Se trata- s e g ú n Basset- de imitar lo que el cuertipo de tratamientos. La progresiva expansión de lo que podría- po genera de forma natural. mos llamar electramedicina se Para lograr la curación de un ve frenada así por cierto recelo hueso no hace falta más que un por parte de la comunidad médipequeño estímulo eléctrico, equica. Según declaró al Internatio- valente al que generan dos batenal Herald Tribune Randy L. Hi- rías de un reloj de pulsera. Se ñes, investigador partidario de la logra así un aumento en la proaplicación de esta técnica a la ducción de calcio, el máximo medicina, la electromedicina lleresponsable de la recuperación va consigo una enorme campaña ósea. educativa. Parece que aún no se Seis meses y la posibilidad de ha separado de la idea del imaelegir entre tres técnicas distinginario Frankenstein tas son las únicas condiciones para el tratamiento. La primera Actualmente, en Estados Unide ellas consiste en implantar un dos, unos veinte mil pacientes se benefician de los efectos de la electrodo en el hueso, que proporciona una corriente supletoria electromedicina. Sin embargo, a la fractura a través de una peesta cifra puede verse aumentaqueña batería que se coloca en da teniendo en cuenta que de el tejido. los 300.000 casos de fracturas de tibia, la tercera parte perteneEn el segundo método se sice a la categoría idónea para la túan unos platos metálicos en la aplicación de una corriente elécpiel, a ambos lados de la fractutrica: aquellas fracturas qué no ra. En este caso, la corriente consiguen soldarse por las vías procede de una batería situada convencionales. Y no sólo esto, externamente. Por último, el tersino que se espera una mayor cer método utiliza campos elecaplicación de esta técnica si se tromagnéticos en lugar de una consiguen resultados positivos aplicación directa de la corriente en otro tipo de fracturas. eléctrica. Se crea un campo electromagnético cuya corriente En realidad aún no se conoce penetra directamente en el cuerel funcionamiento exacto del propo. Frente a las dos técnicas anceso, pero lo que sí parece cierteriores, que producen una coto es que imita las corrientes rriente continua durante las veineléctricas naturales del cuerpo. ticuatro horas, esta última varía Fue en 1957 cuando dos científide tres a diez horas diarias. La cos japoneses, E. Fukada e I. utilización de uno u otro sistema Yusada, describieron y definieron depende de la situación y gravela corriente eléctrica que aparedad de la fractura. cía en los huesos sometidos a estrés. Desde entonces y siSegún los Impulsores de este guiendo la pauta marcada por nuevo método (Electro- Biology Andrew L. Basset, cirujano ortoInc. American Medicáis Electropédico de la Universidad de Conics o Pfizer Inc. la efectividad iumbia, las investigaciones se del tratamiento se sitúa en un han encaminado a duplicar las ochenta por ciento.