Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 23- 9 87 INTERNACIONAL A C El emperador delJapón superó su intervención quirúrgica sin problemas La próxima semana podría volver al Palacio Imperial Tokio. Felipe Carbajo Ayer martes, a las dos y media de la tarde hora japonesa, concluyó con éxito la expectante operación que realizó un equipo de especialistas, designado expresamente para ello, al emperador Hirohito del Japón. Esta ha sido la primera intervención quirúrgica, de cualquier tipo, que se ha realizado en la persona de un emperador del país del sol naciente a pesar de la tradición e historia milenaria que tiene la monarquía japonesa. El emperador Hirohito venía padeciendo, desde hace más de un mes, desórdenes en el sistema digestivo, con esporádicas manifestaciones de náuseas, que han decidido al equipo de doctores por la conveniencia de la operación, contando con el consentimiento de su majestad el emperador. La operación se inició a las once de la mañana y concluyó a las dos y media, debiendo actuar con escrupulosas precauciones debido a la eievada edad del ilustre paciente de ochenta y seis años ya cumplidos. Hirohito Es la primera vez que los cirujanos se han atrevido a aplicar sus instrumentos en el cuerpo de un emperador. Hirohito ocupa el lugar 124 de la cadena ininterrumpida que une la época presente- Showa- con los orígenes de la nación. La persona de su emperador se consideró siempre sagrada; sobre él, el hombre no tenía ningún derecho a poner sus manos. Sabemos que, a finales del siglo pasado, en la era Meiji, surgieron encarnizadas polémicas sobre si era lícito siquiera aplicar una inyección al cuerpo del emperador. La conclusión fue que no, porque con ello se lastimaba la figura del ser sobrenatural que ostentaba. Refiriéndose al actual emperador Hirohito, nos hablaba la Prensa de ayer que, en una ocasión, los doctores se decidieron por el tratamiento y empaste de una muela, renunciando a extraérsela como podían aconsejar las circunstancias por considerarlo más en consonancia con la figura y símbolo que representaba. La intervención quirúrgica efectuada ayer en su persona, después de la plena aprobación del interesado, abre una nueva época de aproximación a su pueblo, cosa que ya inició antes el mismo Hirohito al declarar oficialmente, por vez primera en la historia, tras la segunda guerra mundial, que seguir creyendo que el emperador es un ser divino es algo que no corresponde a la realidad y que debe desecharse Lo anterior no quita el que muchos de sus fieles seguidores, para los cuales el emperador ha sido y sigue siendo símbolo de la unidad nacional, acudieran ayer a los templos por el éxito de la operación. El popular templo budista Sennyuji, en Kyoto, ha convocado, a través de los medios de difusión, a todos aquellos que quieran unirse a ofrecer sus súplicas a la divinidad, del día 22 al 24, de ocho a nueve de la mañana, por el pronto restablecimiento de su emperador. En otras tomas de opinión transmitidas ayer por los reporteros, no eran pocos los ciudadanos que se sentían en la misma obligación ante sus dioses. Según el parte difundido después de la operación, todo parece asegurar que el estado actual del emperador no parece revestir síntoma alguno de enfermedad grave, previendo que su regreso al Palacio Imperial, su residencia, pueda realizarse después de una semana. La enfermedad del emperador del Trono del Crisantemo es, aparentemente, una pancreatitis crónica, pero este diagnóstico no podrá ser ratificado hasta que se hagan los pertinentes análisis de los tejidos extirpados y pueda determinarse si esa supuesta pancreatitis era de origen canceroso, extremo que los médicos del equipo quirúrgico tienen que tomar en consideración. Los resultados de estos análisis, señalaron fuentes de la casa imperial japonesa, no se sabrán hasta dentro de más o menos una semana cuando el diagnóstico sea completamente fiable y no haya posibilidad de error en los resultados médicos sobre la dolencia de) soberano. Dolencia del emperador La afección que sufre el emperador se trata de un obstáculo que dificulta total o parcialmente el paso del contenido intestinal, reteniéndose éste por encima de la obstrucción. La distensión, los vómitos y lá deshidratación, junto con otros transtornos, pueden, de no solucionarse la causa obstructiva, originar graves alteraciones incluso la muerte. Son muchas y variadas las causas que pueden ocasionar la obstrucción del intestino. Entre ellas, pueden estar las adherencias, bridas, invaginaciones, acodaduras, válvulas, torsiones, tumores. En el caso de un paciente de ochenta y seis años, con un cuadro (vómitos, diarreas, distensión) de relativamente poco tiempo de evolución, y sin que exista ninguna patología aclarable al presente cuadro, hemos de pensar que, aunque pueden existir cualquiera de las causas antes citadas, suelen ser los tumores, benignos, inflamatorios o malignos. La intervención consiste en abrir el abdomen, localizar la obstrucción y, según la naturaleza de ésta, realizar las maniobras quirúrgicas que se requieran para su eliminación. Unas veces es necesario solamente seccionar una brida o cordón; otras, como en ei caso de los tumores, se deben extirpar estos junto con las cadenas ganglionares, extirpando ampliamente el segmento de intestino afectado para, después, reempalmar los dos extremos intestinales y suturacies- para que, así, la continuidad det tubo digestivo quede asegurada. Según las infprrnacipnes de Tokio, -ai emperador se le tía colocado un conducto artificial entre el duodeno y él intestina Antonio SIERRA Jefe clínico de cirugía del 1. c de Octubre Cnrsjs intensivos de CURSOS ACELERADOS 8 9 MESES SECRETARIAS BILINGÜES (Inglés- Español, Francés- Español, Alemán- Español, indistintamente) Programa informatizado Taquigrafía Internacional Gregg Mecanografía audiovisual Word Processing. Correspondencia bilingüe (diplomas Cámaras de Comercio) Prácticas oficina (télex, fax, teléfono, archivo) COLOCACIÓN PROPIA ESCUELA Confíe en nuestra experiencia de más de 25 años Euro- Secretarías ttcaeU Pilólo ESTUDIO INTERNACIONAL SAMPERE Castelló, 50, bajo derecha. 28001 Madrid. Teléfono 276 82 64