Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 23- 9- 87- OPINION -ABC, póg. 15 A compañía Iberia perdía 30.000 millones de pesetas anuales hace cinco años y va a ganar previsiblemente 9.000 en el ejercicio en curso. Nuestra primera empresa aérea no ha logrado éxitos espectaculares, sino continuas y modestas mejoras que hacen de Iberia un caso digno de estudio. Iberia es una empresa que representa los colores de España en el mundo exterior; su prestigio no depende, sin embargo, de producir bienes tangibles, sino de algo tan inmaterial como es la calidad de servicio. A lo largo de los últimos años- durante lapresidencia de Narciso Andreu- Iberia ha avanzado en seguridad, puntualidad y dimensión. En años recientes se sostuvo que una compañía de bandera de la que dependía en parte el buen nombre español podía permitirse balances económicos poco brillantes. El actual presidente de Iberia no lo ha entendido así: en una nación de tantos carnés nuevos, nadie dudará de la antigua filiación socialista de don Narciso Andreu. Por eso cobra un significado peculiar su defensa de los beneficios, como un bien objetivo y necesario en toda entidad mercantil, pública o privada. La dirección de la compañía ha sostenido en estos años un enfrentamiento constante contra los reductos de ineficiencia, de incuria y de pequeñas (o no tan pequeñas) corruptelas. En este punto cobra un valor especial la firmeza con que el primer responsable de Iberia ha plantado cara a UGT yaCCOO cuando estos sindicatos amenazaban con paralizar la circulación en el espacio aéreo español. Desde luego que hay defectos y considerables. Pocos u s u a r i o s d u d a r í a n por ejemplo, si pudieran elegir un vuelo e n t r e Iberia y Swissair. Pero muchos europeos tampoco dudarían ya (y lo demuestran a diario) entre Iberia y otras compañías del mundo desarrollado, pronunciándose a favor de la española. El problema, está una vez más, en la fragilidad de lo que en estos años se ha conquistado. Toda obra de la civilización (y una compañía aérea es, sin duda, un termómetro de calidad) es un cuerpo vivo que puede degradarse y desaparecer en poco tiempo. Por eso Iberia L EL CASO DE IBERIA Es, incluso, probable que Teherán acepte la resolución 598 de alto el fuego. No por problemas de imagen internacional- u n prejuicio occidental al que ha dado sobradas muestras de desprecio- sino por los problemas que le originarían nuevas sanciones, y en particular un embargo internacional de armas. El escollo sigue siendo la insistencia iraní en identificar al agresor Existen pocas dudas sobre quién inició las hostilidades, pero por razones de praxis y las consecuencias que tendría, la ONU no puede comenzar su mediación con una declaración contra Irak. En el fondo de la intransigencia iraní se libra, no obstante, una sorda batalla por alzarse con la herencia post- jomeinista. Si antes del escándalo de la venta de armas norteamericanas a Teherán, era el moderado presidente del Parlamento, Rafsanjani, el delfín indiscutible del líder iraní, son ahora los radicales aglutinados en torno a Montazeri los que parecen OCAS situaciones tan escandalosas como la que acaba de marcar los rumbos del intedescubrirse sobre la peste equina. La enfermedad mor- grismo chií, con la incógnital contagiada a los caballos españoles no se conocía en Eu- ta del papel representado ropa desde la segunda guerra mundial. Ahora ha logrado por el hijo de Jomeini, Ahcruzar nuestra frontera y extenderse gracias a la punible mad. negligencia de unos funcionarios del Ministerio de AgriculPara completar el diagtura. Pero lo grave no es sólo la existencia de un foco, sino la ocultación de la peste durante no menos de tres meses. El nóstico, la escalada de tensilencio de la Administración ha producido la muerte masi- sión en el Golfo, disparada va de animales, con pérdidas incontables y un daño grave, por la protección norteameentre la tragedia y el ridículo, al prestigio español. Se dice ricana de petroleros kuwaique unas cebras importadas de Namibia han sido las porta- tíes, lejos de contribuir a la doras del mal. Pero la Subdirección General de Sanidad Ani- paz irano- iraquí ha aumenmal está ahí para algo. No se trata sólo del deporte (imposi- tado el peligró de que el bilidad del equipo olímpico español de acudir a los Juegos conflicto se extienda a nivede Seúl) sino del daño pecuario, que puede alcanzar niveles les impredecibles. Así lo han nacionales. Sin contar el golpe bajo que sufre la imagen de puesto de relieve los inciEspaña. Porque hay plagas que no son del Tercer Mundo, dentes que han tenido como sino de la preshistoria. ¿A quién exigir responsabilidad? víctimas a una patrullera iraní y a un petrolero británico. Sólo la Unión Soviética lleva a cabo una cautelosa y ambivalente diplomacia de acercamiento a Teherán y Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Bagdad, a c a r i c i a n d o el Director proyecto de encaramarse LUIS MARÍA ANSON como mediador. Director de ABC de Sevilla Antes o después la guerra Subdirectores Francisco Giménez- Aíem n Darío Valcárcel. Joaquín Vila. José Jainterminable tocará a su fin. valoyes. Manuel Adrio. Joaquín Amado Subdirector: Antonio Burgos Pero a estas alturas algo paJefes de Redacción: J. A. Gundin (ContnuKiacl) J. C. Azcue (Internacional) 8. Berasaiegui (ABC Serano) A rece cierto: la paz no llegará Fernández lEconomta) J. I. G Garíon (Cultura) A A. González (ContinukJad) R. Gutiérrez (ContmuKiad) L. Lz Nicolás (Reportajes) C. Mantona (Continuidad) J. L. Martin Descalzo (Sociedad) J. O n o (Edición) L 1. Parada mientras el eclipse del an (Suplementos Económicos) L Prados de la Plaza (Contunda C. Prat IDomneal) Santiago Caseto (Cotabcraoories) ciano Jomeini decida qué Secciones: J Rubio (Arte) J M. F d e z- R ú a (Ciencia) A. Garrido y J Espejo (Conleccionj. J. C. Diez (Deportes) A Yañez (Edición Aérea) J Badia (Educación, E R Marchante (Esnuevo curso adoptará el pectáculos) J Pato (Gráfica) M A Flores (Huecograbado! F Rubio (Ilustración) M Salvatierra fundamentalismo iraní. (Internacional) C Navascues (Madrid) J. A. Sentís (Nacional) M A Martin (Sanidad) D Martinez- Lu ¡án (Sociedad) R Domínguez Sucesos) V Zaoala (Toros) E Yebra (Vida Social) Tampoco será posible resolver uno de los conflictos Director General de Prensa Española, S. A. más complejos del siglo con JUAN MANUEL QONZALEZ- UBEDA recurso a simplismos de Producción: S. Barreno. Personal: G. Conde. Financiero: I. Laguna P. Datos: V Peña. R. Exterocasión: ni estamos ante nas: J Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares Publicidad: L Escolar u n a película de: buenos y Telefonos: Centralita (todos los servicios) 43584 45. 435 60 25 y 43531 00 Telex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 malos, ni Teherán és el refugio de unos fanáticos de maPrensa Española, S. A. nicomio. puede servir de ejemplo de tenacidad en el esfuerzo. Conseguir un 90 por 1 O de O puntualidad en Europa con 480 despegues diarios no está, reconozcámoslo, del todo mal. Pasar en tres años de 12,5 millones de pasajeros a 14 millones, tampoco es un mal logro en un mercado caracterizado por su dureza. En un país cuya balanza exterior depende en buena parte del turismo. Iberia cerrará su año con siete millones de pasajes extranjeros y no menos de 1.200 millones de dólares ingresados en divisas. Hay que abordar una etapa nueva plegada a los hechos. Iberia podrá competir de verdad con sus rivales cuando su presidente y sus directivos r. o dependan de la burocracia del Estado y recuperen la autonomía indispensable a toda e m p r e s a competitiva. YER se cumplieron siete años de guerra en el Golfo Pérsico entre Irán e Irak. Siete años de terribles combates y un goteo diario de escaramuzas en los frentes: un saldo de cientos de miles de muertos y unas pérdidas económicas que convierten en lúgubre, tanto el cuadro actual como el que aguarda a ambas naciones tras un eventual armisticio. El reciente curso de los acontecimientos en el Golfo ha cumplido a la letra la política de un paso adelante y otro atrás. Ciertamente, la presión diplomática que llevan a cabo las Naciones Unidas en pro del armisticio habla de una mayor sensibilidad de la c o m u n i d a d internacional hacia aquella endémica guerra, y su latente amenaza de extenderse en una región todavía hoy vital para las economías de las potencias industriales. A LA GUERRA INTERMINABLE LOS CABALLOS SE MUEREN P ABC a