Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 A B C CAMPEÓN LUNES 21- 9- 87 esforzarse el Real El fútbol produce extraños contrasentidos. Viene el Osasuna cuatro días después del Ñapóles, en el mismo escenario, esta vez líeno, y se lleva un gol más que los de Maradona. No se trata de dar a entender que sea preciso repartir por igual la producción de goles dentro de una misma semana. Se trata de dejar bien claro que el equipo de Pamplona causó mucha mejor impresión que el campeón italiano y, por si fuera poco, tenía la posible ventaja de coger al Real cansado. Algún desmayo se hizo notar- -nunca se sabe si por la destreza visitante o por la confianza del equipo de casa- hasta el punto de pasearse en el ambiente cierta posibilidad de campanada navarra. Para ser justos, hay que reconocer que el conjunto de Zabalza la tuvo a sj alcance hasta el filo del descansó, para volver a soñar con ella en algunos momentos en que perdía, además de por un solitario gol, casi todo el respeto que los primeros de la tabla producen en una temporada recién estrenada, pero con marcadores de vértigo. La verdad es que este Real Madrid inspirado se esfuerza, tanto si juega mejor como si se resisten los aciertos, y lo hace hasta el último minuto, aún cuando esté. Este es el secreto y en eso reside su suerte. No mereció Osasuna, tal vez, un resultado tan contudente, y nadie puede decir que el Madrid no lo haya trabajado a golpe de carreras y firmeza en su acelerador. Iba para uno a cero este partido, salpicado de algún que otro sobresalto, y terminó con la severidad del tres a cero, sin que ello reste admiración hacia el portero Roberto, que retardó el resultado hasta más allá de la hora y media del tiempo reglamentario. Si Míchel no hubiera estado esta noche especialmente resolutivo, en medio de su fútbol artístico y firme, habría sido otro compañero suyo el salvador del compromiso. Cualquiera de ellos resuelve en un instante. Míchel, que se hizo sólo el primer gol, y que sirvió a la cabeza de Hugo Sánchez y de Gordillo los otros dos, ha sido el más destacado trotacaminos sin perder la filigrana del balón. Fuerte, arrancando de atrás, Míchel fue la pieza clave por donde se infiltró el aire que terminó de saltar los cristales de las puertas y ventanas pamplónicas. Hasta después del minuto cuarenta no se alteró el marcador. Antes, a la altura del minuto veinte, Butragueño se hizo con un balóni dentro del área y consiguió que lo! derribara De Luis. El penalti indiscutible lo lanzó Hugo Sánchez, al palo, y el arbitro hizo de defensa navarro, pero sin enviar el balón de córner siquiera. Toda la meticulosidad en colocar a los jugadores fuera del área, antes del disparo del mexicano, contrasta con la torpeza de su situación. Al señor Peraita Ficha técnica Real Madrid: Buyo, Chendo, Tendillo, Sanchís, Míchel, Gallego, Jankovic (Camacho) Martín Vázquez, Gordillo, Butragueño y Hugo Sánchez. Osasuna: Roberto, De Luis, Ibáñez, Pepín, Castañeda, Lee, Sola (Sarabia) Rípodas, Plzo Gómez, Bustingorri y Goicoechea (Martín González) Arbitro: Peraita ibáñez, del Colegio Valenciano. Mal de facultades y contemporizador. Debió señalar un penalti que le hizo Buyo a Pizo Gómez. Expulsó por doble, amonestación a Rípodas y mostró tarjeta a Martín Vázquez y a Chendo. Goíes: 1- 0. Minuto 42. Jugada espléndida y personal de Míchel, que bate a Roberto. 2- 0. Minuto 83. Falta que saca Míchel y cabecea Hugo Sánchez. 3- 0. Minuto 90. Cabezazo de Gordillo a centro de Míchel. Ibáñez se le olvidó el undécimo mand amiento, no estorbar y se puso en medio como un jueves Con ello, evitó que Hugo remachara o que el balón devuelto por la madera pudiera ser recogido por algún atacante madridista. Mal empezaba el juez, que luego distribuyó de manera desigual las tarjetas y terminó cerrando los ojos al penalti que Buyo le hizo a Gómez. Toda esta peripecia le coloca en el peor sobre el campo. Los nervios madridistas del primer tiempo han estado en la rotura del esquema de juego lucido en los partidos anteriores. La lesión de Solana ha producido el obligado cambio. Estaba Bennhakker deseando Precioso regate de Míchel E dar entrada a Jankovic y ésta parecía buena ocasión. El único inconveniente era el cumplimiento de la misión del defensa izquierdo. Desde que Camacho hubo de salir del Así j u g a r o n Real Madrid Buyo: Nervioso, sin que se sepa por qué. Suspenso. Chendo: Mejoró en la segunda parte. Aprobado. Jankovic: Muy lento y fallón, hubo de ser sustituido. Suspenso. Camacho: Sujetó cualquier intento por su parcela. Aprobado. Tendillo: Fuera de su sitio, aunque muy trabajador. Aprobado. Sanchís: Fuerte, con aguante y rematador. Notable. Gordillo: Embarullado al principio, se superó después. Aprobado. Butragueño: Parecía cansado, pese a lo cual cumplió. Aprobado. Míchel: El mejor, sin duda. ¡Qué segundo tiempo! Sobresaliente. Hugo Sánchez: También hoy menos brillante. Aprobado. Gallego: Mejoró mucho en la segunda mitad. Notable. Martín Vázquez: Se pierde a ratos, aunque lucha. Aprobado. Vestí Osasuna Roberto: Gran portero. Retrasó la derrota. Sobresaliente. De Luis: Duro y buen marcador de Butragueño. Notable. Castañeda: Siguió a Hugo y acertó muchas veces. Aprobado. Ibáñez: Entonado con el equipo en labores de cierre. Aprobado. Pepín: Con orden, también muy trabajador. Aprobado. Lee: Se multiplicó en todas partes, con eficacia. Notable. Rípodas: Hasta su expulsión estaba jugando bien. Aprobado. Sola: De los más activos en el centro del campo. Notable. Goicoechea: Batalló si fortuna y falló un gol hecho. Suspenso. Bustingorri: Activo hasta el final y con sentido de equipo. Aprobado. Gómez: Incansable arriba y abajo. Notable. Sarabia y Martín González: Salieron al final. Sin calificar. Leo- Beenhakker: Estamos muy G Leo Beenhakker reconoció con gallardía las dificultades que nos puso el Osasuna para conseguir esta victoria. Los pamplónicas corren como caballos sin parar y mantienen su ritmo de juego aún con el 1- 0 o el 2- 0, sin hundirse El holandés justificó el rufrimiento blanco: Pagamos la cuenta del Nápoles. Notamos problemas físicos y psicológicos tras el desgaste ante los italianos El caso es que con cansancio y muchos más problemas de los soportados en esta Liga, el Real sumó- como diría Boskov- seis puntos: los dos propios más los del Valencia y el Celta. Beenhakker no tuvo más remedio que decirnos que estamos muy contentos por las derrotas del Barcelona y del Atlético de Madrid Los periodistas consideramos más enemigo a los azulgrana y centramos el asunto en la crisis de los jugadores de Núñez. Leo aceptó que sí, seis puntos es una diferencia importante, pero no decisiva para decir que Barcelona y Atlético están descartados para la consecución del campeonato. Sepa que todavía quedan 34 jornadas, una Liga normal Precisamos que el Madrid empieza esa segunda Liga con seis puntos y el holandés aprobó también que a partir de cinco o seis puntos, la ventaja hay que considerarla relevante El técnico madridista no quería hablar de su nítido favoritismo en pos del título a falta de 34 partidos, por si las gordas vacas blancas se vuelven flacas. Leo fue sincero ante el juego de su equipo: Creíamos el sábado que estábamos totalmente recuperados de la batalla con el Ñapóles, pero antes del encuentro ya hablé con los jugadores de que la experiencia dicta que esos grandes esfuerzos en Copa de Europa siempre se acusan. Así fue. Jugamos, en comparación a jornadas preceden-