Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 21- 9- 87 ABC ÍIAlJiL Coyuntura ABC 51 Más de medio millón de nuevos empleos en un año y el mismo número de parados Crece la población activa que busca trabajo De cara a la concertación socia! es necesario reflexionar sobre el dato más importante de la reciente coyuntura económica española. Según ios resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) de! segundo trimestre de 1987- a! margen dei efecto mínimo de los problemas metodológicos tan aireados por la Prensa la población ocupada no agraria ha crecido en España en ios doce meses que van del segundo trimestre de 1986 a igual trimestre de 1987 en nada menos que 566.500 nuevos empleos. Aún aceptando que el cambio metodológico de la EPA haya podido tener alguna incidencía en dicha cifra, es evidente que e! número de nuevos empleos en el último año ha crecido por lo menos en 500.000 de personas. Ya en el primer trimestre, antes dei cambio metodológico, el empleo no agrario había registrado aumento de 421.400 nuevos empleos. que corresponde al incremento de la población de dieciséis a cincuenta y cuatro años. Mientras que la población en edad de trabajar crece en un año 113.500 personas, la población activa lo hace en 536.600. Dicho de otra forma: 423.100 personas que permanecían ociosas y se declaraban inactivas han optado por incorporarse al mercado de trabajo. Esta cifra será más aita en la medida que el número de nuevos jubilados en el último año supere a la del precedente. Más empleo, igual paro A dicho dato, sin duda sensacional se ha contrapuesto el hecho de que el número de parados aparece anclado en la cifra de 2.936.500, es decir en torno a los 3.000.000 sin que se logre reducir sustancialmente cifra tan abultada. Nos encontramos así ante la evidencia de que mientras el empleo crece más del 5 por 100, en torno al 500.000 de nuevos puestos de trabajo, el paro permanece afincado en los 3.000.000, según la Encuesta de Población Activa, dato prácticamente confirmado por el registro de parados dei Instituto Nacional del Empleo (INEM) que en junio último lo situaba en 2.838.500 parados inscritos y en agosto en 2.811.677, cifras que superarían a ias de la EPA si se incorporaran los trabajadores agrícolas subsidiados de Andalucía y Extremadura. Incorporación femenina La máxima incorporación de población activa se debe a la población femenina. En un año la población activa femenina se ha incrementado en 475.400, equivalente al 89 por 100 del aumento total de la población activa. La mitad del crecimiento de la población activa femenina se sitúa en las jóvenes de dieciséis a veinticuatro años. Por último, hay que destacar que entre los segundos trimestres de 1986 y 1987 el paro masculino ha descendido en 257.300, mientras que ha aumentado en 243.500 entre las mujeres. La tasa de paro masculino ha descendido desde el 19.8 al 17 por 100, mientras que la femenina ha aumentado desde el 25,3 al 27,9 por 100 que campea en los datos de la última EPA. Crece la población activa Hay que dejar muy claro, por tanto, que Tal aparente anomalía tiene una clara ex- coincidiendo con ia política de ajuste econóplicación. La población activa, es decir, ia que mico y ílexibilización del mercado de trabajo, se declara ocupada o buscando empleo, ha el empleo español ha crecido sensiblemente, crecido entre los dos segundos trimestres de creándose en un año más de 500.000 de 1986 y 1987 nada menos que en 536.600 nuevos empleos. Lo que ha permitido reducir personas. Crecimiento equivalente a! 3,9 por la tasa de paro masculino en casi tres pun 100, tasa que desborda la del 1,4 por 100 tos. Simultáneamente la población activa se ha que corresponde al aumento de la población de más de dieciséis años y ai 0,7 por i 00 visto incrementada muy por encima de lo que podía esperarse por el crecimiento de la población en edad de trabajar. Lo que se ha debido, fundamentalmente, a la masiva incorporación de la población femenina al mercado de trabajo, en tasa del 11,3 por 100. Expectativas del empleo y del paro en España A la vista de los datos proporcionados por la EPA, puede esperarse razonablemente que, de mantenerse ¡a política de ajuste económico y flexibilización del mercado de trabajo, asistiremos en plazo no muy lejano a un descenso sensible de las tasas de paro. Es evidente que la tasa de actividad de la población española (37 por 100 sobre población total y 48,7 por 100 sobre población de más de dieciséis años) sigue siendo muy baja y que, por tanto, es previsible prosiga la incorporación al mercado de trabajo de parte de la población desanimada, pero aun así, de continuar el crecimiento del empleo en la forma tan intensa como la acusada en los dieciocho últimos meses, las tasas de paro tendrán que declinar. Algo que habrán de tener en cuenta los denominados interlocutores sociales, si de verdad consideran que el problema del empleo y de! paro es el número uno de la sociedad española. (Servicio de Estudios del Banco de Bilbao) POBLACIÓN (Miles de personas) Media anual 1985. Media anual 1986. II trimestre 1986... I trimestre 1987... II trimestre 1987... VARIACIÓN ABSOLUTA (Miles de personas) Media 86 media 85 II trim. 87 II trim. 86 VARIACIÓN RELATIVA Media 86 media 85 II trim. 87 II trim. 86 POBLACIÓN ACTIVA POBLACIÓN EMPLEADA Total 10.570,7 10.820,4 10.779,1 11.030,8 11.329,6 Agraria 1.925,9 1.740,6 1.738,5 1.728,4 1.722,5 No agraria 8.644,8 9.079,8 9.040,6 9.302,4 9.607,1 PARADOS 2.970,8 2.960,8 2.950,3 2.992,3 2.936,5 13.541,5 13.781,2 13.729,4 14.023,1 14.266,0 239,7 536,6+ 1,77+ 3,91 +249,7+ 550,5 +2,36+ 5.11 185,3 16,0 9,63 0,92 +435,0+ 566,5+ 5,03+ 6,27 10,0 13,5 -0,34 0,47 FUENTE: Encuesta Población Activa (INE)