Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 21- 9- 87 ABC mima m A B C 45 A presente colamero de enero del año boración no enr e s p e c t i v o y deben tra en el análisis perder su vigencia el de las magnitudes de día 31 de diciembre in- los Presupuestos del mediato siguiente. Pero Estado, ni ha sido relas demás disposiciodactada teniendo a la nes, las no estrictaPor César ALBIÑANA GARCÍA- QUINTANA vista el proyecto de ley mente presupuestarias, correspondiente a deben pronunciarse exLa ley anual de Presupuestos del Estado no debe ser el furgón de los residuos 1988. Con estas limitapresamente si no quienormativos de cada año que no tienen relación con los ingresos y gastos públicos ciones se exponen alren entrar en el régide ese año, ni con la ejecución o liquidación de los presupuestos estatales de ese gunos c r i t e r i o s que men del artículo 2.1 del año en particular. Así opina en este artículo el experto fiscalista, catedrático de bien podrían ser objeto Código Civil, con la vaHacienda Pública, Cesar Albiñana, quien señala que reformas fragmentarias se trade reflexión por los órmitan con urgencia a veces, como si de un contrabando normativo se tratara cación de los veinte ganos, que, con uno u días. otro alcance, participan Sobre esta práctica en la eleboración y en la aprobación de las neral Presupuestaria que se remite a la ar. ual legislativa- y por tanto, prelegislativa- ha leyes anuales de Presupuestos Generales del de Presupuestos Generales del Estado para de insistirse respecto de otras leyes de natuEstado. que dé cobijo a los preceptos que deban regir raleza tributaria. Cierto es que la ley General en el respectivo ejercicio el comportamiento Se opina que estas leyes pueden contener Tributaria- l a de 1963- ordena la refundide los sectores privados y públicos para el disposiciones de naturaleza financiera y tribución de leyes y reglamentos, pero este manmejor logro de los correspontaria, sin más restricción que la establecida dato puede cumplirse sin velar dientes objetivos económicos sopor el artículo 134.7 de la Constitución espalas diferencias entre el precepto ciales. ñola para la materia tributaria. La exposición -N que se deroga y el que se prode motivos de la ley General Presupuestaria mulga. Al no hacerse así, esta 3 de 4- 1- 1977 es terminante respecto del conReformas fragmentarias- mos restando claridad a la nueva tenido de las leyes que aprueban los Presuley, estamos entorpeciendo el vx La ley anual de Presupuestos puestos Generales del Estado de cada año, y seguimiento de las leyes y estadel Estado no debe ser el furgón su texto dispositivo no establece excepción mos estimulando que los ciudade los residuos normativos de alguna. Estas leyes anuales deben ser considanos se desentiendan de las h cada año, que no tienen relación deradas como una ley más en sentido formal reformas legislativas si éstas no con los ingresos y gastos públiy material. ies afectan de modo inmediato, cos de ese año, ni con la ejecudirecto e individual. ción o liquidación de los PresuMás de una Comisión puestos estatales de ese año en 4 Claridad del mensaje Pero ei que estas leyes sean leyesparticular. Estimo debiera desteómnibus no autoriza a que su estudio y derrarse esta forma de legislar en César Albiñana La claridad del mensaje legal bate en las Cortes Generales discurra en una beneficio de la concepción y la Catedrático de Hacienda también queda quebrantada con sola Comisión parlamentaria (la de Presucohesión de la ley que haya de fórmulas por las que se consoliPública puestos) sino que debe ser observada la regular cada materia al margen dan los créditos concedidos por competencia de las demás Comisiones parlade las singularidades o de las el Banco de España al Tesoro mentarias por razón de la materia y, en parespecificaciones de cada ejercicio presupuesPúblico en un determinado año, para que en ticular, la relativa a las modificaciones tributatario. el año siguiente pueda seguirse haciendo uso rias. Si las leyes anuales de Presupuestos A la misma conclusión ha de llegarse resde tal recurso directo. Así se convierte al del Estado son de contenido mixto, su tramipecto de las modificaciones que las leyes Banco de España en un acreedor que nunca tación parlamentaria debe ajustarse a la natuPresupuestarias anuales introducen en textos podrá cobrar su crédito ni los intereses. raleza de las disposiciones que contengan. de carácter básico, como son la ley General Asimismo habría que filtrar frases como la Tampoco tiene fácil explicación que mediPresupuestaria y la ley General Tributaria. mención del ejercicio legítimo de una compedas por las que se modifica el régimen de la Cuerpos legales como los que acaban de ser tencia- q u e es preciso suponer en los órgafiscalización o intervención de las actividades citados bien merecen una ley especial para nos públicos- o la contemplación de situaciofinancieras de la Administración del Estado, ser reformados y en la que se considere mones y circunstancias que la ley debe regular, que bien podrían adoptarse en cualquier éponográficamente la función que cada uno de no limitándose al recreo o al mero examen. ca del año, sean introducidas en la ley de ellos cumple en el ordenamiento jurídica Su Nada se diga de las concordancias y del dePresupuestos Generales del Estado, dando reforma fragmentaria, y con las inevitables ursorden con que se emplean el sujeto, el verlugar a que esta última adquiera una dimengencias de la discusión parlamentaria de toda bo y el predicado, desoyendo las recomendasión verdaderamente inmanejable con detriley de presupuestos públicos, está reñida con ciones de la gramática. mento del estudio y reflexión de otros capítuel estudio sosegado que merecen estas leyes los de típica naturaleza presupuestaria de la de carácter básico. -Por ello, las Cortes GeneFunambulismo propia ley, y a que se mezclen disposiciones rales suelen encomendar al Gobierno la preadjetivas con otras sustantivas que ninguna paración de los correspondientes textos de Es de esperar que no tardando mucho se relación tiene con ellas, como no sea la meactualización o acomodación de tal clase de cifren los beneficios tributarios (a los que ramente operativa. normas jurídicas, aunque el Gobierno no puese refiere la Constitución vigente en sus arda cumplir- a! menos en plazo- tales encartículos 133.3 y 134.2) con arreglo a un métogos, y de aquí que se utilice la ley anual de do conocido y explicado, sobre todo cuando Ley General Presupuestaria Presupuestos del Estado para atender el hoy ya se plantea la supresión de las desgramandato legislativo, como si de un contrabanEntiendo que debiera seguirse la recomenvacionss tributarias y la reducción, simultánea do normativo se tratara. dación del preámbulo de la ley General Prede tipos de gravamen. supuestaria, antes aludido, expresada como Y no se entra en la crítica desfavorable que sigue: Así se reconoce a la ley de Presume sugieren determinadas disposiciones que Contrabando normativo puestos Generales del Estado el rango formal no siguen la técnica presupuestaria, pues hay y el contenido material de ley, sin que deba Otra cuestión que las referidas leyes anuaque exculpar el funambulismo que al Estado suscitar preocupaciones jurídicas el que en les deben resolver con claridad y rotundidad (que algunos llaman central impone el reella se articulen todas las- disposiciones de es la de la vigencia de las respectivas dispoparto de la menguante tarta nacional en favor naturaleza financiera que sea necesario o siciones en ellas insertas. Un Tribunal judicial de Comunidades autónomas y de Ayuntaconveniente promulgar para la ejecución conse ha pronunciado recientemente sobre esta mientos que gastan sin la paralela responsagruente o simétrica de los estados de gastos posible dualidad en su entrada en vigor. No bilidad de la recaudación. Y nada se diga de e ingresos en el respectivo período anual. En cabe duda que las disposiciones relativas al lo que el Estado no distribuye, porque no se este sentido- s e añadía- la propia ley Gegasto público deben entrar en vigor el día priincorpora a su presupuesto de cada año. L La ley de Presupuestes no debe ser el año