Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 21- 9- 87- OPINIÓN -ABC, pág. 15 A demanda de Comisiones Obreras al Tribunal Supremo para que anule la decisión del Gobierno- -ya realizada por cierto- de entregar a la Unión General de Trabajadores- la suma de 4.144 millones de pesetas en concepto de recuperación de patrimonio histórico incautado a raíz de la guerra civil, es asunto que presenta muy diversas facetas al comentario. Sin duda alguna tiene, ante todo, una motivación basada en el hecho de la inexistencia de CC OO como central sindical antes de la guerra civil. Así, en el caso de CC OO, no hay base para establecer una operación económica, como la que ha beneficiado a UGT. Y para evitar esta desventaja, aparece muy claro el propósito de CC OO, cuando alega que la UGT actual no puede legalmente ser considerada la misma personalidad jurídica que tenía propiedades o patrimonio antes de la guerra. Porque CC OO entiende que la secuencia de la personalidad jurídica quedó rota, extinguida, por las leyes que d e c l a r a r o n i l e g a l a UGT. Con independencia de cual sea el fallo del Tribunal Supremo, de los datos que acabamos de subrayar se deduce que el fondo más auténtico del polémico asunto es una pugna de los sindicatos no beneficiados en la operación de retorno patrimonial frente a los sindicatos que obtienen la ventaja de una enorme entrega económica. Y sería ingenuidad imperdonable limitarse a considerar, en todo ello, solamente una finalidad de seguridad jurídica o un escrúpulo de legalísmo. -Pero la cuestión presenta otro aspecto del máximo interés para la opinión pública y las masas de trabajadores. Se trata dé las valoraciones económicas qué se han aceptado para llegar a la suma de 4.144 millones de pesetas. Al parecer, el subsecretario, de Trabajo afirmó con posterioridad al acuerdo del Consejo; de Ministros que decidió la entrega. multimillonaria, que no existía todavía ninguna valoración del patrimonio sindical histórico Y conviene recordar que otra cÜÉ- tral sindical- poderosa antes de la guerra civil, y también expropiada luego de ella, la CNT, también ha impugnado la, suma concedida a UGT. Tampoco, pues, L PLEITO ESCANDALOSO está nada claro el fundamento económico de esta operación, calificada de donativo. Todo se torna más oscuro y confuso todavía al pensar en las cantidades, también en cifras de millones, que se han entregado a los sindicatos, incluido CC OO, con cargo a fondos presupuestarios en varias ocasiones. Sin hacer referencia- q u e es otra historia- -a las cesiones del denominado patrimonio sindical acumulado. Sea cual fuere la solución jurídica de este raro pleito, no es posible silenciar la reacción pública de escándalo cierto ante unas centrales sindicales que polemizan por miles de millones mientras son incapaces de favorecer la creación de puestos de trabajo, mientras obstaculizan la coneertación social, mientras se desbordan en demagogia anticapitalista. NA información adelantada ayer por ABC venía a probar algo sospechado largamente aunquejjsin confirmar nunca: ciertos abogados que asisten a los presos de ETA que se encuentran en las. cárceles españolas operan como correos y como enlaces para la articulación táctica de sus actividades carcelarias y de sus actitudes, como grupo, en las respectivas prisiones. Cuando España mantiene desde hace ya tanto tiempo y con daños tan cuantiosos, profundos y generalizados, una lucha permanente con el terrorismo etarra, resulta muy difícil comprender que los delincuentes de esta organización puedan, desde los lugares donde cumplen las penas a que han sido condenados, continuar en unas actividades que, ciertamente, no se pueden calificar de marginales o de me- U CORREOS OEL TERRORISMO nos significativas. La actividad del terrorismo, supuestamente ideológico, que ETA practica no se acaba en las acciones de violencia que realizan sus miembros hasta que son capturados por l a s f u e r z a s de seguridad del Estado o entregados por las autoridades francesas. Esa actividad continúa, con eficacia para la economía del terror a la que sirven, dentro de las cárceles donde sus presos se encuentran. El método terrorista es un conjunto complejo de conductas, actitudes y procedimientos, de cuya aplicación combinada se vienen a obtener resultados muy concretos; por ejemplo, la intercomunicación de los etarras desde los distintos centros penitenciarios en que se encuentran, ha permitido que los objetivos de la reinserción se llegaran a frustrar en grande y muy significativa medida. Las cosas no pueden seguir así. Resulta necesario llevar el rigor de los contro- i les carcelarios para los presos etarras hasta el último límite de cuantos define la ley. Si la lenidad es del todo inconveniente en la administración de los centros penitenciarios, porque con ella se desvirtúa y se incumple la ley, resulta especialmente inadmisible en los casos que afectan a los presos de ETA. Aquí habría que invertir la práctica más en uso: el trato especial gozado por los presos etarras tantas veces, de- biera ser un trato especial, padecido, de rigor y severidad. El terrorismo es una actividad delictiva que, como otras, encuentra sus continuidades en las prisiones, pero en su caso el daño y la peligrosidad resultan tan por encima de todas las demás que requieren de la administración penitenciaria una revisión drástica de las pautas seguidas. No ponemos más acento en la cuestión de ios profesionales que operan como correos del terrorismo, o sea, como cómplices, que en el asunto de esa necesaria y general restricción aplicable a los etarras. Hay algo más que un- problema de deontología profesional en los letrados que se prestan a tal indignidad; hay un problema de seguridad nacional que deben resolver de, inmediato, quienes tienen la responsabilidad de la administración penitenciaria. O que hay tras los continuos sucesos que se producen alrededor de los bomberos madrileños no es sólo la investigación de las diez muertes ocurridas en el incendio de los Almacenes Arias, en la madrileña calle de la Montera. Estamos ante un ordago de las centrales sindicales, que intentan forzar la destitución del director del servicio, José Pascual. Quieren convertirlo en chivo expiatorio de todos los errores que se hayan podido producir. Y lo quieren deprisa, antes de que terminen las investigaciones. Han amenazado las centrales con desobedecer las órdenes que reciban si no se atienden sus exigencias. Parece que. la razón de esta urgencia está en que las investigaciones ponen de manifiesto que el mayor problema del cuerpo de bomberos es precisamente la falta de disciplina y la desorganización, de la que son responsables, al parecer, las propias organizaciones sindicales y el Ayuntamiento que hasta ahora ha atendido las opiniones de éstos antes que las de los jefes de los servicios. Las acusaciones de un lado y de otro son tan serias que la opinión pública exige una investigación a fondo. No deben repetirse catástrofes como las de los Almacenes Arias. L AROEN LOS BOMBEROS ABC Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Gimenez- Alerná n Subdirector: Antonio Burgos Subdirectores Darío Vaícárcei. Joaquín Vüa. José Javaloyes. Manuel Adrio. Joaquín Amado Jefes de Redacción: J A. Gundin (Continuidad) J C Azeue (Internacional) B. Berasategui (ABC l í t e l o) A Fernandez ¡Economía) J. 1. G. Garzón (Cultura) A. A. Gor alez (Continuidad) R. Gutiérrez (Continuidad! Lz Nicolás (Reportajes) C. Mantona (Continuicad) J L Martin Descalzo (Sociedad) J Gimo (Edición) L i. Paracia (Suplementos Ecünomtcs) L Prados de ia Plaza (Cciír jwaci. C. Prat (Dañinea! Sartogo Gástelo (Cobboraaonesi Secciones: J. Rubio (Arle) J. M Fdez- R í a ÍC. encial A. Garrido y J Fsrjejo (Confección; J C Diez (Deportes A. Yañez (Edición Aerea; J 3 ad: a (Educación, E. R. Carenante (Espectáculos) J Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio íllustracicr. i. M. Salvatierra (Internacional) C. Navascues ¡Madrid) J A. Sentís (Nacional) 1 A. Martin (Sanidad) 0 Martinez- Lujan ¡Socieoao) R Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Vebra (Vida Social; Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEJ GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde? Financiero: I Laguna P. Datos: V Peña R. Externas: J Saiz Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares Publicidad: L Escolar T e l é f o n o s C e n t r a l i t a (t o d o s los s e r v i c i o s) 435 84 4 5 435 60 25 y 435 31 00 Telex: 27682 ABCMDE. Publicidad 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 Prensa Española, S, A. 3 S y. i r- s, t ii t n ¡re. i-