Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E T A 1) O P O R PRENSA- ESPAÑOLA SOCIEDAD ANÓNIMA 21 SEPTIEMBRE 1987 ABC o tardíamente (Salinas, Guillen, Alberti, Lorca, Aleixandre) El soneto único de Cernuda sigue el patrón de los de Hurtado y Lope (componer el soneto a regañadientes, vencer verso a verso y estrofa por estrofa la carrera de obstáculos) sólo en el cuarteto primero, desaprobado por el Soneto en persona, y en el segundo (donde el Soneto encomienda a nueva estrofa la asistencia que él mismo se niega a prestar al poeta) Pero el divertimiento de Cernuda recuerda también a Lope de Vega porque es un soneto interlocutivo especie muy cultivada por Lope y de la cual el ejemplo más inmediato es aquel en que los hablantes- Garcilaso y Boscán resucitados- se pasman del tenebroso idioma culterano en que les replica una mesonera: Boscán, tarde llegamos. ¿Hay posada? Llamad desde la posta, Garcilaso ¿Quién es? Dos caballeros del Parnaso. No hay donde noctumar palestra armada El soneto Divertimiento recuerda a Lope de Vega implícitamente porque hace uso de fórmulas consagradas por éste. No le recuerda, en cambio, por modo explícito: sólo a Góngora y Quevedo en son de homenaje, y a Mallarmé en temple de rechazo. Lope escribió, sin embargo, centenares de sonetos, recordados por la posteridad varios de ellos con valor de modelos. Con todo, para Luis Cernuda, poeta R E 1) A C C I O D M I M S T R ACIÓN TALLERES- SERRANO, 61 28006- MADR D FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA UY citada, si no memorable, es la frase de Montesquieu acerca de los españoles: El único buen libro que tienen es el que ha hecho ver lo ridículos que eran todos los demás (Cartas persas, LXXVIII) Del hondo y alto poeta Luis Cemuda podría decirse, en tono semejante, que el único soneto por él publicado- y no muy bueno- es aquel en que quiso proclamar la inoportunidad de cualquier soneto ulterior. Titúlase Divertimiento y se halla en la parte IX de La Realidad y el deseo, parte cuyos límites cronológicos son 1944- 1949. M SONETO CONTRA EL SONETO (I) muy exigente consigo mismo y, por tanto, con los o t r o s rima y razón, color y olor solamente los alcanzaron entonces (en el tiempo de plenitud de esta forma de composición) los sonetos de Góngora y de Quevedo; no los de Lope de Vega, coetáneo de ambos. Asísteme en tu honor, oh tú, soneto. Aquí estoy. ¿Qué me quieres? Es cribirte. Ello propuesto así, debo decirte Que no me gusta tu primer cuarteto. No pido tu opinión, sí tu secreto. Mi secreto es a voces: advertirte Le cumple a estrofa nueva el asistirte. Ya me basta de lejos tu respeto. Entonces... Era entonces. Ahora cesa. Rima y razón, color y olor tal rosa, Tuve un día con Góngora y Quevedo. Mas Mallarmé... Retórica francesa. En plagio nazco hoy, muero en re medo. No me escribas, poeta, y calla en proIsa. Sonetos contra el soneto se han escrito bastantes a lo largo de los siglos. Entre ellos el más temprano en España sería el de Diego Hurtado de Mendoza Pedís, Reina, un soneto; ya le hago; Ya el primer verso y el segundo es hecho y el más afortunado el de Lope de Vega Un soneto me manda hacer Violante, que en mi vida me he visto en tanto aprieto No es sorprendente- e s explicable- -que un poeta del 27 como Luis Cernuda sintiera escasa simpatía hacía la antigua compostura italiana. Otros poetas del grupo la sintieron también: no escribieron ningún soneto o escribieron algunos rara El poema de Cernuda se titula Divertimiento -s i uno no se pasa de listo- -en doble sentido: está hecho por entretenimiento (por juego o capricho) y es además una disuasión (el soneto disuade o divierte al poeta de su propósito inicial de componer un soneto) En este segundo sentido la disuasión se cumple en forma de un juicio del soneto (en persona) acerca de su propio pasado, presente y futuro; juicio que debe suscitar, como consecuencia, la diversión del propósito primero hacia otros proyectos menos convencionales. Lo que el soneto, en cuanto interlocutor, quiere decir es aproximadamente esto: Mi pasado fue de plenitud en manos de Góngora y de Quevedo, y ni siquiera Mallarmé llegó a tanta verdad; mi presente es nacer hoy como copia y expirar como eco de otros ecos; mi porvenir más digno sería no ser escrito por nadie, pues me basta el respeto con que algunos como tú admiráis lo que fui. Lope de Vega, aunque compuso más sonetos que comedias, no fue revolucionario en el arte del soneto, como sí lo fue en el arte nuevo de hacer comedias En los mejores sonetos de Lope cabe distinguir estos rasgos: la eufonía no es esmeradamente perseguida por el poeta; la construcción y el vocabulario no ofrecen novedad que los aparte de la expresión clara y corriente; el modo de imaginar va presidido por el sentimiento, no por un anhelo de hermosura plástica (como en Góngora) ni por un afán de significación densa (como en Quevedo) casi todo el acento ético y estético carga sobre el último verso o los dos últimos, viniendo a ser los anteriores el engaste de la joya final, pero no cada uno de ellos (como en Góngora y en Quevedo) joyas sucesivas y encadenadas, de pleno valor. Gonzalo SOBEJANO LA MAYOR COLECCIÓN DE ALFOMBRAS PERSAS Y ORIENTALES Certificado de origen y garantía de cambio. Facilidades de pago. V Ml 1 Rosales. HT- V Tel. 2419088- jf l P Pintor