Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 ABC ESPECTÁCULOS VIERNES 1 U 9- 87 No solamente le han robado a Manolo Santana en las postrimerías del verano; también ha sido víctima de los cacos la llamada Brigitte Nielsen, a la que sustrajeron joyas y vestidos de la habitación de su hotel en Hamburgo mientras actuaba en un circo de la citada ciudad. -Verdaderamente, la señora está como para que la enseñen en los circos... -Y usted que lo diga. Entre las joyas que los ladrones se llevaron estaba el anillo nupcial, el que Sylvester Stallone colocara en su dedo el día de la boda. Las demás piezas, collares de rubíes, brazaletes de ore macizo, eran también obsequio de Rambo, lo que ha dejado muy claro, clarísimo, que la Nielsen podrá estar muy indignada con su ex marido, al que llama celoso, bruto y envidioso, pero cuando se separó de él no le tiró las joyas regaladas a la cara, junto a las cartas, las fotos y el rosario de su madre. -Dirá lo que Zsa Zsa Gabor. ¿Qué dice esa señora? -Nunca he odiado lo suficiente a ningún hombre como para devolverle las joyas regaladas. Frase histórica, o así. Y verdadera, porque es sabido que algunas de las mejores frases que conocemos suelen ser falsas. Pero es cierto como la vida misma que otra Pantoja se asoma al mundo de la canción. La nueva prima se llama Paz Martín y parece que va a cantar a dúo con un tal Queco. Con los Pantoja ocurre como los Molina, que son sagas interminables, en continuo desarrollo y expansión, inagotables en su caudal artístico. Si se casaran entre ellos podrían hacer el clan artístico más importante de España, y dada la rapidez con que las Molina tienen hijos y la cantidad de primos de que gozan los Pantoja, pronto lo serían de Europa. -Pues el director de cine Bigas Luna IMANOL ARIAS SERA FREUD Pequeña pantalla está muy interesado en hacer una serie para la tele con la familia Molina como protagonista. ¡Santo cielo! -Sí, una cosa como lo de Los Cosby, pero con otro acento... Ya. Con otro acento y con otro color. Hablando de colores: que me cuentan que algunos sectores barcelonistas no ha caído nada bien que Joan Manuel Serrat reciba su primer disco de oro por Bienaventurados de manos del jugador del Real Madrid Jorge Valdano. -E s que no sólo le dio la mano- cuentan- sino que además le sonrió abiertamente. ¡Qué barbaridad! Solamente falta que Ramón Mendoza le regale un caballo. Mientras, Imanol Arias se prepara para rodar la segunda parte de la historia de El Lute, por lo que su viaje a la Argentina no tendrá lugar ahora, como algunos habían previsto, sino en abril, porque después de terminar con El Lute, Imanol tiene que dirigir su primera película, la ya titulada Un instante en tu piel interpretada por Mario Gas y Pastora Vega. ¿Y se sabe lo que harás en la Argentina? -Sí, hemos elegido una función que ahora tiene mucho éxito en Londres y que se titula Freud -me cuenta Imanol- está basada en una etapa de la vida del gran psiquiatra austríaco, entre los treinta y uno y treinta y tres años, cuando descubre el psicoanálisis. Me voy en abril para ensayar durante un mes y luego poder estrenar en mayo en el teatro Blanca Podestá, en Buenos Aires. ¿E s verdad que ibas a hacer allí una película titulada Polvo y espanto -Sí, pero ya no la hago, no tengo fechas... Muy fino, Imanol. AMILIBIA FÚTBOL OTRA VEZ Parece que por fin vamos a tener fútbol los sábados por la tarde. Millones de celtíberos aplaudimos mentalmente el acuerdo entre Televisión Española y la Liga Profesional. Incluso los que nunca fuimos hinchas ni forofos gustamos de contemplar desde el sillón las peripecias del encuentro semanal. Estas retransmisiones nos hacen meditar en lo que el invento de la televisión tiene de mágico y milagroso. Nos permitió asistir al aterrizaje del hombre en la Luna, a las inundaciones, los incendios y los lances de las guerras. Nos familiarizó con los grandes personajes del mundo que, en rigurosos primeros planos, parecían dedicarnos exclusivamente sus discursos políticos y nos trajo las viejas películas de nuestra niñez, que tanto nos emocionaban entonces, para que aprendiéramos que cualquier tiernpo pasado no fue siempre mejor. Sentarse en el sillón y poder contemplar la final de tenis en Wimbledon, la corrida de feria en la Maestranza o el voto de censura en el Congreso, es un prodigio que no agradecemos lo bastante. Se acostumbra uno enseguida a lo maravilloso y para estimarlo debidamente necesitaríamos recordar cómo era nuestra vida antes de que la televisión nos metiera en casa toda la palpitación de este viejo mundo. Particularmente, tendríamos que pensar en el tiempo en que íbamos hasta los estadios en un ruidoso tranvía o un autobús supercargado y aguantábamos dos horas de pie, entre gritos y empujones, para que al final perdieran los nuestros. Ahora nos traen el encuentro a domicilio, sin que ni siquiera paguemos la entrada. Nos repiten la jugada del gol para que nos recreemos doblemente y nos pasan a cámara lenta el penalti que le hicieron al jugador de casa, para que nos indignemos con toda la razón. Es verdad que en muchos partidos sentimos deseos de apagar el televisor o pasarnos a ver la película del otro canal o ponernos a leer ese último libro que aún no hemos abierto. Pero seguimos agarrados a la pantalla, aunque sólo veamos forcejeos en el centro del campo, pases hacia atrás y artilleros de pólvora mojada. En mis tiempos- decimosse jugaba mejor. Quizá no sea verdad, pero a nosotros nos gusta creerlo. Entonces le poníamos pasión a lo que hoy sólo nos entretiene a ratos. Pero nos ilusiona que vuelva á haber partidos en la tele Aunque sean malos, aunque se marquen pocos goles, aunque el visitante ponga cien cerrojos ante su portería. En el fondo, lo que nos gusta es el recuerdo del tiempo aquel en que íbamos por muy pocas pesetas a la general de Chamartín o del Metropolitano. En el fondo, lo que televisión nos hace con estas retransmisiones es una invitación a la nostalgia. El santo JOB 2 MES DEGRANDIOSO ÉXITO RIALTO GROUCHO VEBSION ORIGINAL SUBTITULADA- CUENTA CONMIGO STAND BY ME Un nuevo film de Rob Reiner COLUMBIA PICTURES PRESENTA UNA PRODUCCIÓN ACT UI UN FILM DE ROB REINER STAND BY ME WIL WHEATON RIVER PHOENIX COREY FELDMAN JERRY O CONNELL KIEFER SUTHERLAND SI É JACK NITZSCHE DEL RUTH ái RAYNOLD GIDEON BRUCE A. EVANS Sfi STEPHEN KHVG TM BRUCE A. EVANS RAYNOLD GIDEON TM ANDREW SCHEINMAN Basada en ellibro ELCUERPg de STEFHEN KNG. Edtado por E. GRUAU 30