Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 11- 9- 87- CULTURA -ABC, pág. 41 Truman Capote, entre la memoria y el libelo, resucita ahora con un escándalo postumo Se publican fragmentos inéditos de un artista atrabiliario Nueva York. José María Carrascal Acaba de salir a la luz la novela postuma de Truman Capote, Answered prayers, Oraciones respondidas que, como todas las obras postumas es desigual, interesante, angustiosa e incompleta. De hecho, se trata solamente de una serie de capítulos de una obra que tenia en la cabeza y que nunca llegó a terminar. Parte de ese material fue publicado en la revista Esquire en los años setenta y el resto son esbozos posteriores, intensos pero desiguales. Lo más interesante de todo es que el conjunto formaba parte de lo que Capote deseaba que fuera su obra magna. Acabada y publicada con enorme éxito A sangre fría, a mediados de los años sesenta, firmó un contrato para escribir algo parecido a En busca del tiempo perdido de Maree! Proust: una rememoración entre nostálgica e irónica de las personas que había conocido en su vida, muy en especial lo que luego se llamaría ia jet- set norteamericana y europea, con predilección por las figuras literarias internacionales. Conocidas fueron sus agrias y atrabiliarias polémicas con algunos de los personajes centrales de ese mundillo durante aquellos años. Su enemistad con la princesa Lee Radzwill y con su hermana, Jacqueline KennedyOnassis, sus disputas legendarias con Gore Vidal, el desprecio supino que sentía por escritores como Norman Mailer, las andanadas contra cualquiera que no mereciera su interés, los guateques sonados que organizaba por todo lo alto y que muchas veces acabaron mal, en fin, los avatares de una existencia vocacionalmente escandalosa como materia literaria de una obra de creación entre lo ficticio y la realidad, entre la memoria y el libelo. Capote se puso con enorme ilusión a! trabajo, pero fueron pasando los años sin que éste progresara, al menos todo lo satisfactoriamente que él quería. Fue cuando, ya bien metidos en la década de los setenta, publicó en Esquire esos tres capítulos por separado, Monstruos no mimados Kate McCIoud y La cote basque este último nombre de uno de los más famosos restaurantes neoyorquinos donde suelen reunirse esas gentes. El resultado fue explosivo pues Capote ponía verde a todo el mundo y la inmensa mayoría se ofendió. El valor literario de las piezas era otra cosa: a diferencia de Proust, que recreaba el pasado con virtuosismo artístico, Capote era incapaz de abandonar su vena sarcástica y su tendencia al cotilleo, con lo que aumentaba él picante de su obra, pero no su calidad. Otro problema era cómo encajaban entre sí, ya que se trataba de episodios dispersos, unidos sólo por la figura del protaonista, P. B Jones, un escritor bisexual, unido sentimentalmente a una hermosísima expatriada norteamericana, por la que Jones dice que mentiría, robaría y mataría. Pero el cinismo es lo que prevalece en todas esas páginas, junto a un candor que produce escalofríos cuando se citan nombres de personas conocidas y acciones que no son para contar, al menos en público. Ni que decir tiene que aquellos capítulos le valieron al autor más de un zarandeo, y no sólo literario. Truman Capote siguió trabajando en su obra magna y hay José Donoso recibió la Encomienda de la Orden de Alfonso X Santiago de Chile. Efe El escritor chileno José Donoso recibió las insignias de la Encomienda de la Orden de Alfonso X el Sabio, que le fue conferida por Su Majestad el Rey. La condecoración le fue impuesta por el encargado de negocios de España en Santiago, Mariano Vidal, en el curso de un acto especial en la Embajada española, con asistencia de una numerosa representación del mundo intelectual y artístico. Al explicar las razones de la distinción, el jefe de la misión diplomática española recordó que, de acuerdo a las ordenanzas, la Orden Civil de Alfonso X el Sabio fue creada para premiar a quienes han prestado eminentes servicios a la obra universal de la cultura. José Donoso- dijo el diplomático- es figura clave de la literatura chilena y uno de los más prestigiosos escritores de la lengua castellana y universal comparándole con los dos chilenos ganadores del Nobel de literatura: Pablo Neruda y Gabriela Mistral. Donoso, tras agradecer el honor recibido de Don Juan Carlos y España, señaló que su nombre no es mérito exclusivo de sus letras, sino también mérito de la ocasión y del tiempo, fruto en parte de la casualidad, y dentro de ésta, quizá sobre todo de la de haber vivido en Barcelona en la década de los años sesenta. Esto no es modestia- dijo Donoso- puesto que encontrarme en el sitio donde se estaba produciendo la gran detonación de ia novela iberoamericana me hizo aprender, si bien no mi esencia de escritor, si una estrategia para hacer universal aquello que es local Señaló que ha amainado el interés por la novela hispanoamericana: hoy el editor y el lector se han ¡do a explorar en países que rara vez han sido productores de novela: los países del este, Japón, Portugal, África del Sur, India. A esta literatura de países marginales se ha sumado la hispanoamericana como una parte, no como protagonista. Nacido hace sesenta y dos años, Donoso es autor de quince libros, entre los que destacan Coronación Casa de Campo o El obsceno pájaro de la noche Sus obras han sido traducidas a veinticuatro idiomas y publicadas en países como China, Dinamarca, Turquía y Checoslovaquia. Truman Capote pruebas de que terminó algún capítulo más. Pero Joseph Fox, en el prólogo del libro, dice que la inmensa mayoría de ellos fueron destruidos por el propio autor. ¿Por qué? Al parecer Capote atravesaba una crisis de creatividad al mismo tiempo que se ponía a sí mismo niveles cada vez más altos que alcanzar, sobre todo en cuanto a clarificación de su prosa. Sin ser una de sus mejores obras, Answered prayers merece figurar al lado del resto de las de Truman Capote, al mostrarnos al mismo tiempo su desesperada dependencia y su desprecio hacia los demás, lo mismo que la ambigüedad de su genio. GENTE NUEVA (II) Uno de los capítulos más interesantes del libro que estoy escribiendo (Gente nueva) se titula: La entrevista de Gorbachov Resulta que, por las mismas fechas- l o he sabido luego- se nos ocurrió a Benet y a mí la misma idea: hacerle una entrevista al señor Gorbachov. A ambos, conjeturo, por una cosa de lucimiento personal. Pero también, reconjeturo, por un afán de servicio a la paz del mundo y demás. Noble pugna, estimulante rivalidad. Pero, a la vez, combate desigual. Servidor, a cuerpo; Juan Benet, con todo el respaldo establecido y, para empezar, el del quinto regimiento (Miguel Ángel Aguilar, por supuesto) cuyo señor natural soy, a pesar de lo cual se volcó en promoción de la otra candidatura. Para mayor detrimento de mí msmo, precisé que de las relaciones bilaterales, etcétera, ni palabra en toda la entrevista. Y, para máximo detrimento mío, cuando se me pidió que añadiera a mi cuestionario un breve curriculum vitae, me negué en redondo, por un elemental imperativo de española soberbia personal. Bien, los veinte y tres mil filtros que se interponen entre candidaturas semejantes y el señor Gorbachov han rechazado las dos, a lo que se ve y por el tiempo transcurrido (pero con la presente impertinencia favorezco, creo, la de Benet) Envoi: Mijaíl Serguiéyevich, en el caso de Juan Benet probablemente y en ei mío con toda seguridad, entiendo que ha sido una equivocación. Julio CERÓN