Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ABC OPINIÓN Comentarios libérales ZIGZAG VIERNES 11- 9- 87 ATROPELLO DE LA MONTERA N la tarde de ayer, por los mentideros políticos de la Villa y Corte, corría despendolado un rumor rigurosamente increíble: Juan Barranco, a la cabeza de nuestro heroico A y u n t a miento, había decidido expropiar el sosar- de los siniestrados Almacenes Arias para instalar, en lo que hoy es parada de escombros, un monumento a los bomberos. Según esta curiosa decisión, a los muertos por la posible imprudencia de sus jefes y la probable incapacidad municipal para implantar medidas de segundad eficaces en los edificios de alto riesgo, se fes ofrecía un trocito de césped y aiguna estatua alegórica, en lugar de una rigurosa investigación que depurase las responsabilidades del alcalde, del oficial de bomberos y de cuantos, por acción o dejación, hayan contribuido a la tragedia de ía calle de la Montera. Sería una forma muy castiza de liquidar el- asunto, muy del estilo socialista, que a tantos niveles de gobierno disfrutamos: en lugar de responsabilizarse de las cosas, un monumento a ios caídos y a otra cosa, mariposa. Uno s? imagina ya el acto e de homenaje. Con Barranco de gran sacerdote, beneficiario político de la tragedia, y Ana Belén y Víctor Manuel cantando la de Mírala, mírala en una apoteosis de fervor municipal. El pueblo madrileño se iría satisfecho a casa como esas señoras que sólo duermen a pierna suelta si durante el día se han metido entre pecho y espalda un par de melodramas y alguna desgracia ajena que les haya permitido darle al lagrimal. Pues lo mismo el pueblo descuidado, adormecido por la demagogia sentimental: a dormir hasta el próximo incendio. Pero la cosa ha resultado todavía rnás chusca o más siniestra. Según dicen por lo bajo, lo que pretenden nuestros astutos munícipes no es sóiodáf rienda suelta a su capacidad de emoción institucional, sino hacer un escarmiento político. Como hay posibilidades- siempre las h a y- de que el incendio pudiera haber sido provocado, sólo expropiando el solar en zona ton apetitosa para la construcción se evitaría que los propietarios del mismo pudieran beneficiarse indirectamente del siniestro. Si el proyecto barranqueño se lleva a cabo, estaremos 1 ante uno de los escándalos más sonados de los últimos años. De forma que a unos señores se les quema un edificio en un lugar céntrico; no hay prueba ninguna, por el momento, de que el incendio haya sido provocado, y si la hubiera, tendría que determinarse si la intención era achacable a los dueños, o a un pirómano, o incluso a un enemigo de los dueños decidido a arruinarlos. Porque sólo faltaría que después de haber sufrido el incendio de una propiedad de semejante calibre, el Ayuntamiento madrileño culminara su actuación expropiándole al propietario el terreno para que la ruina fuera completa. Con esta decisión se persigue, además, una finalidad política evidente: apartar del interés público el debate sobre las. responsabilidades del Ayuntamiento en el incendio y centrarlo en los propietarios de los almacenes. Es posible, cuando se sustancie la investigación judicial, que resulte que el edificio cumpliera la ordenanza municipal en materia de previsión de incendios, y que esta normativa se haya revelado insuficiente, con lo que la responsabilidad sería, primordialmente, municipal. Quizá para evitar esta posibilidad, la primera que no hay que descartar, Barranco haya decidido culminar la tragedia de la calle de la Montera con un auténtico atropello. Todo un gesto político. Federico JIMÉNEZ LOSANTOS estos esultados: la tentación de tomarse la justicia por propia Dentro de unos días, cuando, mano. Ha ocurrido en esta localirecuperados los cadáveres de dad guipuzcoana, después de los bomberos todavía sepultados que las quejas de ios vecinos, y cumplidas las últimas honras con su Ayuntamiento a la cabefunerales, se vayan disolviendo za, contra el aumento de los traen la corriente de noticias las ficantes de drogas no hayan sido que todavía se refieran al incen- escuchadas por nadie; pero madio de los almacenes Arias, em- ñana puede pasar en cualquier pezarán, si no han comenzado otro lugar de España, como Caya, las jornadas de máxima rerabanchel, donde un grupo de flexión responsable del Ayuntapersonas han cortado al tráfico miento de Madrid. Porque luego de la tragedia no puede sobreve- la Vía Carpetana para protestar nir el olvido. Habrá que revisar contra la inseguridad ciudadana. muchas cosas, todas ellas cen- Y estos sucesos, por ilegales tradas en la organización, dota- que sean, tan sólo demuestran ción y dirección del servicio de un estado de cosas del que los Bomberos. Preciso es que se re- poderes públicos, en todas sus pasen todas las actuaciones y se escalas, son los responsables firemedien de verdad todas las nales. carencias. Lo único inadmisible Escritores será volver a sepultar los cadáveres de los heroicos bomberos Antes de que el líder del Partibajo otra añadida losa de excul- do Reformista Peruano, Víctor paciones calculadas, dilatados Echegaray, acusase- precisaexpedientes informativos y admi- mente aquí, en Madrid- a Varnistrativa indiferencia. El fuego gas Llosa de sedicioso por ha dejado grandes rescoldos hu- sus manifestaciones en contra meantes en el organigrama de de la nacionalización de la Banlas responsabilidades municipa- ca del Perú, los escritores Octales. vio Paz y Enrique Krauze se solidarizaban con su colega peruano suscribiendo las críticas que éste Reacción popular dirigió tanto al Gobierno de Alan La actitud de Ips vecinos de García como al mexicano de MiLezo (Guipúzcoa) que han que- guel De La Madrid. Al de este úlmado una furgoneta por ser pro- timo, Vargas Llosa lo había califipiedad de un presunto traficante cado de seudodemocracia y de drogas, sólo puede merecer el sistema más corrompido de la condena de todos. Las actitu- América Latina Una vez más des violentas, la culpabilidad sin se comprueba que escritores e juicio, el ataque contra bienes intelectuales son capaces de personales o personas físicas no captar con especial clarividencia son admisibles en una sociedad problemas que a grandes sectoque se quiere considerar civiliza- res sociales pasan inadvertidos o da. Pero son, por otro lado, un juzgan como un tributo necesaclaro síntoma de la falta de ac- rio, pero que tienen una proyectuación de las autoridades para ción retardada de efectos letales frenar una situación de la que la para esa misma sociedad. No es sociedad en general está harta. de extrañar por ello que esos esCuando los delincuentes campan critores comprometidos estén por sus respetos sin que se pon- con frecuencia en el centro de ga coto a tal estado de cosas, una polémica en cuyos extremos mientras los vecinos no cejan en siempre se hallan la ambición sus quejas y críticas, se liega a política y los intereses creados. Rescoldos PUNTOS DE VENTA DE A B C EN ARGENTINA BUENOS AIRES: Aeropuerto Internacional de Ezeiza; Corrientes y Maipú (edificio Entel) Florida y Cangallo; Florida y Corrientes (dos quioscos) Florida y Lavalte dos quioscos) Florida y Tucumán; Florida y Viamonte (dos quioscos) Florida y Córdoba; Florida y Paraguay (dos quioscos) Florida y Charcas (dos quioscos) Automóvil Club- Belgrano; Aeropuerto Nacional J. Newbery; Corrientes y Maipú (Modart) San Martín y Sarmiento; Ávda. de Mayo y Perú; Avda. de Mayo y Chacabuco; Avdá. de. Mayo y Tacuarí; Avda. de Mayo y Avda. 9 de Julio; Hotel Cástelar; Rivadavia y Callao; Congreso Nacional; Plaza de los Misereres; Plaza de Constitución.