Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Arriba a la izquierda, Montserrat Caballé junto al vocalista de Queen, Freddy Mercury. Junto a ellos la cantante Nona Hendrix. Sobre estas líneas, el grupo heavy Poison. A su derecha, dos miembros del grupo Spandau Ballet Constelación de estrellas en el Ibiza 92 N forma de vídeo y de éxito embrionario, antes de nacer ya había alcanzado la fama: Ibiza 92 La cinta se presentó en la isla después de varios meses de preparación y expectación. El resultado no defraudó. En la filmación se recogen las actuaciones de primerísimas estrellas de la canción, que colaboraron de forma totalmente desinteresada. Aunque no se note, cantan con play- back La canción que interpretan a dúo Montserrat Caballé y Freddy Mercury es fruto de tres JUEVES 10- 9- 87 E días de encuentros en la capital inglesa. El tema, dedicado a Barcelona con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos del 92, es obra del solista del británico grupo Queen. El vídeo, patrocinado por TVE, ios organizadores del V Centenario, de la Olimpiada 92 y la discoteca ibicenca KU, comienza con imágenes de la isla pitiusa, tomadas desde un helicóptero. El primero en subir al escenario es el grupo Duran Duran, acompañado de los acordes de su famosísimo Notorius Después el cantante Chris Rea interpreta dos de sus más conocidos temas: On the beach y Let s dance El problema del racismo hace acto de presencia con la interpretación que Nona Hendrix dedica al surafricano Nelson Mándela. Tras una fugaz aparición de Marillion con su Incommunicado y Sugar nice el españolísimo grupo El Ultimo de la Fila pone una modernísima nota flamenca acompañada por los cadenciosos movimientos de dos bailaoras ataviadas con traje de faralaes. Spandau Ballet, dueños del escenario, arrancan con la balada Barricades Hombres G ponen el acento alegre y fresco como contrapunto al grupo precedente. Tras ellos el grupo heavy Poison sirve de antesala al magnífico e insuperable final que deparan Montserrat Caballé y Freddy Mercury. Los aplausos surgen espontáneos de los espectadores y se tiene la sensación de que los cincuenta y nueve minutos del vídeo se han quedado definitivamente cortos. Cecilia GALBIS A B C 105-