Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mallorca se suma al homenaje Mercadillos hippies a Fray Junípero en EE UU se extienden por toda Ibiza Ibiza. Cecilia Galbis Los hippies llegaron a Ibiza en los años sesenta. Ahora el nombre de este movimiento se utiliza para designar algún mercadillo, como si fuera un señuelo para los turistas. El espíritu fenicio persiste de forma, inconfundible en esta isla y se manifiesta en las ventas que se realizan en tenderetes y puestos al aire libre. El mercadillo más famoso es el que tiene lugar los miércoles en Punta Arabí, cerca de Es Cana, y a unos kilómetros de Santa Eulalia. Los tour operator incluyen esta visita en sus circuitos. En el mes que se registra mayor afluencia, el de agosto, los coches forman largas caravanas que avanzan en procesión por el camino que lleva hasta los más de seiscientos puestos que componen un espectáculo abigarrado y multicolor. Se ofrece ropa, perfumes y cremas de belleza hechas artesanalmente, bolsos, todo tipo de bisutería, sombreros, camisas y enaguas antiguas, cinturones... La inevitable civilización se cuela en algún tenderete, que venden cosas que quizá se puedan encontrar en grandes almacenes, pero abundan las piezas únicas. Durante todo el día hay sitios en los que se pueden comer hamburguesas, perritos o tartas macrobióticas. Los jueves hay otro mercado, el de S Hort, en San Miguel. Los puestos no son muchos, pero se cuida que las cosas que se ofrecen estén hechas a mano o por lo menos traídas desde algún lugar exótico. Hay un bar que ofrece tés, bebidas naturales, bocadillos o tartas. También los viernes hay tenderetes en la parte última de la playa de En Bossa. Cinturones, bisutería, pareos, es la oferta más importante, pero está un tanto masificada. El sábado la cita es en Las Dalias, en la carretera de Santa Eulalia a San Carlos. Allí se encuentra la expresión más genuina de los tipos pintorescos de la isla. Su forma de vestir y de peinar, algo fané y descangallada que diría el tango, está a caballo entre lo exótico y las reminiscencias hippies Pulseras de la India, piezas antiguas, vestidos originales y zapatosa de cuero se mezclan ordenadamente La oferta es muy variada. Juanito, uno de los responsables del lugar, tras la barra del bar, sirve zumos de naranja, sangría y lo que se tercie a una velocidad asombrosa. También es interesante el recorrido por los puestos que se instalan todos los días, excepto los domingos y los miércoles, en la zona del puerto de Ibiza. Aquí realizan compras desde Su Majestad la Reina y las Infantas, cuando vienen a Ibiza, hasta la duquesa de Alba, que se conoce ya a muchos vendedores. Las mesas se instalan cuando el sol comienza a ponerse, y permaneoen hasta pasada la medianoche, alumbradas por lámparas de gas. Se encuentran piezas de oisutería que son auténticas obras de arte y también algunos adornos que es difícil ver eri otros lugares. Los artistas que viven todo el año en la isla son sus creadores. Palma de Mallorca. Santiago Castelo Para mañana está previsto que salga de Mallorca la delegación balear que asistirá al homenaje que el Papa tributará a Fray Junípero Serra en tierras de California. Durante diez días una representación de las islas llevará la bandera baleárica en una nueva misión, a caballo entre la economía y la espiritualidad. serie de vuelos entre Estados Unidos y las islas y fomentar al máximo el interés turístico de Baleares. Entre las personas que van en la delegación se hallan el presidente del Gobierno autónomo, Gabriel Cañellas; el del Consell Insular de Mallorca, Juan Verger; el consejero de Turismo, Cladera; el de Industria y Comercio, Gaspar Oliver; Gustavo Cátala, presidente de la Cámara de Comercio; el presidente de la Caja de Baleares Sa Nostra, José Zaforteza Calvet; el de la Confederación de Asociaciones de Empresarios, Francisco Alberti; el director general de la Presidencia, Fernando Lozano, así como representantes del Fomento del Turismo. Gabriel Cañellas Porque va a ser un viaje denso y con proyección de futuro. De un lado, Baleares quiere estar presente en el homenaje a Fray Junípero, natural del pueblo mallorquín de Petra, y de paso pedir al Papa que su beatificación se celebre aquí, en Mallorca, con motivo de la visita que Juan Pablo II realizará a España el próximo año. Por otro lado, será un viaje de marcado carácter económico en el que se establecerán importantes contactos con los sectores empresariales de la costa oeste americana. La Embajada estadounidense ha facilitado todo su apoyo para que estas reuniones puedan celebrarse y de ellas se esperan relaciones muy productivas. Baleares puede convertirse, en breve plazo, en una plataforma para todas aquellas empresas internacionales que quieran tener una proyección acusada en el Mercado Común. Las industrias de bisutería, calzado y sector turístico estarán presentes en las conversaciones: la bisutería menorquina, en pleno auge, quiere adentrarse en el mercado norteamericano, donde ya el calzado balear ha alcanzado tan buenas cotas. En cuanto al turismo, el consejero Jaime Cladera- a cuya fama de magnífico profesional hay que añadir sus benéficas gestiones en la pasada huelga de controladores- tiene como objetivos conseguir una La música en vivo, aliciente de Mojácar Mojácar. Martín Navarrete La música en vivo y a lo vivo, hasta avanzadas horas de la madrugada- a juzgar por las inevitables quejas de las personas que necesitan descansar- ha sido otra de las novedades del verano mojaquero. El caso es que Mojácar, en estos meses, se ha inundado de arpegios, y el viandante, en cualquier lugar, podría encontrarse con un alud de notas y melodías más o menos armoniosas. En el pueblo hay que destacar las interpretaciones armoniosas de Paco, en el Moresco, con su órgano que habla y de Steve Davis, en el piano- bar Ruin, mientras que en la playa Juan y Juanjo han dado su do de pecho y órgano en el local de Thomas. Lo cierto, sin embargo, es que han sido muchos también los espectáculos improvisados que se han montado en la ciudad turística. Hemos escuchado conciertos de rock en algunas plazas, serenatas a cargo de una tuna almeriense, y solos de violines, guitarras y hasta de gaita escocesa, con instrumentistas indígenas luciendo la típica falda El Día de Asturias, una gran romería Oviedo. Faustino F. Alvarez Si nos ponermos a pronunciar un discurso aquí, se ríen de nosotros hasta las vacas, porque las vacas asturianas son muy irónicas comentó el consejero de Cultura del Principado, Manuel Fernández de la Cera, durante la celebración del Día de Asturias. Concursos, competiciones, folclore y actuaciones teatrales y musicales se sucedieron durante la jornada del pasado martes en Corvera, lugar al que habían acudido miles de asturianos. No faltó, como parecía obligado dado el carácter regionalista de la romería, el culto a actividades tradicionales de Asturias: concurso de escanciadores de sidra, bolos, juego de la rana y tracción de cuerda. La atracción musical de la noche fue el cantante italiano Franco Battiato, uien cobró tres millones de pesetas de un presupuesto global para la jornada de doce. El menú regionalista- ración de cordero asado, pastel carbayón de postre y licor de manzana- tenía un precio de ochocientas pesetas por ración y pronto se agotó.