Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pog. 40- TRIBUNA ABIERTA -JUEVES 10- 9- 87 C UANDO aparecieron la primavera pasada algunos adelantos incompletos y fragmentarios de lo que hoy es el libro de Otero Novas, Nuestra democracia puede morir se suscitó una considerable expectación, que hoy se verá colmada. Porque este libro denso y sugerente contiene algunas claves inéditas de la transición, pero no se limita a la evocación y el análisis histórico; aborda también, con la misma lucidez, el análisis del actual dominio socialista y las posibilidades serias, hasta el momento empantanadas, para una alternativa digna de tal nombre, y no solamente fruto de buenos deseos. José Manuel Otero Novas, abogado en ejercicio, letrado del Estado, figuró en las filas de la oposición moderada durante los primeros tiempos de la transición, para formar parte primero del equipo Fraga en 1976 como director de política interior y luego del equipo Suárez como asesor primordial durante la fase de la reforma política, para ocupar después las carteras de la Presidencia y de Educación hasta que se desencadenó la gran crisis de la UCD en el otoño de 1980. Luego fue fundador y primer secretario general del PDP, cargo del que fue excluido por Osear Alzaga cuando Otero Novas defendía el mantenimiento pleno de los pactos de coalición. Expedientado por Alzaga, el tiempo, y el desastre posterior del PDP, han dado plenamente la razón a Otero Novas, que sigue procurando, desde una firme posición de autoridad moral, la conjunción del centro y la derecha moderada. La Prensa ha difundido poco antes del verano su presencia en algunas operaciones de coordinación. La primera parte de este libro causará seguramente una profunda sensación por lo que tiene de revelación y de autocrítica. Expone con detalle, y a veces con respaldo documental jamás revelado hasta hoy, la génesis del sistema constitucional español entre 1976 y 1978, que el autor vivió junto a los mismos centros de poder. Se aclaran, seguramente con carácter definitivo, las vacilaciones y las orientaciones del poder en aquella confusa época, los antagonismos y las contribuciones de Adolfo Suárez y Torcuato Fernández- Miranda, los complicados pactos de poder y oposición con la aceptación de la ESTUDIAR ES FACUJ. Si su hijo tiene problemas con los estudios le ofrecemos una solución vtí 3 que espera. L Lo ColegiO OSMAth- ologado, P rro. 19 M ro Novicia Tels. 521 36 55 y 522 79 9 político en activo que además sabe pensar con profundidad y exponer con fría y apaCorona como trasfondo, el establecimiento sionante claridad sus conclusiones. Mientras del esquema autonómico concebido dentro otros políticos menos serios sé entrampan en de una huida hacia adelante la escabrosa consideraciones generales sobre la famosa constitución de ¡os partidos políticos. Toda modernidad (que por cierto nadie se atreve a esta parte constituye una lúcida y formidable definir) o todavía peor, cifran su base cultural autocrítica del proceso constitucional, a ma- en gravísimas confusiones de citas clásicas, Otero Novas expone, como no nos de quien conoce todos sus recordamos haya hecho un solo entresijos por haberlo vivido en político español en toda la transitre bastidores, e incluso haber ción, la verdadera entraña del manejado, gracias a su sentido marxismo, sus entronques histópolítico y su competencia técniricos y sus aplicaciones políticas ca, los hilos de la trama. Como en el socialismo español de hoy, al desgaire, pero con tremendo donde se trata de disimular torrealismo, quedan prendidos en el pemente esa conexión que Otero relato algunos retratos políticos prueba, de forma irrefutable, dode primer orden, entre los que cumental y prácticamente. Pero destacan, por ejemplo, los de no es menos inmisericorde su Manuel Fraga Iribarne y Adolfo destrucción de la mitología del Suárez González. Se Incluyen centrismo, esa cantinela a que además numerosas anécdotas nos tiene acostumbrados más de que sorprenderán al lector, e iluun pequeño partido que en el minarán con viva luz rincones Ricardo de la Cierva fondo no hace sino el juego del hasta ahora muy oscuros de Historiador socialismo mediante la división nuestra reciente historia política. de las fuerzas moderadas. La La segunda parte es un gran sección sobre los requisitos para estudio titulado la guerra escolar, que el autor protagonizó desde su firme posi- una alternativa debería meditarse por todas ción en el Ministerio de Educación y Ciencia, las cabezas de ratón que siguen disputándodonde consiguió frente a la dura oposición de se ciegamente la dirección de una alternativa un sector de su propio partido, la UCD, el Es- que hoy por hoy no tiene más base que el tatuto de Centros que garantizaba la libertad voluntarismo y la improvisación. de enseñanza establecida en la Constitución, Creo que bastarán estas consideraciones y comprometida después por las restricciones para presentar al lector este libro, que constiarbitrarias y doctrinarias del socialismo en el tuye una floración súbita y excepcional en poder. La tercera parte, dotada quizá de la nuestro actual desierto de ideas y perspectimayor fuerza teórica de todo el conjunto, ex- vas políticas, tanto en la derecha como en la pone la grandeza y la insuficiencia de la izquierda, aunque ésta disimula su vacío con Constitución española dentro de un estudio el brillo del poder; y no menciono al llamado sobre los límites del poder en las mayorías. centro, porque desde él jamás ha aflorado En esta y otras partes del libro, late una críti- una sola idea política digna de tal nombre. ca muy original y sorprendente sobre las ha- Este libro realmente trascendental formula, bilidades de personajes no bien comprendi- para empezar, una autocrítica; y ofrece desdos hasta ahora, como Francisco Fernández pués un profundo análisis de situación para remansarse, al final, en una propuesta seria Ordóñez. La parte cuarta rompe con buena parte de de alternativa. Este libro puede servir como la mitología vigente al analizar de forma im- inicio de un gran debate en el seno de las placable el supuesto derechismo en la políti- fuerzas moderadas españolas, dispersas hoy ca económica del Partido Socialista en el po- y obsesionadas con el recurso superficial a der. Se trata seguramente de la parte más las relaciones públicas. Aquí puede estar valiente de todo el libro, que en el fondo fusti- sencillamente el camino. ga al conformismo de la derecha política y sobre todo económica empeñada en no ver las cosas realmente como son. Ofuscados por el aparente pragmatismo de los socialistas, que no es sino el aplazamiento táctico de un implacable doctrinarismo colectivista, muchos observadores de la derecha política y económica corren el riesgo de encontrarse algún día con sorpresas terribles y demoledoras. No podrán excusarse entonces con la ignorancia de unos designios socialistas que MONTEGO Otero Novas denuncia en este libro con excepcional y serena claridad. La quinta parte combina el rigor teórico y la clarividencia estratégica con el propósito de contribuir a que las fuerzas moderadas en No se olvide de visitarnos. AUSTINROVER España, tan vacilantes e inseguras hoy en e) Tendrá más ventajas. campo de las ideas básicas, configuren, al servicio del pueblo español, su propio destino. Otero Novas se presenta en el panorama Por Ricardo de la CIERVA DEMOCRACIA PUEDE MORIR político español como una rara avis: es un V MfJOR SI f S UN 13O VCTí Y Mf JOft NZURfiflNO, 95 2345872