Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 A B C LA MAYOR TRAGEDIA DEL CUERPO DE BOMBEROS JUEVES 10- 9- 87 El pasado año perdieron la vida en EE UU 113 bomberos Madrid. Servicio de Documentación La causa principal de muerte de los bomberos, al menos en los Estados Unidos, es, con mucho, el ataque al corazón, y más de la mitad de las muertes se producen en siniestros o actividades que no guardan relación con el fuego, según el último informe de la Asociación Nacional para la Prevención del Fuego de los Estados Unidos (NFPA) Según ese informe, difundido en España por el Centro Nacional de Prevención de Daños y Pérdidas (Cepreven) durante 1986 perdieron la vida en Estados Unidos 113 bomberos, cifra ligeramente inferior a la del año precedente. De estas muertes, 45 (algo menos del 40 por 100) ocurrieron combatiendo incendios, un 34 por 100 al responder a llamadas de socorro y dirigirse al lugar del siniestro, un 6 por 100 durante actividades de entrenamiento, un 5 por 100 en incidentes no relacionados con el fuego y un 14 por 100 por causas varias, aunque de- servicio. En cuanto a la naturaleza de las lesiones, de las 45 muertes ocurridas durante incendios, 26 se debieron a ataques al corazón, consecuencia de la tensión y esfuerzo desplegados durante las labores de extinción. Trece bomberos murieron por inhalación de humo, cuatro por aplastamiento y dos por traumatismos internos. El informe analiza, además, las causas externas desencadenantes de las muertes de bomberos durante el año. Más de la mitad de los casos se debieron a la tensión acumulada durante las labores de extinción, otras- 28 ocurrieron por choque, principalmente en accidentes de tráfico, al acudir a un siniestro; cinco se debieron al derrumbamiento de muros o estructuras de edificios, ocho quedaron atrapados y dos murieron por explosiones. Seis bomberos fallecieron durante el año a consecuencia de caídas (tres desde aparatos de emergencia, uno de una estructura, otro de una escala móvil y otro desde un árbol) El informe anual de la NFPA, cuya misión es esclarecer las muertes de bomberos en acto de servicio para contribuir a mejorar la seguridad de su trabajo, analiza también las edades de los bomberos que perdieron la vida en 1986. Estas oscilan entre 18 y 75 años, con una media de 44,2. EL DRAMA DE LOS ALMACENES ARIAS El dramático suceso de los almacenes Arias ha traído a mi memoria un recuerdo de los años en que yo estudiaba arquitectura. Era poco antes de la guerra que enfrentó sangrientamente a los españoles. Entonces, los estudiantes de arquitectura recibíamos unos cursos, relativamente breves y sumarios, sobre la defensa de los edificios contra el fuego. Es decir que recibíamos pequeños cursos para capacitarnos como posibles jefes del servicio de bomberos. Y, es más, nuestras enseñanzas se acompañaban de unos ejercicios prácticos que realizábamos con gran alegría, como jóvenes que éramos, y que consistían en deslizamos por mangas de salvamento, saltar sobre lonas tensas, montar escalas, colgarnos, con el consiguiente eslabón, de torres de gran altura, etcétera. El que el jefe de bomberos fuera un técnico de grado superior era esencial ya desde entonces, cuando los edificios eran mucho más fáciles de dominar que ahora, cuando las necesidades y los conocimientos técnicos también eran más asequibles. Era más fácil defender del fuego una casa tradicional, con un buen muro de fachada resistente por sí mismo, no un muro pantalla que es un artilugio metálico vulnerable a cualquier cambio de temperatura, y no digamos a los altísimos que produce un fuego. Era mucho más fácil defender un edificio tradicional, aunque tuviera forjados de madera, que en algunos casos son menos peligrosos que el hierro, que a altas temperaturas se deforma de una manera peligrosísima. Pues lo mismo pasa con la lucha contra el siniestro en un edificio. No se puede lanzar a unas brigadas de bomberos a una muerte segura, como ha ocurrido en el caso de los almacenes Arias. Es decir, esto es una responsabilidad que compete a las personas que tienen la obligación de combatir estos siniestros y que deben saber cómo están las estructuras, qué peligro suponen, cómo se comportan las estructuras metálicas, o las de hormigón, el grado de resistencia de cada una de ellas y múltiples cuestiones que no se pueden hacer sin tener primero una base técnica inicial y luego una constante especialización y una experiencia consolidada. Es decir, esto es lo que a mi modesto entender pienso que ha pasado en este lamentable suceso de los almacenes. Arias, que tan preciosas vidas ha costado a nuestro pueblo. SOFTWARE INFORMÁTICO a ídetextos, hoja de cálculo eimpresora láser: Dos días, por semana, durante cuatro meses. Pohénios. a su disposición yn ¿faertácl rque manejará desde el prirnét Prácticas gratuitas é ilirriitaí Y Grupos reducidos. vTÉ 35 hx íí S v Titulo de diploma Una amplia bolsa de trabajo cómo colabora- v dora de las empresas más importantes del país, fií- í: 1 S o m o s profesionales. Visítenos: V V SOFTWARE INFORMÁTICO Castellana, 166. Edificio Feygon II, escalera ter, cera, entreplanta. Plaza de Cuzco Teléfono 409 37 34 (cuatro lineas) H o r a r i o 10 a 14 y 16 a 20 ¿Quién ha dirigido estas operaciones, quién ha llevado la responsabilidad de lanzar a unos hombres, que no podían salvar vidas humanas, puesto que esto es lo único que justificaría una operación arriesgada, y que han entrado sin darse cuenta en una verdadera trampa mortal? Yo no se, lo desconozco y por eso no quiero hacer ningún tipo de acusación a nadie, cómo está hoy organizado desde un punto de vrsta técnico al servicio de bomberos, pero creo que en el momento presente, el director general de Servicios de Bomberos y consiguientemente de Protección Civil de Madrid, debía ser una persona de una formación técnica extraordinaria en materia de comportamiento de los edificios, y sobre todo de los edificios En fin, hoy día no sólo hay que preca- de hoy, complejísimos y peligrosísimos en ver por medio de ordenanzas muy estric- el sentido estructural. Es decir, yo no sé tas y muy rigurosas lo que debe ser el si estos cargos se proveen por escalafón- proyecto del edificio para poder evitar los dentro del funcionariado o por ascenso peligros personales en caso de siniestro. dentro del propio cuerpo de bomberos, Es decir, me refiero a salidas, a escaleras pero lo que sí me da la impresión es que de socorro, a señalización para poder ha faltado el superior conocimiento técnievacuar el edificio lo más rápidamente co y superior responsabilidad en los traposible, y a todo eso a lo que se refiere bajos de extinción y descombro de los alun interesante artículo aparecido en El macenes Arias. país escrito por mi compañero y catedrático de estructuras de la Escuela de Y no solamente haría falta un jefe suArquitectura, don Ricardo Aroca. perior de Bomberos y Protección Civil, sino que este hombre debía tener a su Pues bien, además de todas estas lado una serie de especialistas en materia prescripciones es necesario que las brigade arquitectura y de siniestros arquitectódas que actúen en un momento de grave nicos, que tuvieran una enorme preparasiniestra estén dirigidas por una persona ción, unos en el comportamiento de las sumamente competente, lo mismo que estructuras de hormigón, otros en el de cuando se lanza una división, una brigalos edificios predominantemente metálida, un regimiento, a una operación militar cos, otros en la manera de proceder o de a nadie se le ocurriría que fuera un sim- producirse los muros de pantalla, los edifiple soldado o un simple cabo el que pla- cios de cristal y tantas cosas que nos han neara la acción. traído las novedades arquitectónicas, que Hace falta que esté en manos de un son un avance técnico y estético, muchas veces muy interesante, pero que llevan militar de alta graduación que conozca todentro unos problemas que en estos cadas las circunstancias estratégicas y táctisos tan aciagos y dolorosos se presentan. cas que concurren en la acción bélica. Fernando CHUECA GOITIA