Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE Ménica Robín Hood de nuevo cuño por las costas de Málaga ISTA así, ataviada de arquero, como un Robin Hood de nuevo cuño, justiciera errante por Marbella, Mónica novísima Cupido, guarda su flecha para un amor postrero al que llegar con tino a las entrañas. Atrás quedaron historias que no vienen a cuento, romances que en un tris no fueron nada, birlibirloques del alma que el olvido engulló de una panzada. Ménica de Marbella a Puerto Banús, siempre siguiendo la estela de un sol que nunca acaba, se declara, abiertamente, amiga entrañable de Bertín Osborne y encantada de andar con Alfonso de Hohenlohe descubriendo quién sabe cuántas secretas calas por las costas de Málaga. V Mónica, reciente modelo que se encumbró a la fama, amazona de nadie en blancas playas, se entrega frenéticamente al descanso como mejor terapia para resarcirse, a duras penas, de un invierno que Mónica llevó sobre la espalda con entereza digna de un elogio capaz de hacer justicia a la sutil figura que ella guarda. Amiga de sus amigos, Mónica pone las íes bajo los puntos con la destreza propia de un arquero que a flechazos revienta las dianas. De Bertín, sólo me queda un buen recuerdo. Pero no estoy enamorada declara. Hábil confesión de quien al pretérito le hizo un nudo en la garganta y se adentró con tino en un mañana que aguarda a la vuelta de la esquina. Jaime GONZÁLEZ r MARTES 8- 9- 87 ABC 97