Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 A B C LA MAYOR TRAGEDIA DEL CUERPO DE BOMBEROS Hablan los familiares de las dos primeras víctimas MARTES 8 9 87 Siempre decía que la vida había que vivirla a tope La viuda de Amando Juárez recuerda a su marido Desde niño, mihyo quiso ser bombero para prestar ayuda Todo son llantos en la casa de Miguel Azuara Madrid. Madrid Todos ellos tienen ese espíritu- afirma Pilar Gómez Sanz, mujer ¡Señor Leguina, sáqueme a mi hijo... Este era el grito de Luisa de Amando Juárez, uno de los dos oficiales que quedaron sepulAlbarracín tras conocer que uno de los bomberos sepultados en tados entre los cascotes del edificio de los almacenes Arias de el trágico incendio de los Almacenes Arias era Miguel Azuara, su Madrid- Todos (os de la profesión son como una pina. Cuando hijo. ¡Si es verdad que está bien, que me diga mamá que me pensó que podían necesitarle, no le dio más vueltas y se fue. conteste! Pero Miguel, esta vez, ya no pudo responder. Pilar se encuentra visiblemerv Pilar parece haberse vaciado Todo son llantos en el número Su mujer, Almudena, está emte afectada. Acaba de regresar por dentro; atiende a las perso 42 de la calle Caramuel. Allí vi- barazada de cinco meses y mede Cangas de Onís de enterrar a ñas que se le acercan. Son amiven los padres de uno de los dio. Sus hijas, Iraida y Carla, de su marido. Su cara alargada, su gos y vecinos de la urbanización. bomberos fallecidos; allí, hasta siete y cuatro años, aún no han cuerpo menudo no puede dejar Le dan el pésame y ella abraza hace un año, vivía también él, comprendido que su padre ha de presentar el duro impacto que a todos, pregunta por los niños, junto a Almudena, su mujer, y muerto por salvar a un compañeha supuesto la muerte de su ma- por el trabajo. Se te acerca una sus dos hijas, Iraida y Carla. El ro, porque él- -sigue su marido. Era una persona excelente alumna. ¿Cuándo piensa volver portero del inmueble no puede dre- no murió en el primer de- d i c e- muy querido por todos. a dar clase? fe pregunta. Macontener las lágrimas: Yo he rrumbamiento. Había estado Teníamos una niña de cuatro ñana mismo estaré allí respondentro y tuvo que salirse porque perdido a un amigo. años, Belén, que todavía no sabe de. Después vuelve los ojos ante se había intoxicado con el humo. nada porque aún no he tenido el este redactor de ABC, y movien Mi hijo era un chico de entrePero cuando vio que el edificio coraje de decirle que su padre do con cansancio la cabeza, coga a los demás. Era consciente se caía y que dentro estaban ha muerto. de que arriesgaba su vida, pero menta: ¡Qué le voy a decir! Era sus compañeros, se quitó la siempre fue así. Yo no quería Amando era aparejador de una persona muy agradable, mascarilla de oxígeno y entró a que fuese bombero, se lo decía: profesión y trabajaba como ofimuy cordial, muy abierto. Todo rescatarlos. Yo había ido antes y Miguel Ángel, eres carne de cacial en el Cuerpo de Bomberos el mundo le quería muchísimo. me aseguraron que estaba bien, ñón, tienes más corazón que cedesde hace tres años. Estába- Era un juerguista. Luego, como que no corría peligro. Vi a Leguirebro pero él no me hacía mos casados desde hace ocho buscando una idea en el aire, na y le grité, ¡señor Leguina, sácaso. Y antes o después le tenía años- dice su viuda- siempre continúa: Decía que la vida haqueme a m ¡hijo, sáquemelo! y que pasar una cosa así. Suena tuvo el deseo de ser bombero. bía que vivirla a tope, que eran a sus compañeros les decía que el teléfono una y otra vez. María Le atraía el riesgo y era incapaz dos días. En el fondo es mejor me dejaran entrar, que si realLuisa, a ratos fuerte, se desmode estarse quieto. Cuando tuvo que haya muerto así, desempemente no estaba herido que le oportunidad se presentó, a las ñando su trabajo, que era su vorona al recibir esas llamadas que dijeran que me gritara mamá oposiciones y sacó el título de cación. le recuerdan la tragedia de su desde el patio anterior. Y alguien oficial con el número uño de su gritó desde dentro, y yo creí que promoción. Pilar se detiene, era él... mira hacia atrás, hacia la fachaMás tarde, por la radio, oye Cuando Amando se enteró del incendio se fue da de pizarra de su casa en la que se ha producido el derrumurbanización Los Delfines, en corriendo, aunque no estaba de servicio bamiento. Y corre hacia ta calle Majadahonda, y tomando coraje, de la Montera, pero entonces con una fuerza que le hace apre Mientras tomaba oxígeno, Miguel tiró la los compañeros de mi hijo me tar las mandíbulas, tal vez con rehuían, no me miraban a los furia, añade: Cuando se informascarilla y corrió a rescatar a un compañero ojos. Ya sabían que é! estaba mó que existía un incendio en la entre los sepultados. Los guarcalle Montera, llamó inmediatadias querían que me marchase Una vecina se acerca y le pre- hijo. ¿Qué voy a hacer sin él? mente, y aunque el compañero de alh pero, ¿cómo le pueden gunta cómo se encuentra. Pilar, ¿cómo voy a vivir sin él? que recogió su llamada le dijo pedir a una madre que se aleje Miguel Ángel Azuara había afable, intentando más consolar que no hacía falta que fuese, del lugar donde está sepultado a los demás que a sí misma, le cumplido 31 años el pasado 4 de que todo estaba controlado, él contesta: Ya ves. Tratando de septiembre, un día antes det te- -su hijo? prefirió ir. Estaba muy preocupaMaría Luisa se seca tas lágrirribie incendio que acabaría con no pensar. Intentando entretedo. Yo le dejé ir. Vete, porque si su vida, fue una cena de cummas, llora por dentro. No quiero nerme. Amando- dice dirino, vas a ponerte muy nervioso pleaños que se corjyirtió en una que mi marido me oiga, él está giéndose a este redactor- tuyo te dije. Al día siguiente me fui a paralítico y muy delicado. Tengo mala suerte, inexplicablemente. cena de despedida. ¡Y estaba trabajar. Yo doy ciases de esque ser fuerte por él y por mi No hay culpables. Esta profesión tar lleno de ganas de vivir! Lletructura en la Escuela de Aparetiene este tipo de riesgos y hay vaba cinco años en el Cuerpo. nuera, pero a veces es tan difíjadores y tenía un examen. Pen Desde pequeño quiso ser bomque asumirlos. Todos ellos soto sé que todo había terminado fecil... bero, era su vocación. Cuando tienen un interés y es que- el fuelizmente y esperaba encontrarlo Pero aun dentro de su dolor, go no se propague. Siguen hasta aún era un niño nos pidió como a mi vuelta. Después comencé a María Luisa no olvida las pala- regalo un coche de bomberos que no pueden más, hasta caerpreocuparme, porque Amando bras de agradecimiento hacia porque era su gran ilusión. Hizo se. siempre me llamaba cuando haaquellos que han ayudado en las Bachiller, estudió ingjés en Cabía algún problema. Cuando Pilar hace una mueca, como labores de rescate. Tengo que nadá y nosotros no queríamos supe que se había quedado atrade quien no tiene nada más que agradecer sinceramente a toda esta profesión para él, pero Mipado en el interior del edificio, añadir. Todo lo que podría decirla Corporación lo que han hecho me fui a la calle Montera y espese es pura redundancia. Luego, guel deseaba tanto ayudar a tos por nosotros. A Barranco, que ré en una cervecería. En cierto con una media sonrisa cargada demás... Sólo una vez tuvo un lloró junto a mí cuando sacaron momento se dio el aviso de que de tristeza, termina confesando: percance, también por su espíria mi hijo muerto, a Aivarez del habían sacado a uno y que esta Hablo con usted porque ABC tu de servicio: en un incendio, Manzano, a Rodríguez Sahagún, aún no habían terminado de poba muerto. Entonces, no me moví es el único periódico que se ha a todos. Y también al Cuerpo de ner la escala, pero él vio a un de mi sitio, porque internamente portado muy bien con todos noBomberos, que forman una pina hombre que se quemaba y no sabía que se trataba de mi mari- sotros, porque ha dicho la very lo que le pasa a uno le pasa a pudo esperar. do dad. Si no, no hablaría. todos.